Anuncios

Carlos Felipe de Orleans y Naomi Valeska-Kern se casan: las consecuencias dinásticas que tendrá su boda

En medio de los preparativos de su boda, Carlos Felipe de Orleans ha conocido que su enlace con Naomi Valeska-Kern puede afectar directamente en sus títulos dinásticos. Así lo ha advertido el príncipe Jean de Orleans, que es el aspirante al trono de Francia a la vez que Luis Alfonso de Borbón, el hijo de Carmen Martínez-Bordiú, y Jean-Christophe Napoleon. El conde de París, título que ostenta desde que en 2019 falleció su padre, Henri de Orleans, ha enviado un comunicado en el que asegura que su primo perderá el título de alteza real y que a ojos de las normas de la iglesia por las que se rigen en la depuesta Casa Real gala, consideran que sigue casado con su primera esposa. Reproducimos a continuación el texto íntegro:

Carlos Felipe de Orleans
Carlos Felipe de Orleans

-Beatriz de Orleans nos habla de la próxima boda real de la familia: su nieto Louis-Nicolas Crépy se casa con la española Carolina Torio Ballester

-La boda religiosa de Jean de Orleáns y Filomena de Tornos y Steinhart

"La prensa se hizo eco del proyecto de divorcio y nuevo matrimonio civil de SAR el Príncipe Charles-Philippe d'Orléans, Duque de Anjou. Los matrimonios de los Príncipes de la Casa de Francia están sujetos a la doble condición de obtener la aprobación del Jefe de la Casa Real y de ser contraídos conforme a las normas del derecho canónico de la Iglesia Católica.

Si SAR el Príncipe Carlos Felipe de Orléans, duque de Anjou, se volvía a casar civilmente, sin cumplir ninguna de estas dos condiciones, perdería su predicado de Alteza Real. Sólo sería el príncipe Carlos Felipe de Orleans y, si lo desea, duque de Anjou. Su futura esposa, por su parte, sólo puede ser lo que le concede el derecho civil, a saber, Madame Charles-Philippe d'Orléans. Sus eventuales hijos no serán dinastas y por lo tanto no podrán reclamar ningún título, predicado o prerrogativa anexa a la Casa de Francia.

La ley dinástica de la Casa Real reconoce las reglas de la Iglesia de Roma, aunque se haya disuelto el primer matrimonio civil, sigue siendo válido el matrimonio religioso y la filiación que de él resulta. Así, su primera esposa y su hija conservan los títulos, predicados y prerrogativas que tienen hoy en la Casa de Francia. Para su esposa, SAR la Princesa Diana de Orleans, Duquesa de Anjou -también conserva el derecho de añadir a su escudo personal, los concedidos en 2004 al Duque de Anjou- y para su hija, SAR Isabel de Orleans".

Carlos Felipe de Orleans
Carlos Felipe de Orleans

-François de Orleans y Theresa von Einsiedel bautizan en Mallorca a su hija, la princesa Marie Amélie

El hijo de hijo de Beatriz de Orléans va a dar el "sí, quiero" a la exmodelo Naomi Valeska-Kern, muy conocida en Mónaco, donde precisamente oficializaron su noviazgo asistiendo el año pasado al Baile de la Rosa, con el príncipe Alberto y la princesa Carolina como anfitriones. La empresaria enviudó en 2017 al fallecer el diseñador alemán Otto Kern tras precipitarse del edificio en el que vivía en Montecarlo. Por su parte, el príncipe galo, que afirma ser duque de Anjou, estuvo casado entre 2008 y 2022 con la duquesa Diana de Cadaval. De este matrimonio nació su única hija, la princesa Isabelle de Orléans, que es ahijada del rey Felipe VI.

No es la primera vez que el divorcio supone un problema dinástico en la familia de Orleans. Henri, el padre del actual jefe de la Casa que falleció en 2019, perdió sus derechos como heredero en 1984 al separarse de su primera mujer, María Teresa de Wurtemberg, tras 27 años de matrimonio y cinco hijos en común. Ese mismo año se casó de nuevo con Micaela Cousiño Quiñones de León y en 1996 su padre le restituyó los derechos, tres años antes de fallecer.