Anuncios

Cassandra Sánchez Navarro, la actriz que ha tenido que "picar piedra" sin que su apellido se la ponga fácil

Cassandra Sánchez Navarro crece como actriz sin utilizar el apellido para beneficio propio y tenerla fácil en su carrera. (PHOTOGRAPH BY Carlos Tischler / Eyepix Group/ Future Publishing (Photo credit should read Carlos Tischler / Eyepix Group/Future Publishing via Getty Images)
Cassandra Sánchez Navarro crece como actriz sin utilizar el apellido para beneficio propio y tenerla fácil en su carrera. (Photo credit should read Carlos Tischler / Eyepix Group/Future Publishing via Getty Images)

Ser descendiente de una familia artística con apellidos destacados en el espectáculo y la cultura de México no siempre garantiza que se abran las puertas para trabajar. Por el contrario, pesa en muchas ocasiones, porque el talento de la nueva generación se compara con el de sus antecesores. Para Cassandra Sánchez Navarro no ha sido fácil construir su camino.

Actualmente se exhibe en cartelera la película Todas menos tú (Luis Kuri, 2024). Allí figura la actriz en un rol protagónico. También destaca en el reparto estelar de la serie de El juego de las llaves, de Prime Video. Para llegar a este punto de su carrera debió “picar piedra” y ganarse sus papeles.

Para eso tuvo que ser extra y aceptar roles pequeños que sirvieron como lección para manejar la tolerancia a la frustración y comprender el valor de los castings, pruebas que ella hasta la fecha lleva a cabo para competir en el objetivo de quedarse en un proyecto.

“Hago casting para todos mis personajes. De hecho, para Cindy la regia hicieron casting con 200 chavas y me quedé”, comentó en charla con Ventaneando con relación al papel que le cambió el destino.

La película Cindy la regia llegó a su vida en 2020, ocho años después de iniciar su trayecto profesional en la actuación. Previo al boom que fue Cindy, Sánchez Navarro buscó oportunidades en cine desde 2012. La primera posibilidad que encontró y le dio cabida fue Gabe, el perro cupido, de Michel Feifer. Su aparición fue esporádica, al grado de que se le dio el crédito de “chica en bikini #3”.

Ser hija de la actriz Mónica Sánchez Navarro, sobrina del actor Rafael Sánchez Navarro y nieta de Manolo Fábregas, no le garantizó nada. Egresada del CEA de Televisa en 2011, también tocó a la puerta de las telenovelas para probarse. Fue en 2012 cuando obtuvo su primer chance de mostrarse en la pantalla chica con Corona de lágrimas, melodrama que la llevó a ganar el premio TVyNovelas como actriz revelación.

Pero ni apellidos ni premio le catapultaron a estelares. Continuó en Televisa como actriz de reparto en telenovelas como Quiero amarte (2013-2014) y La sombra del pasado (2014-2015). Sin embargo, la cosquilla de hacer cine seguía latente entre sus inquietudes artísticas, por lo que audicionó para la producción Vidas violentas (2015), una serie de cortometrajes sobre la violencia doméstica, la violencia de género y el acoso escolar.

Sus intenciones no pararon ahí en ese mismo año. Hizo casting para participar en la serie Sense8, de Netflix. Fue una de las actrices mexicanas que tuvieron presencia en dicho proyecto; Dolores Heredia, Cecilia Suárez, Irene Azuela y Eréndira Ibarra fueron otras más que vieron acción. De esta manera, Cassandra daba un paso a la nueva alternativa de actuar: contenidos de plataformas de streaming.

Entre 2015 y 2020 continuó en su búsqueda de opciones para laborar como actriz hasta que se topó con el guion de Cindy la regia y el rol de Cindy. La película codirigida entre Catalina Aguilar Mastretta y Santiago Limón se convirtió en un éxito de taquilla y todo un fenómeno sociocultural dentro de la filmografía nacional. Fue tal su relevancia que Netflix produjo la serie para lanzarla en diciembre de 2023.

“Me siento muy agradecida de ser parte de una historia de México, soy la quinta generación de actores en mi familia y me encanta voltear a ver todo lo que han logrado. Hay mucha historia detrás de mi apellido pero me siento muy afortunada porque justo mi carrera empieza a tener su propia forma. Y al revés, lo tomo como una gran responsabilidad. Llenar esos zapatos es un reto”, dijo Cassandra en Ventaneando.

Esa forma que refiere tuvo su momento cumbre con Cindy la regia. No obstante, ese trancazo de fama implicó más compromiso para ella consigo misma en analizar papeles y argumentos por los cuales habrá de audicionar. Asimismo, fue un detonante para que su apellido fuera contemplado con mayor escrutinio del público.

“Es una gran responsabilidad porque no quiero que me juzguen diciendo 'ah, es que ese personaje se lo dieron porque es hija de, o es la nieta de'. Obviamente hay una crítica, y ese sentimiento lo he tenido de hombres, mujeres, productores, en el sentido de 'uy, qué fácil le tocó'. Pero déjenme decirles que ningún productor, por mucho apellido que tenga, me va a dar el personaje si no fuera buena (en lo que hago)”.

De ser la chica en bikini #3 en Gabe, el perro cupido a ser la protagonista Sandra en Todas menos tú, Cassandra Sánchez Navarro debió transitar 12 años de tocar puertas para establecerse en el cine. Durante el proceso se encontró con Cindy, un personaje que además la orilló a descubrir y fortalecer su inclinación por la comedia, un género que requiere de mucha seriedad y ella respeta.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La pasarela de moda que destapó una triste realidad de México