Anuncios

Caleidoscopio: una serie en plan “elige tu propia aventura” que entretiene, pero que no llega a sacar del todo provecho de la propuesta

Caleidoscopio: una serie en plan “elige tu propia aventura” que entretiene, pero que no llega a sacar del todo provecho de la propuesta
Caleidoscopio: una serie en plan “elige tu propia aventura” que entretiene, pero que no llega a sacar del todo provecho de la propuesta - Créditos: @Fotografía Intervenida

Caleidoscopio (Kaleidoscope / Estados Unidos, 2023). Creador: Eric García. Elenco: Giancarlo Esposito, Rufus Sewell, Paz Vega, Jai Courtney, Tati Gabrielle, Rosaline Elbay, Peter Mak Kendall, Niousha Noor, Jordan Mendoza. Disponible en: Netflix . Nuestra opinión: buena.

La década de los 50 en Hollywood supuso la reinvención de varios géneros cinematográficos, en sintonía con el agotamiento del sistema de estudios y el crepúsculo del clasicismo a raíz de la irrupción de la televisión y el impacto de los nuevos cines europeos. Uno de los géneros que consiguió nueva vida fue el cine criminal, que había pasado por el relato de gángsters en los 30 y las historias de detectives privados en los 40, y ahora encontraba en las bandas criminales una nueva dinámica: el profesionalismo. La punta de lanza fue la exitosa Mientras la ciudad duerme (1950) de John Huston, inspirada en la novela de W. R. Burnett: el robo a una joyería resultaba el último golpe de un grupo de delincuentes que anhelaban la gloria, el retiro o la salvación. Apenas unos años después, un joven Stanley Kubrick ofrecía una vuelta de tuerca a la fórmula en Casta de malditos (1956), jugando con la lógica temporal, tiñendo las viejas ilusiones de triunfo de cierta ironía, y recogiendo el lirismo que los europeos habían cultivado con aquella versión del heist film que fue Rififí (paradójicamente dirigida por un estadunidense exiliado como Jules Dassin).

Esa vocación de expandir aquellos límites en busca de algo nuevo -que siempre puede salir de los viejos arcones- llega en formato seriado con Caleidoscopio, la miniserie de Netflix que busca vestir de cierta novedad a las historias de robos y pensar un rompecabezas en el que las piezas puedan llevar su propio orden . El robo de 70.000 millones de dólares en bonos guardados en una caja de seguridad inviolable en Manhattan es el objetivo de una banda algo improvisada de expresidiarios, especialistas en abrir cajas fuertes, freaks de la tecnología y abogadas exitosas que intentará salirse con la suya. La novedad es que sus ocho episodios –nombrados cada uno con un color distinto- pueden verse sin un orden preestablecido, jugando un poco a los viejos libros de Elige tu propia aventura, pero eso sí, siempre con el mismo final: el robo minuciosamente planificado.

Caleidoscopio
Caleidoscopio

Hay dos reglas imprescindibles en todo exponente del género. la primera consiste en la división de tareas al interior del grupo, unido por un vínculo que se supone profesional pero que siempre se enreda en romances, celos, pequeñas venganzas y alguna que otra cuenta pendiente. En este caso, el hacedor del plan es Leo Pap (Giancarlo Esposito), veterano ladrón de guante blanco que ha pasado un tiempo en prisión, y sus cómplices son: Stan (Peter Mark Kendall), ex compañero de celda; Judy (Rosaline Elbay), antigua novia de Stan y ahora pareja de Bob (Jai Courtney), especialista en abrir cajas fuertes; el freaky tecnológico y avezado chofer RJ Acosta (Jordan Mendoza); y Ava Mercer (Paz Vega haciendo de argentina), una vieja amiga y abogada penal nutrida de armas y contactos.

Caleidoscopio
Caleidoscopio

La segunda regla supone que todo puede salir mal y para dar cuerpo a esa amenaza son imprescindibles los enemigos, de un lado y del otro de la ley. Roger Salas (Rufus Sewell) es un viejo socio de Leo que ahora se dedica a sostener un negocio de alta seguridad y es el custodio de los bonos de la Santa Trinidad, el terceto de multimillonarios que será el blanco del atraco. Junto a él trabaja Hannah (Tati Gabrielle), la única hija de Leo, quien todavía guarda antiguos rencores filiales y cuya lealtad es siempre objeto de dudas. Mientras tanto, en la vereda de enfrente, Nazan Abassi (Niousha Noor), agente del FBI, sostiene su obsesión con Ava por un viejo asunto de drogas y custodias parentales y está dispuesta a violar la legalidad para echar mano a los criminales. La idea del cazador obsesivo –eslabón que tiene su historia en el cine y que ha encontrado en Atrápame si puedes de Spielberg su mejor construcción- añade un jugoso condimento a la estructura habitual de gestación del plan, distribución de roles y pasos preparatorios hasta el día del robo final.

Creada por Eric Garcia (guionista de Repo Men), la miniserie resulta entretenida pero no termina de sacar provecho de la fragmentación temporal y esa supuesta libertad del espectador a la hora de elegir qué episodio ver primero y cuál después no deja de ser una decisión cosmética . En ese sentido, Kubrick sí entendía la alteración de la cronología como una reflexión sobre el absurdo del destino y la imprevisión de la casualidad a la hora de entretejer un plan tan minucioso. Pese a estar inspirada en un hecho real ocurrido en Manhattan en 2012, el ida y vuelta en la línea de tiempo de Caleidoscopio sirve más para escamotear algunas pistas –depende del orden elegido se organizarán las mismas sorpresas- que para dar nuevos aires a un género que tiene décadas de tradición.