Anuncios

Déjame Entrar | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Déjame Entrar | Top de críticas, reseñas y calificaciones
Déjame Entrar | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Si eres fanático de los vampiros, seguramente habrás escuchado hablar de Déjame entrar, una de las novelas literarias más importantes del género escrita por John Ajvide Lindqvist y adaptada en el cine en dos ocasiones, la primera por el director sueco Tomas Alfredson en 2008 y la segunda en 2010 por Matt Reeves. La historia, centrada en la relación entre un niño que sufre de maltrato por sus compañeros de clase con su nueva vecina, una niña de doce años que solamente sale por las noches, ganó el estatus de culto gracias a su elegante mezcla de romance, coming of age y horror que se prestaba para múltiples interpretaciones. Después de estar ocultándose del sol por un tiempo, una nueva adaptación de este material llega en formato de serie, nuevamente bajo el título de Déjame entrar (41%), pero modificando algunas cosas del material para intentar ofrecer una expansión diferente de este.

Te invitamos a leer: John Carpenter dice que Déjame entrar es magnífica y que reinventó el cine de vampiros

La serie, escrita por Andrew Hinderaker (Penny Dreadful (78%)), sigue a una niña de 12 años mientras vive una vida nocturna después de haberse convertido en vampiro. Al mismo tiempo, su padre hace lo mejor para proveerle cantidades mínimas de sangre humana necesaria para su sobrevivencia. En el elenco podemos encontrar Demián Bichir, Madison Taylor Baez, Anika Noni Rose, Grace Gummer, Nick Stahl, Ian Foreman y Jacob Buster.

Esta nueva versión debutó con críticas mixtas por parte de la prensa internacional, inclinadas más hacia el lado negativo. Si bien el programa mantiene algunas de las cosas que hicieron apasionante el material original, algunos de sus cambios no terminan de aterrizar y la ejecución de la historia sigue ritmos bastantes convencionales. A continuación, te platicaremos a detalle qué cosas puedes esperar de esta sangrienta producción careciente de colmillo.

De acuerdo con las reseñas, Déjame entrar (41%) tiene buenas intenciones al intentar desviarse del material original, pero lamentablemente termina mutilando a su tema y pierde la esencia de la historia en el proceso. Según los expertos, es decepcionante ver como un relato tan rico en matices termina siendo ejecutado con un tratamiento familiar que siempre apuesta a lo seguro, desechando muchos de los elementos oscuros de la sexualidad y el género que hacían de la novela algo tan disruptivo. Otro de los defectos del programa es la escritura, que intenta hacer malabarismos con demasiadas cosas en el aire, pero incluso si todas las subtramas se conectan al final de la serie, no todas son tan interesantes o necesarias para justificar su existencia. Es inevitable comparar la serie con las adaptaciones cinematográficas que le antecedieron, y aunque esta nueva producción ofrece algunos momentos de drama sólido y una mitología compleja respecto al vampirismo, carece del mordisco brutal que hizo que las películas fueran tan poderosas.

Complementando esto, se reporta que la serie no logra conectar su premisa y el peso emocional con sus elementos de terror; la dulzura de su historia y la pesadilla de lo que ocurre en los márgenes parecen estar sucediendo en programas completamente diferentes. Pero no todo es negativo para Déjame entrar, ya que los críticos encontraron el apartado actoral bastante sólido, con actuaciones comprometidas de la mayoría del reparto, destacando Bichir y Báez con una buena dinámica de padre e hija. Se dice que la interpretación imponente de Bichir proporciona el núcleo alrededor del cual todo y todos los demás orbitan. Báez lo iguala con una seguridad apasionada, oscilando hábilmente entre las personalidades de una preadolescente curiosa e inocente y alguien una década mayor de lo que dice ser.

Desafortunadamente, aunque Déjame entrar (41%) intenta aportar algo nuevo a su material de origen y ciertamente cuenta con buenas actuaciones de los involucrados, el programa no se destaca en un mercado abarrotado de dramas de vampiros. Puede que sea medianamente entretenida, pero al final del día es un producto innecesario y termina siendo poco más que una serie de género insulsa y reciclada.

A continuación, presentamos una compilación de críticas y reseñas de Déjame entrar (41%):

También lee: Déjame Entrar, de Tomas Alfredson, ¿qué dijo la crítica de esta película?

Brian Tallerico de The Playlist:

El principal problema con "Déjame entrar" podría ser la frecuencia con la que se desvía de su fuente. El material aquí termina siendo televisión genérica y aburrida que simplemente nunca toma un control emocional.

Alex Maidy de JoBlo.com:

La serie pierde la intimidad de las otras adaptaciones y se siente como una historia de vampiros más amplia con una mitología más complicada, pero también funciona gracias a las actuaciones del elenco.

Hattie Lindert de AV Club:

Si la adaptación estadounidense de 2010 fue innecesaria, la de Showtime es simplemente gratuita. Al igual que los vampiros de su historia, Déjame Entrar mutila hambrientamente a su tema y pierde la esencia de la historia en el proceso. En un intento por construir un arco de temporada completa, la serie ahoga a sus personajes centrales en diálogos expositivos y nuevos recursos argumentales innecesarios.

Shane Ryan de Paste Magazine:

Es diferente, y quizás de alguna manera menos poético que sus antecesoras, pero lo que le falta en el poder de otro mundo lo compensa en el entretenimiento. Este es un programa divertido de ver, y aunque no es perfecto, logra un impulso dramático más que suficiente para ser digno de un buen y sangriento maratón.

Daniel D'Addario de Variety:

...desafortunadamente el programa no se destaca en un mercado abarrotado de dramas de vampiros. No logra conectar su premisa y el trabajo emocional que sucede con sus elementos de terror; la dulzura de su historia y la pesadilla de lo que ocurre en los márgenes parecen estar sucediendo en programas completamente diferentes.

Josh Bell de CBR:

Déjame Entrar es un drama sombrío sobre relaciones poco interesantes. Las actuaciones son en su mayoría buenas, y Bichir y Báez establecen una buena dinámica de padre e hija, pero no hay muchas razones para preocuparse por lo que les sucede a estos personajes. La maravilla y el misterio del material de origen han sido reemplazados por una serie de género insulsa y reciclada.

Samantha Nelson de IGN:

Si bien Déjame Entrar de Showtime toma prestados muchos elementos de la novela de John Ajvide Lindqvist, las partes que cambia y agrega alteran fundamentalmente el tono y la historia. El estreno de la serie muestra el potencial de un drama sólido y lleno de mitología, pero carece del mordisco brutal que hizo que las adaptaciones anteriores fueran tan poderosas.

Nick Allen de RogerEbert.com:

Déjame Entrar supera las expectativas y es el tipo de proyecto ambicioso que funciona bien con su precioso material. Se expande en los temas e historias reconocibles que hemos visto en las otras adaptaciones, creando un mundo más grande coloreado por estas ideas. Hinderaker y su equipo elaboran cuidadosamente el aspecto humano de esta historia sobre familias y vampiros, dejando que sus elementos espeluznantes la completen como una pieza de sustancioso drama de terror.

Charles Bramesco de The Guardian:

Es una expansión innecesaria y sin inspiración (...) el programa sufre la dolencia de alargamiento innecesario debido a un exceso de tramas secundarias que rellenan el texto original.

Daniel Fienberg de The Hollywood Reporter:

La nueva Déjame Entrar de Showtime es fácilmente la adaptación más segura hasta la fecha, desechando muchos de los elementos oscuros de la sexualidad y la fluidez de género que hacen que el material original sea tan potente.

No te vayas sin leer: Películas de terror para un maratón de Halloween