Clickbait: las razones del éxito del atrapante thriller de Netflix

·4  min de lectura
Adrian Grenier en Clickbait
Netflix

La premisa de Clickbait, la miniserie creada por Tony Ayres & Christian White que desembarcó en Netflix el 25 de agosto, explica hasta un cierto punto el furor que causó su estreno en la plataforma de streaming, donde permanece inamovible entre las 10 producciones más vistas por los argentinos. Adrian Grenier interpreta a Nick Brewer, un hombre de vida apacible que desaparece súbitamente para luego reaparecer en las redes de un modo escalofriante: sosteniendo un cartel mediante el cual asegura que abusa de mujeres. Y ese es solo el comienzo.

Netflix: los estrenos de series en septiembre de 2021

El segundo cartel propulsa un relato intenso de ocho episodios contundentes: “A las cinco millones de vistas, moriré”. Ese es tan solo el puntapié de un thriller adictivo en el que priman los giros de timón, actuaciones muy poderosas de sus actrices, y algunos ribetes delirantes que contribuyen a que la miniserie no se tome demasiado en serio a sí misma, quizá uno de sus grandes aciertos.

*La trama contrarreloj

La ficción propone una narrativa que ya se ha convertido en un cliché, el famoso relato á la Rashomon, con una historia que se va desarrollando bajo diferentes puntos de vista. Por lo tanto, ese video perturbador de Nick es visto por su hermana, sus hijos, su esposa, el detective encargado de la investigación, y algunos personajes que parecen no tener mayor incidencia en el whodunit, otro caballito de batalla de Clickbait, cristalizado en una pregunta: ¿Quién secuestró a Nick? Ese interrogante es sucedido por uno más relevante. ¿Qué hay de cierto en lo que asevera en esos carteles? ¿Debemos tomarlos como una confesión o como un acto de coerción? La trama contrarreloj en la que se busca el paradero de Brewer es uno de los fuertes de una serie que aprovecha esa desesperada necesidad de su familia por encontrarlo para aludir al peligro de las redes sociales. En este aspecto, hay un coqueteo con el humor negro, dado que todo el círculo íntimo de Nick no puede dejar de consumir esa filmación, logrando así que el video sume cada vez más visitas, con todo lo que ello implica. Las comparaciones con Black Mirror pueden resultar odiosas porque las propuestas son bien diferentes -Clickbait tiene más puntos en contacto con la liviandad de You que con lo espeso de la aclamada producción de Charlie Brooker-, pero sí hallamos similitudes cuando la miniserie expone la doble cara del avance de la tecnología.

*Zoe Kazan y un personaje a su altura

Zoe Kazan en Clickbait
Netflix


Zoe Kazan en Clickbait (Netflix/)

La actriz y guionista, quien coescribió junto a su esposo Paul Dano la extraordinaria película Wildlife (también disponible en Netflix), y quien brilló como comediante en Ruby Sparks, la chica de mis sueños, y en Un amor inseparable, aquí recibe el mejor personaje de la miniserie. Zoe Kazan interpreta a Pia, hermana de Nick, la primera en ver el video y quien más lucha por encontrar a su hermano con vida. La actriz le da profundidad a un rol cargado de lugares comunes, dado que Pia es la oveja negra de la familia, la incomprendida que siempre vive el momento, tiene relaciones ocasionales y carece de filtro en las reuniones familiares. Es precisamente en el festejo de cumpleaños de su madre donde confronta a su hermano horas antes de su desaparición, lo cual la llena de culpa y angustia, pero también la motiva a mantener la investigación activa. En esa situación vemos a Pia cuando entra en escena el detective encargado del caso, Roshan (Phoenix Raei), una figura de su pasado más reciente con quien entablará una de las relaciones más atractivas de la ficción. Los showrunners de la serie saben que tienen en Kazan a una de sus intérpretes más valiosas y le dan el espacio suficiente para lucirse en una trama con pluralidad de historias y perspectivas.

*Las constantes vueltas de tuerca

Betty Gabriel y Adrian Grenier en la miniserie que es furor en Netflix
Netflix


Betty Gabriel y Adrian Grenier en la miniserie que es furor en Netflix (Netflix/)

Con excepción de un par de episodios que no propulsan la trama y que solo parecen haberse escrito para estirar el suspenso de la premisa, Clickbait logra mantener la atención sin miedo a la inclusión de vueltas de tuerca que ponen a prueba la paciencia del espectador. Como siempre, los red herrings que son parte de todo thriller (esas falsas pistas que se van apilando hasta la resolución definitiva) en este caso se aprovechan para poder profundizar en el entorno de Nick. En consecuencia, descubrimos secretos que guarda la esposa del protagonista, Sophie (la gran Betty Gabriel, uno de los pilares de ¡Huye! de Jordan Peele), la falsedad de uno de sus mejores amigos, y también las antagónicas personalidades de sus hijos.

Netflix: 10 películas que no te podés perder en lo que resta del año

En cierta forma, Clickbait se ocupa más de ir armando ese rompecabezas que es Nick Brewer -un hombre que se nos presenta tabula rasa y que luego va adquiriendo mayor complejidad- que de encontrar al responsable de su secuestro. Sin embargo, como estamos una caja de sorpresas, al acercarse el final de un relato cuya segunda temporada se está barajando, la serie se entrega al absurdo sin miramientos y brinda respuestas que podrán no cerrar pero que, sin dudas, son fieles a esa crítica despiadada sobre cómo actualmente es muy difícil mantenerse en el anonimato cuando redes sociales y aplicaciones varias atentan contra ello.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.