Anuncios

Carlos Rivera revela que perdió las ganas de cantar tras la muerte de su padre

Carlos Rivera / Agencia México
Carlos Rivera / Agencia México

El cantante Carlos Rivera abrió su corazón para revelar algunos detalles hasta ahora desconocidos tras la muerte de su padre, don José Gonzalo Gilberto Rivera, quien perdió la vida en agosto de 2022.

“A pesar de que mi papá tenía Parkinson hace muchos años, lo tenía muy estable, y él todavía podía valerse por sí mismo, y le dio un infarto fulminante”, inició su relató el intérprete en la entrevista que le concedió a Pati Chapoy.

Carlos Rivera con padre / Cortesía
Carlos Rivera con padre / Cortesía

“Estaba en Tenerife, y fue la pesadilla más grande, me llamó mi hermana, en principio que se había caído y que no reaccionaba, y después ya me dijo ‘no, fue un infarto y ya no hay nada qué hacer’. Literalmente me quedé mudo, o sea no podía hablar, solo me acuerdo que estaba con Cynthia al lado y tuvo que tomar el teléfono porque yo no podía hablar y yo solamente le decía un avión”, contó.

Debido a que la partida de don José se produjo en fin de semana, para Carlos no fue tan fácil poder volver a México para despedir al hombre que le dio la vida, por lo que tuvo que suplicarles a sus familiares para que no hicieran nada sin su presencia.

“Yo lo único que les pedía a mis hermanos era que me esperaran, que no hicieran nada sin que yo llegara, porque no sabía cuándo iba a llegar. Al final decidimos que cremarlo era la mejor opción, y le hicimos una misa en el jardín de la casa. En la portada del disco tengo un colibrí, porque mientras estábamos en la misa el colibrí voló encima y fue como muy impresionante para todos los que estábamos allá”, mencionó.

Sin embargo, los momentos más difíciles para Rivera apenas comenzaban. “Después de la despedida vino la parte más dura, yo tenía un concierto, le pedí a mi equipo que por favor nadie me dijera nada, porque era demasiado duro para mí llegar a cantar y que yo sabía que en cuanto me empezaran a abrazar y a decir eso yo no iba a poder, iba a llorar”, detalló.

Posteriormente, Carlos no tenía ganas de volver a entonar alguna melodía. “A los dos días tenía el palenque de Zacatecas, y la última llamada que tuve con mi papá es que me llamaba para decirme que quería ir a ese palenque, porque ese si me acuerdo en el hotel de no querer ir, no querer salir, quien me levantó fue Cynthia [...] y no podía, porque yo nunca en mi vida había perdido las ganas de cantar nunca”, expresó.

Finalmente, el artista explicó que tuvo que recurrir a ayuda profesional para superar esta difícil situación.

“Yo pedí ayuda con una tanatóloga porque al final la vida no se detiene, me hace falta y me va a hacer falta toda la vida mi papá, me apoyan mucho mis hermanos, nos unimos muchísimo. Mi hermano, el que es un año mayor que yo, su hijo, mi sobrino, nació el mismo día que murió mi papá y era algo que nos costaba…, y lo sueño mucho, siento que me manda mensajes, sigue siendo quién me acompaña”, remató.