Conoce la flor de izote y cómo cocinar con ella

·3  min de lectura

La primavera y un árbol de la familia de la yuca son responsables de producir un ingrediente por demás especial en la cocina centroamericana. Se trata de la flor de izote que, con sus blancos colores y su tenue sabor, ameniza toda suerte de tacos, tamales y guisados.

En el abundante mundo de las flores comestibles, esta es una de las más comunes aunque es importante consumirla cuando está tierna porque al madurar se vuelve amarga.

Se prepara en casi toda la República Mexicana además de Guatemala y Belice. Además, es el símbolo patrio de la República del Salvador así que además de tener usos culinarios tiene una gran relevancia cultural.

Un ingrediente, miles de recetas

De acuerdo con el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana, sus usos y preparaciones dependen completamente del territorio; sin embargo, hay algo en común: es comida de cuaresma pues la planta de yuca florea justamente en esta temporada.

Si bien en el centro y la Huasteca se suelen capear para servirse con caldillo de tomate, en lugares como el Estado de México se fríen para acompañar al chorizo.

En Hidalgo, específicamente en el Valle del Mezquital, es un ingrediente muy aclamado. Además de la preparación con caldillo de tomate, es común encontrarla en el huevito revuelto de la mañana con una salsa aromatizada con chile guajillo y comino.En Orizaba y Córdoba, Veracruz, se incluyen en texmoles, se combinan con frijoles y se hacen en tamales y tortitas de huevo.

Si vas por el mercado y los encuentras, no dudes en comprar una bolsita pues en realidad es un alimento accesible en precio y rendidor. Te compartimos una rececta para que sepas cómo disfrutarlos:

Tortitas de flor de izote

Ingredientes (4 porciones)

  • 2 tazas de flores de izote

  • 2 huevos

  • 1 Cucharada de pan molido

  • 1 cucharadita de harina de trigo

  • 1/4 de cebolla picada

  • 2 dientes de ajo

  • Sal y pimienta al gusto

  • Suficiente aceite vegetal

Para el caldillo

  • 2 chiles guajillos

  • 2 jitomates

  • 1/4 de cebola

  • 2 dientes de ajo

  • Comino, sal y pimienta al gusto

  • 1 litro de agua o caldo de pollo

Procedimiento

  1. Lavar muy bien las flores de izote y escurrir.

  2. Picar en cubos pequeños la cebolla y el ajo; y acitronar en un poco de aceite vegetal. Incorporar las flores de izote hasta que reduzcan su tamaño y se evapore el agua.

  3. Sacar del fuego y pasar a un recipiente. Mezclar con los huevos y agregar el pan molido, la harina, la sal y la pimienta.

  4. Calentar suficiente aceite para freír en una sartén o cacerola.

  5. Formar bolitas con la masa de las tortitas y cocinar en aceite durante 5 minutos por lado a fuego medio o hasta que cambien del color a dorado.

  6. Hacer el caldillo: hidratar los chiles en agua caliente y quitar las venas y semillas. Licuar junto con los jitomates, la cebolla, el ajo y los sazonadores.

  7. Calentar un poco de aceite en una cacerola y servirla ahí. Integrar el caldo de pollo y dejar que se cocine por 15 minutos.

  8. Servir las tortitas en un plato y bañar con el caldillo.

No olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube. Cada semana tenemos algo nuevo para ti.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.