Bijouterie XXL, tendencia pura

V Salatino

Para esta primavera-verano 2011 se llevarán, más que nunca, las pulseras, aros y collares de gran tamaño que se destacan frente a cualquier otro accesorio.

A pesar de que es difícil sacarle el protagonismo a los vestidos, en la actualidad tienen contrincantes que acaparan la vista: joyas y bijouterie de gran tamaño. El lema de esta temporada es "Más es más"; el minimalismo dejó de ser tendencia en el mundo de las joyas.

A la hora de pensar en un outfit, además de la ropa, no nos podemos olvidar de los accesorios y son justamente los aros, pulseras y collares enormes los que tomaron un papel protagónico.

Collares

En las últimas colecciones, Chanel, Dolce&Gabbana y Chloé, entre otros, presentaron collares y gargantillas muy grandes que dominaban cualquier atuendo.

Moños, cintas, piedras, plumas, mostacillas, cuentas de plata y hasta brillantes pueden componer un collar, siempre y cuando tenga grandes dimensiones. Como es habitual, Sarah Jessica Parker marca tendencia y mostró un collar de estilo tribal con grandes cuentas pintadas a mano y piedras de jade blanco.

No hace falta que sea un evento de noche o formal para animarse a estas piezas de gran tamaño.

Anillos

Para este verano la tendencia marca que los anillos tienen que ser muy grandes, ocupando mucha superficie del dedo, pero además deben llevarse varios en cada mano.
Las piezas con vistosas incrustaciones de perlas, piedras, diamantes o vidrios de colores son las más codiciadas del momento. También están in los anillos dorados, plateados, de cobre, con bordes irregulares, formas de animales y texturas que sean muy evidentes a la vista.

Aretes

Están muy in los aretes vistosos y colgantes que enmarcan y le dan importancia a los rasgos faciales.

Los aros más informales presentan grandes plumas de colores, cadenas de oro, piedras como el jade y cuentas colgantes en tonos metálicos. Mientras que para ocasiones de gala lo más apropiado y cool son los aros "chandellier", con decenas de cristales colgando, como los que llevó Carey Mulligan a los Oscars.

Pulseras

Las pulseras deben ser grandes y llamativas, pero la clave es llevarlas de a muchas, combinando diferentes estilos y colores. Las piezas más usadas por las celebrities son las pulseras anchas con incrustaciones de tachas e irregulares al tacto. Dan un estilo rocker que está muy en boga.

También son tendencia las pulseras que simulan redes de metal con diamantes y las que están adornadas con dibujos en bajo relieve.