Anuncios

Por qué correr con lluvia no es una mala idea si sigues estos consejos

Hemos inaugurado lo que los expertos llaman el invierno meteorológico, esos meses en los que el frío y la lluvia se hacen cada vez más presentes y se pueden convertir en un obstáculo para todos aquellos que disfrutan calzándose las zapatillas de deporte para salir a correr. No hay que poner excusas, se puede correr con lluvia y, si eres runner, lo sabes. De no ser así, hay zonas concretas en las que no se podría correr durante muchos días del año. Hemos querido preguntarle a un experto cuáles son las claves que tenemos que tener en cuenta para hacer running con estas condiciones meteorológicas.

Lee también: Running: ¿es mejor correr por la mañana o a última hora de la tarde?

mujer con ropa deportiva bajo la lluvia
mujer con ropa deportiva bajo la lluvia

¿Son más los contras que los pros cuando corremos con lluvia?

A priori, correr con lluvia no es muy apetecible, y parecen más los inconvenientes que los beneficios. “Realmente, el único contra es el simple hecho de mojarnos, con unas ligeras recomendaciones podemos hacer un entrenamiento perfectamente normal e incluso más beneficioso de lo habitual”, nos cuenta José Pablo Rodríguez Jiménez, CEO y entrenador personal de Personal Running, que nos detalla algunos de esos motivos:

  • La lluvia tiene un efecto termorregulador en tu cuerpo, por lo que tus músculos están a una temperatura óptima y se pueden evitar lesiones.

  • El aire que respiramos es más limpio.

  • Menos gente por la calle.

  • Sensación de libertad.

Lee también: ¿Estás pensando en empezar a correr y tienes más de 50 años? Sigue estos 5 consejos

Consejos útiles para correr con lluvia

¿Qué recomendaciones daría el experto a una persona a la que le gusta correr y que no renuncia a hacerlo en los días lluviosos?

  • Una vez comenzamos a correr, la lluvia no es un problema para mantener la temperatura corporal, pero sí lo es en el antes y el después, por lo tanto es recomendable hacer los calentamientos y las vueltas a la calma bajo techo (hacer la movilidad en el portal por ejemplo, y los estiramientos ya en casa).

  • Elegir el terreno por el que vamos a correr también es importante. Para evitar resbalones y caídas es mejor evitar las zonas de tierra o césped ya que pueden estar embarradas o encharcadas, y en caso de ir sobre este terreno tener mayor atención para evitar problemas.

  • En la medida de lo posible, optar por un entrenamiento continuo, es decir en el que no tengamos muchos parones, como puede ser un rodaje largo o unos cambios de ritmo, evitando descansos parados, en los cuales nos podamos enfriar.

  • Seleccionar ropa adecuada.

  • Proteger los aparatos electrónicos (si es que usamos) como auriculares o móviles.

  • Usar vaselina para las zonas más propensas a rozaduras, ya que con el equipamiento mojado, es más probable que aparezcan.

  • Quitarse la ropa lo más pronto posible y darse una ducha.

Lee también: Te contamos por qué la meditación puede ayudarte si haces 'running'

zapatillas de running
zapatillas de running

Elegir bien el equipamiento

Tal y como nos explica el experto, el equipamiento nos ayuda en estos días, claro está. Y nos resume todo lo que tenemos que tener en cuenta al respecto:

  • Cortavientos/chubasquero con transpiración, y no llevar muchas capas, que se mojarán y serán incómodas y pesadas.

  • Si la temperatura lo permite, pantalones cortos, para que el agua moje las piernas directamente en vez de los pantalones.

  • Llevar gorra puede ser útil para evitar que el agua nos entre en los ojos.

  • Elegir unas zapatillas resistentes al agua también es un plus. Ahora hay muchos modelos que protegen nuestros pies de la lluvia con tejidos waterproof (suelen ser zapatillas indicadas para la montaña por ejemplo).

  • Ropa de cambio nada más terminar

  • Ropa llamativa, con reflectantes, ya que la lluvia disminuye la visibilidad y puede ser peligroso si corres por ciudad o en zonas donde puedan transitar vehículos.

  • Si la temperatura no es baja (> de 15º) lo ideal es llevar menos cantidad de ropa para evitar ir con demasiada ropa mojada (camiseta y pantalón corto).

Lee también: Si haces 'running', ten cuidado con estos errores que pueden afectar a tus pies

Cuándo es desaconsejable correr

Eso sí, hay momentos en los que sí que es desaconsejable correr y es mejor opción cambiar nuestra rutina de entrenamiento. “Los días de tormenta con trombas de agua, acompañados de rayos y viento en los que veamos que salir a correr puede ser peligroso, podemos buscar alternativas y realizar un entrenamiento cardiovascular en casa. Como por ejemplo un HIIT (entrenamiento de intervalos de alta intensidad) en el cual también trabajaremos el sistema cardiovascular. Otra opción es realizar ejercicios con comba, que podemos realizar en espacios cerrados y además es un muy buen entrenamiento para cualquier tipo de corredor por su trabajo de tobillos e impacto”, nos cuenta el experto en running.

Pero insiste en que en la gran mayoría de los días de lluvia (al menos en España que estamos en un clima templado y las condiciones de frío no suelen ser extremas), se puede salir a correr bajo la lluvia sin mucho problema. “Yo siempre digo que ‘el agua solo moja’ y cuando te pones a correr y llevas 5’ (en condiciones de lluvia suave o moderada) ves que no hay una gran diferencia con correr sin lluvia”, concluye.