Anuncios

Cepillar los dientes de tu gato: cómo y por qué debes hacerlo para que esté saludable

La higiene bucal básica es tan importante para los gatos como para los humanos. (Getty Creative)
La higiene bucal básica es tan importante para los gatos como para los humanos. (Getty Creative)

Sé que esto te puede sonar como una locura y quizá te parezca que es una misión imposible, pero debo decirte que es algo muy importante: cepillar los dientes de tu gato. La salud bucal de los mininos es tan importante que una limpieza deficiente podría llegar a poner en peligro su salud.

Aunque querramos mucho a nuestros gatitos y tengamos esta preocupación constante de hacer hasta lo imposible para mantenerlos sanos, a veces podemos pasar por alto un aspecto muy importante: la salud dental. Y es que mantener una buena higiene bucal es un pilar muy importante para procurar su bienestar.

De la misma manera en que los seres humanos debemos de mantener una higiene bucal básica, la higiene odontológica es también indispensable en los cuidados de nuestras mascotas. No se limita a una cuestión meramente estética, sino que hacerlo de manera regular ayudará a mantener los dientes y encías de tu felino saludables. Además, esto también ayudará a reducir la halitosis, o sea, mal aliento.

¿Qué puede suceder si no limpias los dientes de tu gato de manera regular?

Al igual que nosotros, a los gatos se les forma placa bacteriana y sarro alrededor de sus dientes, lo que a su vez puede generar inflamación de encías. Conforme se van acumulando las capas de sarro y placa van a empezar a aparecer paulatinamente ciertos efectos de la falta de cepillado.

Los problemas orales en los gatos tienen una incidencia muy alta: se estima que cerca del 80% de los gatos mayores de 3 años presentan indicios de periodontitis o gingivitis. Se trata de una enfermedad inflamatoria que surge a partir de una acumulación de bacterias que naturalmente se encuentran en la boca. Estas bacterias, unidas a restos de comida y saliva, van conformando una placa bacteriana que, en primera instancia, detona inflamación en las encías.

Una periodontitis no identificada a tiempo puede causarles muchos problemas a tu gato. (Getty Images)
Una periodontitis no identificada a tiempo puede causarles muchos problemas a tu gato. (Getty Images)

En muchas ocasiones, estas mismas bacterias que se encuentran en la boca son las responsables de generar otras afecciones más graves en el corazón, pulmones y riñones de los mininos.

Una periodontitis no identificada a tiempo puede provocar, en primera instancia, la pérdida de dientes. Eventualmente esto puede ocasionar infecciones en estructuras cercanas a la boca, como en la nariz y ojos (que muchas veces se puede confundir con gripe u otra enfermedad). A largo plazo, esto puede afectar otros órganos como el riñón y el corazón, llegando incluso a producir una septicemia (producida por la introducción de patógenos y bacterias en la sangre) que, en definitiva, puede llegar a ser letal.

En este sentido, la salud dental de los gatos tiene muchísima importancia. Afortunadamente, mantener la salud dental de tu minino puede ser tan sencillo como llevarlo a revisiones dentales de manera regular y cepillar sus dientes en casa.

¿Cómo debo lavar los dientes de mi gato?

Sé que puede sonar como una misión prácticamente imposible y debo decirte que sí, se trata de una tarea un tanto difícil, pero que se puede lograr de forma prolija con un poco de paciencia y con mucho, mucho cariño.

Eso sí, lo mejor es que acostumbres a tu gato a cepillarse los dientes desde que es cachorro, ya que mientras más adulto sea, más difícil va a resultar la tarea. Sin embargo, vuelvo a decirlo, no es imposible.

Existen algunos cepillos de dientes que tienen forma de dedal y que se ajustan al dedo y facilitan la tarea. (Getty Images)
Existen algunos cepillos de dientes que tienen forma de dedal y que se ajustan al dedo y facilitan la tarea. (Getty Images)

Para lavar los dientes de tu gato de forma adecuada debes de establecer una rutina diaria: darte un momento en el que sepas que tendrás suficiente tiempo para dedicarle a tu gato y mantener los horarios. Establecer un hábito constante no sólo te ayudará a organizar tus tiempos, sino que también hará que eventualmente tu gatito se acostumbre y con el tiempo esta tarea será mucho más sencilla. Deberás de repetirlo al menos 3 veces a la semana.

Para lograrlo, debes de conseguir primero los instrumentos adecuados:

  • Cepillo de dientes para gatos. Son tal y como los nuestros, pero más pequeños. Debes de tener uno por cada gato que viva en tu casa. Existen algunos cepillos de dientes que tienen forma de dedal y que se ajusta al dedo, con el que te facilitarás la tarea.

  • Pasta de dientes especial para gatos o veterinaria. Por favor, no vayas a utilizar tu pasta de dientes para cepillarle los dientes a tus gatitos. Además de que odiarán el sabor, ingerirla puede provocarle una gastroenteritis. Mejor consigue una pasta de dientes para gatitos que tiene sabor de pollo, ternera, pescado o catnip, lo que hará que tu felino disfrute el proceso de cepillado.

No lo olvides: este proceso requiere de mucha paciencia

Debes de tener en cuenta que seguramente no vas a lograr lavar los dientes de tu gato al primer intento. Lo más seguro es que la primera vez se asuste y se muestre reacio frente al cepillo y la pasta. Sin duda puede ser un proceso un tanto intrusivo para nuestros amigos peludos, así que tendremos que irnos ganando su confianza poco a poco.

Nunca debes darle tu pasta de dientes a tu gato porque puedes causarle problemas intestinales. (Getty Creative)
Nunca debes darle tu pasta de dientes a tu gato porque puedes causarle problemas intestinales. (Getty Creative)
  • Úntate un poco de pasta de dientes en el dedo y acerca la mano para que la pruebe. En un escenario perfecto, tu gatito va a encontrarla atractiva y se relamerá los bigotes con ella. Si no llama su atención, puedes embarrar un poco de pasta en su nariz. La próxima vez que se la presentes, se irá directamente a tu dedo.

  • Una vez que se haya acostumbrado al sabor de la pasta, tendrás que hacer la parte difícil: tratar de introducir el cepillo en su boca. Siempre puedes pedir ayuda para sujetar su cabeza, pero la idea es que no asocie el cepillado con una experiencia traumática. Si de plano no se deja, puedes intentarlo mientras tu gato está dormido (tendrás muchas oportunidades a lo largo del día).

  • Si sientes que no avanzas o que todo lo que intentas no funciona, puedes limitarte a darle únicamente la pasta de dientes felina. Puedes untarla en premios o sobre sus propias croquetas.

También existen enjuagues bucales para gatos con antiséptico que ayudan a mantener las bacterias a raya; puedes diluirlo en su agua, directo en su platito o en su fuente de agua.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Este gato usa anteojos para ayudar a los niños a sentirse cómodos con sus lentes