Cuando las mismas nubes te persiguen por todo el mundo y tus seguidores de Instagram se dan cuenta

La instagramer admitió que usa el mismo patrón de nubes de la aplicación de edición de fotos que usa para todas sus fotos. (Foto Getty Creative)

La instagramer argentina Tupi Saravia se ha convertido en blanco de múltiples opiniones encontradas, luego de que uno de sus seguidores notara que en sus fotos las mismas nubes la persiguen por todas partes que ella viaja.

Aunque Saravia, oriunda de Buenos Aires -con más de 280,000 seguidores en su cuenta de Instagram- nunca ha ocultado que usa una aplicación de edición de fotos para agregar nubes al fondo, no muchos han quedado complacidos con esta práctica de “mejorar” sus imágenes.

Su cuenta por estos días ha sido el centro de especulaciones masivas y hasta de bromas porque varias de sus fotos están “retocadas” y se volvieron virales en otros espacios.

La “influencer de viajes” admitió al portal BuzzFeed News que sí usa una aplicación en muchas de sus fotos, tomadas en distintas partes del mundo, para mejorar o colocar nubes si la cámara no puede captarlas.

“No puedo creer lo lejos que llegó esto", le respondió Saravia por correo electrónico al sitio digital. "Usé una aplicación llamada Quickshot para ayudar a la composición de la fotografía cuando el cielo está quemado o sobreexpuesto".

Explicó que Quickshot es una aplicación gratuita de edición rápida de fotos, que tiene una función llamada “Sky Control” para colocar nubes en las imágenes que se seleccionen.

También confesó que tiende a usar los mismos patrones de nubes de la aplicación, a pesar de que hay varias otras opciones. "Simplemente me gustó esa que sale en todas las fotos", aclaró.

Saravia explicó además que siempre ha estado abierta a la edición de fotos y hasta en una ocasión ayudó a uno de sus seguidores a editar una imagen con el mismo software que ella usa para “retocar” los cielos de sus fotos por ciudades, playas o sitios arqueológicos que visita durante sus viajes, que luego reseña en Instagram.

Aseguró que sus seguidores han estado al tanto de lo que ella hace y las aplicaciones que usa para la edición de sus fotografías. “En realidad, soy la primera en contar el chiste [de que] las nubes me siguen por todo el mundo".

Aunque Saravia insiste en su transparencia en el trabajo que hace con sus fotos, el detalle de que “siempre la persiguen las mismas nubes” no ha sido bien visto por varios de sus seguidores, ya que impone una nueva “realidad” o una manipulación de la misma, como igual sucede en otras plataformas digitales o impresas, en las que se “retoca” hasta el color y el peso verdadero de las personas.

Quizás esos usuarios intuyen un nuevo conflicto en las redes sociales, al presentarse contenidos que no son una representación exacta de la realidad. Una nueva arista de las llamadas “fake news” o “bulos” que ya bastante polémica están generando por todo el mundo.

Un usuario comentó: "Esto realmente me fastidia. Hay tanta gente que quiere lo que ella tiene: una realidad online fabricada”:

Otra persona, en tono de “broma”, cuestionó la “integridad de los influencers”, aunque la chica argentina de 28 años insiste en que “realmente no veo el gran problema [aquí], nunca mentí al respecto", dijo. "No he hecho nada malo, y nunca fue mi intención".