Anuncios

Bolivia presenta con un desfile folclórico la fiesta patrimonial del Gran Poder de 2024

La Paz, 2 dic (EFE).- Un desfile con danzas autóctonas y folclóricas de Bolivia marcó este sábado el inicio de las actividades para la celebración de la fiesta del Gran Poder en 2024, cuando se cumplirán cinco años de su reconocimiento como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y medio siglo de la asociación que la organiza.

El evento tuvo como escenario principal la plaza Murillo de La Paz, el centro del poder político boliviano donde se encuentran las sedes del Gobierno y el Legislativo, donde unas 25 fraternidades de folcloristas hicieron una demostración de las danzas más representativas que se presentan en la Fiesta de Jesús del Gran Poder.

La ministra de Culturas, Sabina Orellana, dijo a EFE que en esta jornada "hay tres motivos muy importantes para poder festejar", uno de ellos el lanzamiento en sí de la fiesta y el segundo, la conmemoración de que en diciembre de 2019 la Unesco reconoció la festividad como Patrimonio de la Humanidad.

El tercer motivo es que en 2024 será el 50 aniversario de creación la Asociación de Conjuntos Folclóricos del Gran Poder (Acfgp), que reúne a las principales fraternidades participantes en la fiesta y coordina anualmente con las autoridades la celebración del desfile.

Según Orellana, la importancia del Gran Poder es "mucha" porque refleja "la riqueza, la diversidad" que tiene el país y por el movimiento económico y cultural que genera la fiesta.

El Gran Poder nació a principios del siglo pasado con fiestas indígenas en barrios populosos de La Paz y se convirtió en un desfile folclórico y masivo alrededor de la década de 1940.

La también llamada "fiesta mayor de los Andes" consiste en un desfile de danzas folclóricas bolivianas dedicado a la imagen católica de Jesús del Gran Poder, y suele realizarse anualmente entre fines de mayo y principios de junio.

La reina del desfile es la Morenada, una danza que es la preferida por los aimaras porque les permite exhibir su poder económico en lujosas máscaras, trajes, vestidos y joyas.

Una de las figuras de esta danza es la emblemática chola paceña, la mujer aimara con la larga cabellera recogida en dos trenzas, que luce sus mejores galas en esta festividad, incluido su tradicional bombín de colores oscuros, además de pollera, blusa y manta con tonos encendidos y joyas valiosas.

Los hombres, llamados "morenos", lucen pesados trajes bordados con lentejuelas, perlas y cuentas, además de máscaras de metal coronadas con enormes plumas que se mueven de un lado a otro al ritmo del paso lento y acompasado de esta danza.

En el lanzamiento del Gran Poder se lució la Morenada junto a otras danzas bolivianas como el salay, la kullaguada, el tinku, los tobas, caporales o la Diablada, que escenifica la eterna lucha entre el bien y el mal, representados por el arcángel San Miguel y Lucifer, además de algunos bailes autóctonos.

La ministra Orellana destacó la labor del Comité de Salvaguarda de la Festividad del Gran Poder, que prepara un documento que dará las líneas para la "protección, difusión y promoción" de la fiesta, las vestimentas y las danzas folclóricas bolivianas ante lo que el país considera intentos de apropiación por parte de naciones vecinas.

"¿Quién no quiere bailar la morenada, o la diablada? Es un orgullo tener estas fraternidades y estas asociaciones, solamente nos falta normar cómo vamos a protegerlas", señaló.

A su juicio, no hay problema con que en otros países bailen las danzas bolivianas, pero es necesario que reconozcan que "esto es de Bolivia".

(c) Agencia EFE