Anuncios

Los cubanos miran el Clásico Mundial de béisbol con optimismo sobrio y la Serie del Caribe sin fe

La Habana, 30 ene (EFE).- Lo que más se coreaba en las gradas durante el partido entre la selección cubana de béisbol que participará en el V Clásico Mundial y el equipo Agricultores, la carta de la isla en la Serie del Caribe, eran los nombres de peloteros que no estaban en el diamante.

Los gritos de este lunes en el Estadio Latinoamericano de La Habana recordaban a jugadores destacados en las estrellas de las Grandes Ligas Yordan Álvarez, Yuli Gurriel y José Daniel Abreu.

Los dos primeros fueron clave en el campeonato de los Astros de Houston en 2022 y el último se ha consagrado desde hace años en la Gran Carpa.

Cuba convocó por primera vez a tres peloteros de la liga estadounidense para el Clásico.

Aunque la convocatoria de cubanos en la MLB es corta, considerando que actualmente son más de 30, hay un ambiente de optimismo sobrio entre los aficionados de cara al Clásico Mundial que se jugará del 8 al 21 de marzo.

La novena también tendrá jugadores que se desempeñan en México y Japón.

Según informó el seleccionador cubano, Armando Johnson, ni Álvarez ni Abreu le cogieron el teléfono cuando intentó contactarlos.

Gurriel no fue convocado porque la Federación descartó la posibilidad de considerar a peloteros que desertaron de la selección durante un torneo internacional, como hizo el jugador de los Astros, junto con su hermano Lourdes durante el Clásico de 2016.

Entre los aplausos y los gritos de los hinchas, que solo se interrumpe por momentos por el golpe del bate contra la pelota, Endrinestor Laureiro González, de 16 años, lamentó que el equipo Cuba no cuente en su plantilla con su “ídolo”, Yuli Gurriel, ni con Álvarez “el mejor bateador zurdo de la MLB”.

"Hacen falta esos peloteros para poder lograr (buenos) resultados", dijo a EFE.

Sus amigos asienten. Pero todos coinciden en que el equipo que debutará el 8 de marzo en Taiwán contra Países Bajos puede trascender después de varios años de descalabros internacionales.

SEQUÍA DE TÍTULOS

La última vez que Cuba, país que vive y respira béisbol, logró un títulofue en 2016, cuando se alzó con el Mundial sub'15.

Es por eso que la inclusión de jugadores internacionales, pero sobre todo de la MLB, ha despertado el interés de miles de seguidores que asistieron al estadio el lunes al mediodía.

“(No estamos) para ganar el torneo, pero sí para hacer un buen Clásico. Por lo menos (para) llegar a cuartos o semifinal", declaró a EFE Yusmaikel Jerez, de 38 años.

En general, la mayoría de los hinchas espera que el equipo “al menos” pase de la primera fase del torneo.

Para Ernesto López, de 55 años, eso sería ”un éxito” para el país que declaró al béisbol patrimonio cultural de la nación en 2021.

López recordó que la isla hace muchos años dejó de ser una potencia internacional de 'la pelota caliente'.

"El nivel del béisbol cubano se ha mermado por razones que conocemos, (como) el éxodo de peloteros. Pero también nosotros tenemos muchos problemas de organización", apostilló.

El periodista Francys Romero, autor del libro El sueño y la realidad: historias de la emigración del béisbol cubano (1960-2018), calcula que, al menos, 120 peloteros cubanos salieron el año pasado de la isla "por diversas vías".

SERIE DEL CARIBE

La selección cubana derrotó este lunes por 10-2 a Agricultores. Un día antes, en el mismo estadio, se impuso por 10-4.

Ambos encuentros fueron pactados para preparar a los equipos antes de afrontar el Clásico Mundial y la Serie del Caribe, respectivamente.

Y aunque las sensaciones han sido positivas por el desempeño del equipo de Cuba, en los graderíos el público mostró su preocupación por la imagen de Agricultores, que representará a la isla en la Serie del Caribe, que se jugará en Venezuela a partir del 2 de febrero.

El equipo que permitió 20 carreras en solo dos juegos, ganó su derecho de representar a la isla en la Serie al conquistar la Liga Élite de Cuba, un certamen que agrupó a los mejores jugadores de la Serie Nacional, el torneo local.

Y aunque en la teoría la apuesta sonó bien en comienzo, al final el equipo de Agricultores quedó expuesto, sin equilibrio en sus líneas, ni refuerzos.

“Hasta que no cambie la Comisión Nacional de Béisbol, vamos a seguir como ahora mismo andamos. Porque aquí todo es una piña (contubernio) Aquí todo se trabaja mal”, criticó Luis Argote.

Juan Carlos Espinosa

(c) Agencia EFE