El caso del niño Abner se suma a otras acusaciones contra el Colegio Williams de la CDMX

Durante la mañana del lunes 7 de noviembre, Abner, un menor de seis años, perdió la vida mientras tomaba sus clases de natación en el Colegio Williams, campus San Jerónimo, en la Ciudad de México. Este instituto ya había estado bajo el lente público por una agresión sexual cometido contra una menor por el exprofesor Abran Delgado Juárez, quien después de cuatro años y cuatro meses de ser acusado fue sentenciado a más de nueve años de prisión.

Lorena Álvarez, tía de Abner, subió un video a Twitter en donde compartió el testimonio de Juan Álvarez, padre del infante, quien explicó que la única información proporcionada por la escuela fue que había tenido un “percance en la alberca” entre las 7:30 y 8:00 de la manaña. Pero no le detallaron la hora exacta del hecho funesto ni las circunstancias. Minutos después, el Colegio Williams hizo privadas sus redes sociales.

“Mi hijo llegó bien a la escuela, a las 7:30 como siempre, no quería ir a nadar. Entró, nos despedimos, y nos hablaron a las 9:30 de la escuela que mi hijo había tenido un percance en la alberca. No nos dieron más información, qué había sucedido; nosotros pedíamos explicaciones”, dijo entre sollozos.

Horas después, cuando el mensaje de la familia comenzó a viralizarse y medios de comunicación empezaron a difundir la noticia, el colegio emitió un breve comunicado en donde asegura su colaboración con las autoridades en todo momento y que las clases de natación estarán suspendidas hasta nuevo aviso.

“Con empatía y solidaridad nos unimos al dolor que embarga a sus familiares, compañeros y compañeras, docentes, así como a nuestra comunidad. Cabe mencionar que en todo momento hemos colaborado y continuaremos contribuyendo con las diversas autoridades (…) Seguimos a sus órdenes”, se lee en la misiva firmada por la dirección.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

ASFIXIA POR SUMERSIÓN

Este martes, Lorena Álvarez publicó un certificado de defunción de la Secretaría de Salud del gobierno capitalino —acompañado de la etiqueta #JusticiaParaAbner— en el que se confirma la causa de su muerte: asfixia por inmersión. Así, acusa al Colegio Williams de negligencia, por ocultar desde el primer minuto lo ocurrido con su sobrino.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En tanto, los padres del menor convocaron a una manifestación frente a las instituciones del plantel en Mixcoac —sede principal— con el objetivo de encarar al director, Juan Camilo Williams, quien más tarde dialogó con los medios y reconoció que no cuenta con unidad médica. Por esta razón, esperaron la llegada de los paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

“En el desarrollo de la clases de natación, desgraciadamente el menor se desvaneció, intentamos dar la atención inmediata. Los doctores nos comunicaron con los padres del menor, nos dieron instrucciones de hablar con su cardiólogo especialista, hicimos todo lo posible, intentamos cumplir todos los protocolos, se habló a diferentes ambulancias y la primera que llegó fue el ERUM”, afirmó.

No obstante, el abuelo del menor indicó que fue una niña quien dio voz de alerta sobre el hundimiento de Abner a una profesora, pues los instructores se ausentaron de la clase de natación. Esta versión es contraria a la informada por el director del instituto académico, a quien sus padres llamaron “asesino”.

“Muchos niños, incluyendo mi hija, presenciaron lo ocurrido. La escuela debe dar una explicación y debe encarar las consecuencias. En grupos de chats he visto versiones manipuladas de la verdad y eso no tiene nombre”, escribió en redes un usuario de nombre Edgar Rodríguez, que se identifica como padre de una alumna del colegio.

SHEINBAUM SE COMUNICA CON FAMILIA DE ABNER Y DENUNCIAN BOTS

Ante las inconsistencias, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, se comunicó con el padre de Abner y le hizo saber que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México iniciará una investigación para esclarecer la muerte del estudiante de seis años. Sin embargo, este caso se suma a otras acusaciones graves en contra de este centro educativo, como la agresión sexual ocurrida en 2017.

El hecho se hizo público luego de que padres de familia del exclusivo colegio privado denunciaron en redes sociales y ante la entonces Procuraduría General de Justicia lo cometido por el profesor de psicomotricidad del campus Mixcoac. Pero pasaron cuatro años para que el exdocente Abram Delgado fuera sentenciado e inscrito en el Registro Público de Personas Agresoras Sexuales de la Ciudad de México.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Con el fin de “limpiar” la imagen del colegio, en redes ha comenzado a circular el mismo mensaje, pero desde diferentes usuarios. En estos, presuntos bots aseguran que nunca se ha presenciado negligencia y abusos a los alumnos en dicho colegio. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Implicados en las muertes de Lidia y Ariadna son identificados; falta uno por detener

AMLO busca reducir requisitos para presidir el TFJA

‘No existe ninguna investigación internacional en mi contra’: Felipe Calderón