Anuncios

A Beyoncé no le gustó que su hija Blue Ivy, de once años, se uniera a las bailarinas de su gira mundial

Si ver a Beyoncé en el escenario ya es una auténtica sensación, en esta gira mundial el show cuenta con un impresionante plus. La hija de la cantante, Blue Ivy, se ha unido al grupo de bailarinas de su madre demostrando que el talento se lleva en los genes y que la cantante tiene el relevo asegurado (al menos en cuanto a coreografías se refiere). Con solo once años la mayor de los hijos que tiene con Jay Z demuestra una impresionante soltura ante los miles de ojos que están clavados en ella. Se ha convertido en todo un fenómeno viral en diversas ciudades por las que ha pasado el tour de su madre generando no solo alabanzas sino, por desgracia y como siempre ocurre, también algunas críticas.

¡Qué cambio! Blue Ivy, la hija de 11 años de Beyoncé, se hace mayor

'Renaissance': todo lo que oculta el disco que Beyoncé compuso durante la pandemia

Blue Ivy se ha unido al grupo de bailarinas de su madre Beyonce
Blue Ivy se ha unido al grupo de bailarinas de su madre Beyonce

Ha sido la propia Beyoncé, de 42 años, que tiene tablas de sobra para enfrentarse a los desafíos que implica el mundo del espectáculo, quien ha desvelado cómo afronta su hija estos comentarios y qué pensó ella de las ganas que tenía Blue Ivy de salir a escena. Ha sido durante un documental grabado durante su Renaissance World Tour donde la diva se ha sincerado acerca de esta nueva etapa con su hija. Admite que no la hizo muy feliz que la Blue Ivy quisiera aparecer con ella. La idea era que apareciera solo en París, como una sorpresa puntual, aunque ni siquiera eso le gustaba a Beyonce que le dijo que el escenario no era lugar para una niña de once años. "Ella me comentó que estaba lista para actuar y yo le dije que no" señala la artista (lo recoge The New York Times).

La primera vez que la vio actuar se quedó sin aliento y desde entonces no ha hecho más que crecer, como se puede ver en algunos vídeos compartidos por el público que ha ido a los conciertos. "Tiene 11 años, tuvo una semana para prepararse y está mejorando cada vez más", dijo Tina Knowles-Lawson, de 69 años, la madre de Beyoncé. "Así que soy una abuela orgullosa". No obstante en un mundo globalizado estar expuesto supone un riesgo pues nunca se gusta a todos por igual. Jay Z reconoce que está muy orgulloso de lo que ha conseguido su pequeña y cómo se ha enfrentado a tanta atención.

Beyonce y Jay Z con su hija mayor Blue Ivy
Beyonce y Jay Z con su hija mayor Blue Ivy

"Nació en una vida que no pidió. Desde que nació, ha estado bajo escrutinio y ante la mirada del público y todos tienen una opinión, incluso sobre cómo mantiene su cabello", dijo. "Así que para ella estar en ese escenario y reclamar su poder (la canción se llama My Power) no puede ser un guion mejor". Su madre Beyoncé asegura que después de haber leído algunos comentarios negativos, su hija en lugar de rendirse sacó más fuerza pues se dedicó a trabajar y esforzarse más. Los resultados han sido inmejorables pues incluso los seguidores de la artista han notado la evolución.

El Renaissance Tour no es la primera ocasión en la que Blue Ivy se sube al escenario. Ya lo hizo durante la interpretación de la canción Be Alive en los Oscar 2022, también como bailarina y salió en el impresionante Atlantis Royal Resort de Dubái el pasado mes de enero donde cantó con su madre el single Brown Skin Girl. Blue Ivy tenía solo nueve años y este momento le hizo ganar el premio al mejor video musical de los Grammy 2021.