Cómo puedes ayudar a reducir los 10 kilos de basura electrónica que produce cada mexicano al año

Según estadísticas oficiales, cada mexicano produciría unos 10 kg -22 libras- de basura electrónica anualmente. Sin embargo, hay formas de reducir ese número. Te damos algunas ideas.

México es el tercer país con más basura electrónica en el continente americano. Foto: Johner Royalty-Free/Getty Images

La basura electrónica, un problema

El nivel de consumo de aparatos electrónicos va en aumento: laptops y celulares que cambian con cada año que pasa o estación, electrodomésticos novedosos o casi nuevos pero que se rompieron y “es más caro arreglarlos que comprar otro”, baterías y más baterías de controles remotos y juguetes, televisores, y cargadores para que todo funcione. Y la lista sigue. Si bien los electrónicos hicieron nuestra vida más fácil, lentamente nos la están empezando a complicar.

El problema es que contienen metales pesados y sustancias tóxicas para los seres vivos como mercurio, cadmio, cobre, aluminio, níquel, zinc19, entre muchos otros, que se desprenderían de los artefactos cuando se dejan en los basureros indiscriminadamente y mezclados con el resto de la basura. Estas sustancias terminan contaminando los suelos en los que cultivamos, el aire que respiramos y el agua que bebemos. Por eso, nunca deberían mezclarse con los residuos domésticos normales.

Algunos números para dimensionar el problema

  • En el mundo, se generarían nada menos que 40 millones de toneladas de basura electrónica de forma anual, señala la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México (SEDEMA).
  • De esa cantidad, México generaría unas 360,000 toneladas cada año, según el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales de México (SEMARNAT).
  • El 90% de los residuos electrónicos de México no es reciclado de manera adecuada, lo que representa un riesgo a la salud y al ambiente debido a que contienen los metales pesados y las sustancias tóxicas antes mencionadas.
  • El INECC estima que del total de residuos electrónicos generados en México, se recicla solo el 10% de manera formal. El resto, termina en bodegas de reciclaje o recogido por recicladores informales cuyos procedimientos no están regulados.
No deberías desechar tus residuos electrónicos con la basura normal. Foto: Cultura/Sian Kennedy/Getty Images

 Pero no es tarde para cambiar

Antes de deprimirte por las noticias poco alentadoras, y sobre todo, antes de desechar tus e-residuos, pregúntate: ¿Podría darle una vida útil más larga a mis teléfonos, televisores y electrodomésticos en general? ¿Hay alguna forma de que esos electrónicos sean donados para usarse nuevamente ¿Realmente necesito comprar una nueva versión o con la que tengo puedo estar bien un tiempo más?

Además:

  • Extiende la vida útil de esos aparatos. Para que duren, no cargues de más la batería y mantenlos limpios, aconseja el sitio de la Universidad de Harvard.
  • Llévalos a reciclar. En Ciudad de México existe una iniciativa llamada Reciclatrón, que se realiza una vez por mes –en febrero de 2019 será el 22 y 23-, y allí podrías llevar aquello que ya no uses. ¿Qué hacen ellos con los residuos? Fabrican carcasas de nuevos aparatos, válvulas de cobre, conductores eléctricos, cancelería de aluminio, perfiles, mallas de acero, clavos, entre otros productos, indica el sitio web de la iniciativa, en donde puedes consultar qué residuos llevar y cómo.
  • Haz trueque. Existe un Mercado de Trueque también en la Ciudad de México, al que puedes llevar tus residuos inorgánicos (incuidos los electrónicos) e intercambiarlos por puntos verdes. Con ese puntaje, puedes obtener alimentos frescos cultivados localmente. Se realiza el segundo domingo de cada mes de 8 a 14 horas en distintos puntos de la ciudad. Puedes checar este calendario para saber en dónde será el próximo.