Anuncios

Tan Biónica tuvo su última noche mágica en River Plate: los invitados especiales y la emoción de Chano

Chano, exultante en el Monumental
Chano, exultante en el Monumental - Créditos: @Guido Adler

Los guiños, las canciones, la comunión de una banda con su público. Ocho años atrás, cuando parecía que en Tan Biónica estaba todo dado para ir por la conquista latinoamericana, Santiago “Chano” Moreno Charpentier decidió cortarse solo y el grupo que había formado con su hermano Gonzalo “Bambi” Moreno Charpentier, con Sebastián “Seby” Seoane y con Diego “Diega” Lichtenstein entró en un impasse que, con el correr del tiempo, se asemejó más a una separación definitiva. El cuarto show del regreso, que tuvo como escenario al estadio Monumental, pudo haber sido el definitivo de la mini gira a la que dieron en llamar La última noche mágica. Pero semanas atrás quedó en claro que los puntos suspensivos le sientan bien al grupo: sumaron un puñado de shows de verano y dejaron la puerta abierta de par en par para continuar agregando capítulos.

Tan Biónica en el estadio Monumental
Tan Biónica en el estadio Monumental

Chano podría escribir en unos días una canción que se titule “8 de diciembre” y que haga referencia a esta noche mágica, a las 70.000 personas que colmaron el Monumental, a las canciones entonadas con Nicki Nicole, Airbag, Abel Pintos y Miranda! Pero también a la suerte de resurrección personal y artística que experimentó tras el confuso hechoen el que terminó herido por un policía en medio de lo que habría sido un brote psicótico del artista. Entre ese julio de 2021 y este diciembre de 2023, el cantante y compositor barajó y dio de nuevo. Con la ayuda de su familia, lo sabemos, pero también con la de sus amigos de banda que le devolvieron la alegría que ni en sus mejores momentos de su etapa solista -bastante errática, por cierto- pareció poseer.

Tan Biónica con Miranda!
Tan Biónica con Miranda!

Contención es la palabra y vaya que la tuvo tanto en las dos noches iniciales en el estadio de Vélez como en las dos que le siguieron en el Estadio Diego A. Maradona de La Plata.

Primero, como siempre, la música de “Seven Nation Army” de The White Stripes que preanuncia la salida de los músicos. Luego sí la salida del cuarteto, el saludo brazos en alto para recibir el baño de ovación inicial y luego sí las canciones: “Hola mi vida”, “Beautiful”, “Música”. Chano se sienta al piano y ensaya las primeras palabras. “Buenos Aires, gracias. Creo que cualquier músico que haya nacido en la Argentina, al menos una vez en la vida sueña con tocar en River y esto es posible gracias a ustedes. Yo voy a estar toda mi vida agradecido a ustedes. Tarde o temprano la vida nos muestra el verdadero valor de las cosas. Y a fin de cuentas, lo único que resiste a los efectos del tiempo son los recuerdos y los momentos que nos llevamos. Algún día nosotros, los que estamos hoy acá, vamos a decir: ‘yo estuve en la última noche mágica’. Porque el destino es una adivinanza, Buenos Aires, de aquello que todavía no hicimos. No hay nada escrito para nosotros sino que somos lo que escribimos”.

Los hermanos Chano y Bambi Moreno Charpentier, una dupla que se entiende a la perfección
Los hermanos Chano y Bambi Moreno Charpentier, una dupla que se entiende a la perfección - Créditos: @Guido Adler

Tras sus palabras, él y los suyos arremetieron con otro clásico del repertorio biónico: “Loca”, a la que le siguieron “Víctimas”, “Tus horas mágicas”, “Pétalos”, “Lunita de Tucumán” y “El duelo”. Los primeros invitados de la noche subirían luego, paradójicamente los mismos que en la noche del jueves estuvieron en presencia de otro estadio colmado, el de Ferro. Los Miranda! Ale Sergi y Juliana Gattas, que cerraron su gran año en Caballito, cantarían “Ella” con Chano, Bambi, Seby y Diega.

Como ya señalamos en ocasión del primer show de la banda en Vélez, a finales de octubre, la puesta en escena impacta y está a la altura de lo que esperamos para un show de estadio, a gran escala. Pantallas triangulares que nos remiten a Pink Floyd, luces que reproducen la misma forma geométrica, una extensa pasarela que introduce a la banda en el corazón del campo (a la manera de la que le vimos a Coldplay el año pasado o a Taylor Swift un mes atrás) y un escenario secundario más allá, para ubicarse más cerca de la popular y del campo trasero.

“Sin ellos hoy no existiría ninguna banda de pop en la Argentina”, exclama Chano para llamar a los Miranda! al escenario y cantar con Ale Sergi y Juliana Gattas uno de los más grandes hits de Tan Biónica, “Ella”. Humo, una caminata incesante por la pasarela, el baile frenético de Juliana y los gritos del “piberío” coronarían uno de los pasajes más calientes de la noche.

Chano con Abel Pintos, otro de los músicos invitados en la gran noche de Tan Biónica en River
Chano con Abel Pintos, otro de los músicos invitados en la gran noche de Tan Biónica en River

“Vidas perfectas” traería algo de calma, pero con la banda en modo electrónico. Los cuatro en la pasarela, con Bambi y Diega en modo DJ y unas enormes pelotas sobre la cabeza del público. Un momento bien lúdico que también podríamos emparentar con las puestas de Coldplay.

”Pastillitas del olvido”, cantada por Bambi y “Las cosas que pasan” seguirían con el plan trazado. Pero antes de llamar a Abel Pintos para cantar “Obsesionario” con Chano, Bambi aprovecha el estar parado en el centro de la escena para agradecerles a todos, a los que estuvieron desde el principio y a los que esta noche vieron a Tan Biónica por primera vez. Luego, como en los shows anteriores, se calza el traje de maestro de ceremonia para invitar a Chano a que regrese a escena. “Gracias Bambi por las cosas lindas, sos el mejor hermano que pudo haber tenido alguien. Si pudiera volver a vivir trataría de ser una buena persona, ser un buen hermano, ser un buen novio, ser un buen hijo”. Las mismas palabras que pronunció en Vélez y en el Único de La Plata provocaron en él la misma emoción, los mismos llantos sinceros que denotan el gran deshago que significa para él volver a compartir “noches mágicas” con Tan Biónica. “Ya saben las cosas que me pasaron y tal vez estoy vivo por ustedes, que rezaron por mí”.

Chano y Nicki Nicole
Chano y Nicki Nicole
Los fuegos artificiales marcaron el final de la gran noche de Tan Biónica en River Plate
Los fuegos artificiales marcaron el final de la gran noche de Tan Biónica en River Plate

El segmento acústico, con sede en el escenario “B” (un cuadrado iluminado desde abajo, con los músicos sentados en unas banquetas altas), una vez más estaría compuesto por “Claramente”, “Poema de los cielos”, “La ensalada”, “Boquitas pintadas”, con una Nicki Nicole que de tan emocionada pide cantarla de nuevo (”Yo en realidad soy una fan más y para mí es una locura estar acá cantando con Tan Biónica”) y “Chica biónica”. El tramo final estaría reservado al último puñado de hits irresistibles: “Ciudad mágica”, “Mis noches de enero”, “Arruinarse” (con los Airbag) y “La melodía de Dios”. A la ovación final, esa de tracción a sangre, con las miles de voces gritando y las manos aplaudiendo, se le incorporaría el color y el estruendo de los fuegos artificiales que marcarían el inevitable final.