Anuncios

Creador de Black Mirror escribió un episodio con ChatGPT y asegura que era una porquería

Creador de Black Mirror escribió un episodio con ChatGPT y asegura que era una porquería
Creador de Black Mirror escribió un episodio con ChatGPT y asegura que era una porquería

Black Mirror es una de las series antológicas más populares y queridas por el público, y es que todo el tema de la dependencia tecnológica se siente cada vez más cercano. Cuando el programa se estrenó en 2011 todavía se sentía como una lectura aterradora y lejana sobre la humanidad, pero ahora todo parece suceder a la par de los avances actuales, lo que ha cambiado mucho la forma en la que se percibe este título. Como prueba de esto, el creador Charlie Brooker intentó escribir un guion con el famoso ChatGPT, pero el resultado no fue el esperado.

Sigue leyendo: Joe Russo cree que la inteligencia artificial será capaz de producir películas enteras

La promesa de tener Inteligencia Artificial de punta para crear o solucionar cosas es una que ha existido desde los primeros pasos de la ciencia ficción en la literatura, el cine y la televisión. A pesar de la insistencia y inversión de las grandes empresas, este tipo de tecnología parecía realmente fuera de nuestro alcance, al menos por varios años. Los primeros intentos eran asombrosos en un primer contacto, pero era fácil reconocer la gran brecha entre la creación humana y la artificial.

En los últimos años, la tecnología dio pasos sorprendentes y comenzaron a promoverse distintas aplicaciones para creaciones artísticas hechas con IA. Lo que comenzó como un experimento dinámico y divertido, se convirtió en algo mucho más peligroso cuando artistas independientes se dieron cuenta de que estos modelos tomaban sin permiso sus trabajos para ponerlos en una mezcladora y crear algo diferente que una tercera persona podría proclamar como propio. Los pintores y fotógrafos entraron en crisis porque no hay leyes claras al respecto y hay personas que sin esfuerzo o estudios se están haciendo de un nombre y de mucho dinero gracias a ellos.

Ver Video

Este problema finalmente cruzó al ámbito literario y es uno de los puntos más importantes sobre la reciente huelga de guionistas en Hollywood, pues el gremio considera que estas aplicaciones deben servir como apoyo y no como único medio de creación que luego ellos deben "arreglar" por un salario menor. Pero ChatGPT ha creado todo tipo de crisis, pues su uso en ámbitos legales y escolares ya está generando muchas dudas sobre el control que debería tener este tipo de tecnología. De esta forma, pasamos de admirar Black Mirror como un futuro lejano pero probable, a verlo como un retrato de nuestra realidad entre aplicaciones, realidades mixtas y ciega dependencia a artefactos tecnológicos que, en teoría, deberían facilitarnos la vida.

También te puede interesar: Tom Hanks dice que podría seguir apareciendo en películas después de morir gracias a la inteligencia artificial

El temor de que el arte sea ahora creado por Inteligencia Artificial en vez de por creadores reales que pasan años estudiando y desarrollando su estilo, es cada vez más real, y es por eso que Charlie Brooker, creador y guionista de Black Mirror, decidió hacer un experimento. En entrevista con Empire Magazine, explicó:

He jugado un poco con ChatGPT. Lo primero que hice fue escribir 'generar episodio de Black Mirror' y aparece algo que, a primera vista, parece plausible, pero a segunda vista es una mierda. Porque todo lo que hace es buscar todas las sinopsis de los episodios de 'Black Mirror' y mezclarlas.

Luego, si profundizas un poco más, piensas: 'Oh, en realidad no hay ningún pensamiento original aquí'. Es como [el comediante e imitador] Mike Yarwood, existe una referencia tópica.

Ver Video

A pesar del desastroso resultado, el experimento funcionó para que Charlie Brooker abordara la sexta temporada desde otro ángulo, reformulando así la serie en vez de seguir con la seguridad de algunos temas que se han abordado en más de un episodio, como la realidad virtual:

Estaba al tanto de que había escrito muchos episodios en los que alguien dice '¡Oh, estuve dentro de una computadora todo el tiempo!' Entonces pensé: 'Voy a descartar cualquier sentido de lo que Creo que un episodio de Black Mirror es.' No tiene sentido tener un programa de antología si no puedes romper tus propias reglas. Fue simplemente como una especie de agradable vaso de agua fría en la cara.

El guionista también aclaró que esta experiencia lo llevó a cambiar bastante el guion del episodio Beyond the Sea, protagonizado por Aaron Paul y Josh Hartnett. En algún punto, el creador comenzó a jugar con las expectativas y hasta la ambientación de la historia hasta darse cuenta que había escrito uno de los episodios más lejanos a su propia tradición, algo que el público podrá confirmar cuando la sexta temporada se estrene en el catálogo de Netflix el próximo 15 de junio.

No te vayas sin leer: Guionistas de Hollywood en huelga temen ser reemplazados por programas de Inteligencia Artificial

Ver Video