Cristin Milioti recuerda su noche más salvaje con Leonardo Di Caprio, pero no fue como esperas

·4  min de lectura
Cristin Milioti y una escena muy especial junto a Leo Dicaprio, en El lobo de Wall Street
Cristin Milioti y una escena muy especial junto a Leo Dicaprio, en El lobo de Wall Street

El Lobo de Wall Street es una de las películas más emblemáticas que ha protagonizado Leonardo DiCaprio y una de las más taquilleras de Martin Scorsese. En el film, basado en una historia real, el actor encarna al agente de bolsa Jordan Belfort, un peso pesado dentro del mundo de las finanzas que en 1998 fue acusado de fraude, lavado de dinero y manipulación del mercado de valores y que, tras aceptar colaborar con el FBI, pasó 22 meses en una prisión federal.

En el largometraje, Cristin Milioti interpreta a Teresa Petrillo, la primera esposa del protagonista y la mujer encargada de impulsarlo y apoyarlo en el comienzo de su carrera. A casi diez años de su estreno, durante una entrevista con Independent, la actriz recordó su paso por la película, la cual obtuvo cuatro nominaciones al Oscar, y reveló una curiosidad de detrás de las cámaras.

“Pasé gran parte de esa experiencia aterrorizada de estropearlo”, le contó al periódico británico. Para ilustrar sus sentimientos durante el rodaje, Milotti aseguró que se pasó durante semanas “bebiendo la lata de agua con gas más pequeña que haya visto en el minibar”.

Nunca había estado en un set de cine tan grande. Fue una experiencia única en la vida. Ojalá lo hubiera asimilado más y dejado ir más, pero si lo hubiera asimilado por completo, me habría desmayado. Ni siquiera creo que mi cerebro lo procesara”, explicó sobre uno de sus primeros grandes trabajos en la industria.

Durante la trama, Teresa es quien le sugiere a Jordan que se una al mundo de los corredores de bolsa, tras ver un anuncio en el diario. Además lo alienta a ir por los grandes inversores, dejando de lado los clientes más modestos y lo apoya durante todo su camino. Mientras tanto, su esposo le es infiel con Naomi Lapaglia, interpretada por Margot Robbie. En la escena en que descubre a su esposo con la amante, la mujer comienza a golpearlo mientras le hace preguntas.

“Esa fue una noche salvaje”, reveló Milioti. “Rodamos de 8 p.m. a 8 a.m. e hicimos esa escena una y otra y otra vez”. Mientras repetían las tomas, la actriz se vio obligada a golpear a DiCaprio. “Lo hice, un montón de veces”, confesó y sumó: “Simplemente lo abofeteé durante 12 horas . Siempre tuve un apego real a esa escena porque puedes ver que este personaje, quien se ha tragado muchos de sus sentimientos, por fin se suelta”.

La escena se rodó frente a la Torre Trump, en Nueva York, y el expresidente de los Estados Unidos hizo una aparición como invitado especial, pero de ese tema Miloti prefirió no hablar mucho. “Llegó al set y era un completo y absoluto payaso, como todos sabemos”, expresó sin ahondar en detalles.

Con Leonardo DiCaprio y Martin Scorsese en el rodaje de El lobo de Wall Street
Con Leonardo DiCaprio y Martin Scorsese en el rodaje de El lobo de Wall Street

Las curiosidades de El Lobo de Wall Street

Cuando hizo su debut, El Lobo de Wall Street no solo despertó elogios y admiración, sino también algunas controversias. El largometraje fue prohibido en cinco países debido a su alto contenido sexual y el uso de drogas. En el film Margot Robbie hizo su primer desnudo en pantalla. “El punto principal de Naomi es que su cuerpo es su única forma de moneda en este mundo. Tiene que estar desnuda. Está poniendo sus cartas sobre la mesa”. La actriz dijo que tomó tres tragos de tequila seguidos antes de filmar la escena para relajarse.

Otra gran curiosidad del rodaje es que la mayor parte de la película fue improvisada siguiendo los procedimientos habituales que son seña del legendario Martin Scorsese. Durante una entrevista, el director contó que la secuencia en la que Belfort intenta subirse a su auto completamente ebrio fue improvisada en el momento de la filmación y que fue idea de DiCaprio abrir la puerta del vehículo con el pie. Debido a este arriesgado movimiento, el actor se lastimó la espalda durante la escena y solo pudo realizar el truco una vez.

Más allá de la ficción, el verdadero Jordan Belfort terminó demandando en 2020 a la productora del film, Red Granite Productions, por fraude. El propio estafador aseguró que fue engañado por la productora tras la acusación de lavado de dinero contra el fundador de la compañía, Riza Aziz.

VÍDEO: El niño de 'La profecía' vivió su destino fuera del cine y con problemas con la ley