Biden condena el “cruel” ataque a Salman Rushdie mientras el sospechoso es acusado

·2  min de lectura
Salman Rushdie se está recuperando, dice su familia (PA Archive)

El presidente Joe Biden condenó el “cruel” ataque contra Salman Rushdie mientras el aclamado autor sigue hospitalizado.

En un comunicado emitido el sábado por la tarde, Biden escribió: “Jill y yo nos sentimos conmocionados y entristecidos al enterarnos del cruel ataque a Salman Rushdie ayer en Nueva York. Nosotros, junto con todos los estadounidenses y la gente de todo el mundo, estamos rezando por su salud y su recuperación. Doy las gracias a los primeros intervinientes y a los valientes que entraron en acción para socorrer a Rushdie y reducir al atacante”.

“Salman Rushdie -con su visión de la humanidad, con su inigualable sentido de la historia, con su negativa a ser intimidado o silenciado- defiende ideales esenciales y universales. La verdad. El coraje. Resiliencia. La capacidad de compartir ideas sin miedo. Estos son los pilares de cualquier sociedad libre y abierta. Y hoy reafirmamos nuestro compromiso con esos valores profundamente estadounidenses en solidaridad con Rushdie y con todos los que defienden la libertad de expresión”.

La Casa Blanca había respondido antes al ataque en un comunicado del consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, a última hora de la noche del viernes.

“Hoy, el país y el mundo fueron testigos de un reprobable ataque contra el escritor Salman Rushdie”, condenó Sullivan.

“Este acto de violencia es atroz. Todos los miembros de la Administración Biden-Harris rezamos por su pronta recuperación. Estamos agradecidos a los buenos ciudadanos y a los primeros intervinientes por haber ayudado a Rushdie con tanta prontitud después del ataque y a las autoridades por su rápida y eficaz labor, que sigue en curso”.

Salman fue apuñalado en el cuello y en el abdomen mientras estaba en el escenario de un evento literario en la Institución Chautauqua de Nueva York el viernes.

El agresor -identificado como Hadi Matar, de 24 años, de Nueva Jersey- fue acusado el sábado de intento de asesinato en segundo grado.

Un vídeo mostró a los asistentes al evento literario, atónitos, que se apresuraron a apartar al agresor de Salman antes de que fuera detenido por un policía del estado de Nueva York asignado a la seguridad del lugar.

Salman -quien ha vivido con una recompensa por su cabeza desde finales de la década de 1980, cuando el líder religioso iraní, el ayatolá Jomeini, emitió una fetua contra él- está conectado a un respirador artificial, explicó su agente Andrew Wylie a Reuters.

“Las noticias no son buenas”, dijo Wylie a última hora del viernes. “Es probable que Salman pierda un ojo; los nervios de su brazo quedaron cortados; y su hígado sufrió puñaladas y daños”.

No se ha determinado el motivo oficial de la agresión, pero podría estar relacionada con una larga polémica sobre la novela de Rushdie de 1988, The Satanic Verses, que ha provocado numerosas amenazas contra la vida del autor.