¿Cuánto dinero perdió California debido a la sequía? Nuevo estudio tiene respuestas

CRAIG KOHLRUSS/ckohlruss@fresnobee.com

A medida que California se prepara para un cuarto año consecutivo de sequía y las tierras de cultivo en todo el Estado Dorado se vuelven cada vez más ociosas, los productores siguen enfrentando crecientes desafíos económicos.

En un nuevo reporte sobre el costo financiero de las condiciones de sequía extrema del estado, los investigadores estimaron que las tierras agrícolas de riego del estado se redujeron en 752,000 acres, o casi el 10%, de 2019 a 2022.

Los campos destinados a cosechar arroz, almendras y otros cultivos se están quedando sin plantar, lo que hace que el nivel de tierras en barbecho en toda California supere el pico anterior visto durante la pasada sequía del estado que se extendió desde 2012 hasta 2016.

Como resultado, los investigadores encontraron que los ingresos de los cultivos de California se redujeron en $1,700 millones, o el 4.6%, durante ese tiempo, y los sectores de la agricultura y el procesamiento de alimentos del estado perdieron más de 19,000 empleos; graves costos que están empeorando cada año que la sequía se prolonga.

“California no es ajena a la sequía, pero la actual sequía ha golpeado con fuerza en algunas de las zonas del estado que suelen ser ricas en agua y que son esenciales para el suministro de agua del estado en general”, dijo en un comunicado el profesor de la UC Merced John Abatzoglou, coautor del reporte.

Los tres últimos años hidrológicos, que van de octubre a septiembre, han sido los más secos de la historia de California. Las entregas de agua al Valle Central se redujeron en casi un 43% tanto en 2021 como en 2022 debido al bajo almacenamiento de los embalses. El año pasado, el Valle de Sacramento experimentó un suministro de agua mínimo.

Para ayudar al Departamento de Alimentación y Agricultura (DFA) del estado a entender las ramificaciones, los investigadores de la UC Merced, la UC Davis y el Instituto de Políticas Públicas de California estudiaron los cambios en las tierras de regadío encuestando a los distritos de riego, analizando los datos de los satélites y usando modelos agrícolas y económicos.

Los investigadores descubrieron que las medidas de mitigación más comunes usadas por los agricultores eran el barbecho o el aumento del bombeo de aguas subterráneas. Aunque estas estrategias ayudaron a limitar las pérdidas, el profesor de ingeniería de la UC Merced Josué Medellín-Azuara, quien dirigió el informe, dijo que esto podría no ser suficiente en el futuro.

“Si las condiciones de sequía persisten a lo largo de 2022, podría entrar en juego un nivel superior de medidas de adaptación para reducir el impacto económico en la agricultura y en las comunidades que albergan a miles de hogares que dependen de la agricultura para vivir”, dijo Medellín-Azuara en un comunicado.

La Comisión del Arroz de California estimó a principios de este mes que la cosecha de arroz del estado sería aproximadamente la mitad de la de una temporada típica. Esto no solo es una mala noticia para los agricultores, sino también para la fauna silvestre que depende de los campos para alimentarse y refugiarse, advirtió la comisión.

Tim Johnson, presidente y director general de la comisión, dijo que las tierras de cultivo resecas amenazan a millones de aves que dependen de los humedales, así como a todo el ecosistema de la ruta migratoria del Pacífico.

Jonhson dijo en un comunicado que su organización está trabajando con dependencias estatales y federales para “ayudar a rastrear los impactos que esta histórica sequía tendrá en las aves acuáticas, con el objetivo de usar esa ciencia para ayudar mejor a la ruta migratoria del Pacífico en los próximos años”.