Charlene de Mónaco no está tan recuperada como nos parecía

Charlene de Mónaco no está al 100%

La princesa Charlene de Mónaco pasó un año entero en su Sudáfrica natal y cuando volvió todo eran rumores sobre su salud mental y su matrimonio, pero ahora la cosa ha cambiado.

Princess Charlene of Monaco arrives on the red carpet before the 2022 World Rugby Awards ceremony in Monaco on November 20, 2022. (Photo by CLEMENT MAHOUDEAU / AFP) (Photo by CLEMENT MAHOUDEAU/AFP via Getty Images)
Alberto II asegura que Charlene todavía no está al 100% recuperada (Photo by CLEMENT MAHOUDEAU/AFP via Getty Images)

Parecía que todo iba bien pero Alberto II dispara las alarmas

Cuando regresó tras una enfermedad que casi le cuesta la vida, Charlene de Mónaco fue internada en una elitista clínica de rehabilitación que se supone que está en Suiza. Con el paso del tiempo le dieron el alta y, desde entonces, la princesa parecía otra. Siempre sonriente, feliz y cómplice con su marido y totalmente recuperada pero ahora el monarca asegura que todavía no lo está.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

No me pierdo ni un detalle, ¿cuál es el estado real de Charlene?

Como te cuento, Charlene pasó un tiempo ingresada en una clínica de rehabilitación para salud mental y al salir parecía una mujer totalmente renovada. Igual que en una película de ciencia ficción cuando le hacen una lobotomía a un personaje, ni rastro quedaba en ella de su ya habitual melancolía.

Charlene había sido apodada ‘la princesa triste’ por su rostro siempre apenado, serio y ausente. Son muchos los rumores sobre crisis matrimonial con el jefe del principado, su marido Alberto II que empezaron el mismo día de su boda.

Ella se convirtió en una supuesta novia a la fuga que habría sido interceptada en el aeropuerto y, desde entonces, siempre se ha comentado que quizá la exdeportista no era feliz al lado de su esposo y más aún con la cantidad de hijos secretos que le habían salido fruto de otras relaciones no oficiales.

Pero todo esto ya era historia y, en los últimos meses, Charlene tenía una mirada jovial y una sonrisa casi congelada, dibujada en su rostro, que daba cierta inquietud. Su expresión había cambiado por completo y las risas y gestos cariñosos en público con su marido eran más habituales que nunca.

La princesa había retomado también su agenda institucional como representante del principado pero ahora Alberto explica que no es oro todo lo que reluce y que el proceso de curación y sanación de Charlene no está ni mucho menos completado.

El príncipe Alberto de Mónaco asegura que todavía hay camino por delante que recorrer hasta poder decir que está curada totalmente y asegura que “Hay que dejarle su tiempo” para que vuelva a ser ella misma y esté 100% recuperada.

Según recoge ‘La Razón’, Alberto explica que: “Estoy muy feliz de que su salud haya ido mejorando y que pueda estar presente en muchos más eventos, pero sigue cansada en algunos momentos” y es que la presión de la corona pesa además de que su cuerpo ha pasado por mucho estrés en el último año con la infección y las intervenciones quirúrgicas.

Es por esto que Charlene de Mónaco todavía no está lista para cumplir con su apretada agenda oficial al completo y Alberto II pide comprensión para ella: “Hay que dejarle todavía tiempo para que se recomponga y para asumir otros compromisos, pero lo hará”, asegura esperanzado. Así que, aunque la imagen que proyecta es de recuperación, todavía le quedan pasos que dar a Charlene para su completa sanación.

Te puede interesar...