A Camilla Parker le pasa factura el protagonismo y vive con miedo a Harry

·3  min de lectura
WASHINGTON, DC - MARCH 19:  Camilla Parker Bowles, Duchess of Cornwall, attends the International Conservation Caucus Foundation Gala where her husband, Prince Charles, Prince of Wales, was presented with the ICCF Teddy Roosevelt Award for Exceptional Leadership in Conservation at the Andrew Mellon Auditorium on March 19, 2015 in Washington, DC.   (Photo by Paul Morigi/WireImage)
Camilla Parker teme la publicación del libro de su hijastro Harry (Photo by Paul Morigi/WireImage)

Camilla Parker Bowles debería estar viviendo una de las etapas más felices y esperadas de su vida. Ella lleva décadas al lado del príncipe Carlos pero, con la delicada situación pública que tenían en la familia, no fue hasta el año 1999 cuando aparecieron juntos pro primera vez saliendo de un hotel de Londres.

Por aquel entonces la reina Isabel II se negaba en redondo a que Camilla formara parte de eventos oficiales de la familia real británica pero, pico y pala, Parker Bowles se la ganó no solo a ella como suegra sino al pueblo inglés.

En 2003 Carlos y Camilla se mudaron a Clarence House, donde anteriormente vivía la Reina Madre. Dos años después, en 2005, anunciaron su compromiso y se casaron ese mismo año en el Castillo de Windsor y por lo civil.

Desde aquella lejana boda la duquesa de Cornualles no ha parado de trabajar en favor de la monarquía pero siempre en un segundo plano que no la ha dejado ser tan protagonista como Isabel, Carlos o los hijos del mismo, Harry y William.

Pero eso cambió a inicios de este año cuando, al fin, la monarca de avanzada edad y delicada salud expresó ante su pueblo el deseo de que Camilla se convierta en reina consorte cuando su hijo herede el trono de Reino Unido.

A sus 75 años, Camilla debería estar disfrutando de su privilegiada posición que tanto sudor le ha llevado ganarse, ya sea dentro de la familia real británica como con su pueblo, que primero la veía como ‘la amante de Carlos’ y la detestaban por lo mucho que significó para todos ellos Diana de Gales y su trágica muerte.

Pero las décadas han demostrado que lo de Carlos y Camilla era amor del bueno y, si todo sigue su curso natural, pronto reinarán juntos. Entonces, con este favorecedor panorama, ¿qué es lo que atormenta a la duquesa de Cornualles?

LONDON, ENGLAND - JUNE 15:  Prince Harry, and Camilla Duchess of Cornwall,  appear on the balcony of Buckingham Palace after the annual Trooping The Colour ceremony on June 15, 2013 in London, England.  (Photo by Julian Parker/UK Press via Getty Images)
Harry y su madrastra nunca han tenido una relación cercana (Photo by Julian Parker/UK Press via Getty Images)

La respuesta tiene nombre de hijastro: Harry. Por lo visto con el pelirrojo, muy ligado a su madre biológica, la relación nunca fue fluida sino más bien tensa. También cabe comprender que Harry era más joven y, por lo tanto, más inmaduro que ahora pero todo apunta a que, con el protagonismo de Camilla, llega también su peor pesadilla.

Harry prepara un libro autobiográfico que saldrá a la venta en diciembre y que, como ya apuntó la prensa británica: “sacudirá fuertemente el núcleo de la monarquía”, también se adelantó que gran parte de la polémica caerá sobre Camilla Parker Bowles y de ahí su preocupación excesiva.

Ahora que todo va como la seda y justo antes de reinar, viene Harry a ‘desenmascararla’. El ‘Sunday Mirror’ recoge que: “Las tensiones entre ambos se han suavizado a lo largo de los años, aunque ha sido para mostrar una unidad. Al principio, hubo muchos problemas entre ellos, pero las cosas fueron mejorando conforme Harry y su hermano, William, crecieron. Nunca han tenido una relación cercana y no la tienen”.

Es obvio que un libro que puede hablar de malos rollos de hace veinte años no debería afectar a Camilla en la actualidad pero, por otra parte, ya se sabe que si se publican cosas turbias sobre cualquier famoso, da igual que haga mucho tiempo porque la gente reacciona mal y su imagen cae en picado.

No sabemos si Harry conseguirá desbaratar todo el trabajo de Camilla Parker hasta llegar a donde está actualmente pero, de hacerlo, tendría bastante mala intención porque, como se suele decir, agua pasada no mueve molino aunque, con las celebridades, esto nunca sucede y el agua se convierte en ríos de tinta escritos en titulares.

Te puede interesar...