Anuncios

Cris Morena: cómo es Margarita, la secuela de Floricienta, los riesgos que tomó y por qué se filmó en Uruguay

Cris Morena apostó a full por Margarita incluso antes de tener un contrato firmado
Cris Morena apostó a full por Margarita incluso antes de tener un contrato firmado

MONTEVIDEO.– Cris Morena está lista para contar una nueva historia que emocione y conecte con los jóvenes. Hace cuatro meses que la productora divide sus días entre Buenos Aires y Montevideo para pulir cada detalle de Margarita, la ficción que está rodando en Uruguay y que se estrenará el año que viene en la plataforma HBO MAX.

Con la misma expectativa y valentía que la primera vez -como si no llevara en su haber 14 exitosas ficciones-, Cris Morena sintió que era hora de volver a escribir y, sin pensarlo demasiado -casi como un designio divino-, puso en marcha la secuela de Floricienta. “Me explotó en el pecho hacer Margarita. Fui una arriesgada, hice 40 canciones, entrené gente y escribí la historia sin tener el contrato”, se sincera en diálogo con LA NACION.

La estrella de este “cuento hecho serie” es la hija de Floricienta, Margarita, interpretada por Mora Bianchi, una artista de 19 años que surgió de Otro mundo, el semillero de talentos de Morena. La serie contará con algunos personajes de la historia original: Isabel Macedo y Graciela Stefani le darán continuidad a sus personajes de villanas, mientras que Mery del Cerro, Rafael Ferro y Julia Calvo se suman a la trama junto a un nuevo elenco de jóvenes promesas. La entrega no contará con Florencia Bertotti, la heroína de la primera versión. Aquel protagonismo será cedido a Margarita, su hija de ficción. ”Margarita mantiene algo del espíritu de Floricienta, pero es una historia completamente nueva”, anticipa su creadora.

Cris Morena, en la presentación de Margarita, la ficción que es un spin off de Floricienta
Cris Morena, en la presentación de Margarita, la ficción que es un spin off de Floricienta

El ojo de Cris Morena es infalible. Una de las bases de cada uno de sus éxitos radica en la intuición sagaz con la que selecciona a los talentos encargados de protagonizar sus proyectos. Basta con recordar los inicios de Peter Lanzani, Lali Espósito, Luisana Lopilato, Agustina Cherri o Celeste Cid para confirmarlo. “Evidentemente tengo ojo para darme cuenta quién tiene pasión adentro hasta por la manera de caminar. Muy rápidamente me doy cuenta cuando a una persona le brillan los ojos, tiene deseos, pasión. Hay personas que me conmueven instantáneamente. Cuando vi a Mora sentí que había encontrado a mi protagonista”, dispara la productora de tiras juveniles más importante de la región. Y con sólo observar el andar de Mora Bianchi y de Ramiro “Toti” Spangenberg, los elegidos por Morena para protagonizar su nueva tira, cualquiera se animaría a presagiar carreras meteóricas para ambos. Ese je ne sais quoi que Morena capta al instante, impera en los ojos de cada uno de los actores del elenco, que también son integrantes de Otro Mundo, la escuela de artistas que cuenta con la mentoría de su creadora.

Mora Bianchi tiene 19 años y es la protagonista de Margarita
Mora Bianchi tiene 19 años y es la protagonista de Margarita

Cada joven artista que se mueve por el set cuenta con una musicalidad natural y la mirada de Cris Morena se encarga de delinear con un color propio a cada personaje de la historia. “Cuando elijo a mis actores juego con una mezcla entre el cuento y la verosimilitud. Ellos son los personajes y los personajes son ellos”, detalla Cris sobre sus jóvenes promesas. En algunos casos, como el de Tomás Benítez, un talentoso bailarín que forma parte del elenco, fue la propia directora de contenidos la que lo contactó a través de sus redes sociales para formalizar una entrevista junto a sus padres, después de ver publicado en Instagram un video de una de sus coreografías. Además, se destacan en el guion el personaje interpretado por Josela Barbeito que le dará vida a un adolescente dentro del espectro autista y el de Joaquín Reffico que se pondrá en la piel de un joven no binario.

Ramiro Spangenberg, la nueva apuesta masculina de Cris Morena para Margarita
Ramiro Spangenberg, la nueva apuesta masculina de Cris Morena para Margarita

¿De qué se trata Margarita?

Margarita es una adolescente huérfana que no recuerda nada de su pasado: es hija de Florencia (Florencia Bertotti) y Máximo (Fabio Di Tomaso) y heredera al trono del ficticio Reino de Krikoragán, pero no lo sabe. En momentos de gran agitación en el Reino, sus padres la exiliaron a ella (entonces bebé) y a sus hermanos para protegerlos, y desaparecieron.

Cris Morena y Mora Bianchi en la presentación en Montevideo de Margarita
Cris Morena y Mora Bianchi en la presentación en Montevideo de Margarita

Al enterarse de la desaparición de su familia, la villana tía Delfina se aprovecha de una huérfana que posee un gran parecido con Margarita y la pone en su lugar para apropiarse así de la fortuna familiar. A lo largo de la primera temporada, Margarita emprenderá un largo camino en busca de cumplir sus sueños artísticos, recuperar su fortuna y encontrar el amor verdadero.

Los actores de Margarita se mudaron a Montevideo para el rodaje
Los actores de Margarita se mudaron a Montevideo para el rodaje

Con “calidad de cine y ritmo de tira”, Margarita despliega una producción a gran escala. La propuesta cuenta con 40 capítulos, 40 canciones, 70 locaciones y un equipo de más de 350 personas que desempeñan tareas técnicas y artísticas. LA NACION consultó al equipo de producción las razones que los llevaron a rodar la serie en Uruguay y no en Argentina y destacaron que en aquella elección se tuvieron en cuenta la calidad de las locaciones, los beneficios impositivos y la previsibilidad económica. Otra de las ventajas valoradas por los productores tiene que ver con la facilidad en la cuestión logística y las horas de rodaje por jornada. En la Argentina el límite es de diez horas porque los rodajes de series quedaron bajo el convenio del Sindicato Argentino de Televisión (SAT), mientras que si ese trabajo estuviera bajo el paraguas del Sindicato de Cine y Publicidad (SICA), las jornadas podrían ser de hasta doce horas.