Anuncios

David Harbour conserva una foto enmarcada de Hellboy para mantenerse humilde

David Harbour conserva una foto enmarcada de Hellboy para mantenerse humilde
David Harbour conserva una foto enmarcada de Hellboy para mantenerse humilde

Aunque el personaje de Hellboy ya tenía muchos seguidores, fueron las películas de Guillermo del Toro y Ron Perlman las que le dieron un nuevo estatus de culto. Los fans de esta franquicia pasaron años esperando a que ambos artistas regresaran para cerrar la historia con una tercera entrega, pero la productora tenía otros planes. En vez de aprobar una nueva película dentro de este universo, se decidió que se trabajaría un remake que lanzaría una nueva y reformada saga. David Harbour se quedó con el papel principal esperando estar al frente de una idea muy ambiciosa. Por desgracia, todo se vino abajo bastante rápido, y aunque es el gran fracaso de su carrera, el actor toma la experiencia para mantenerse humilde y para bromear sobre lo sucedido.

Sigue leyendo: David Harbour pidió consejo a Ryan Reynolds ante el fracaso de Hellboy

David Harbour pasó años tomando papeles secundarios o de villanos en películas que no fueron tan famosas. Su verdadera, e inesperada, oportunidad llegó con el estreno de Stranger Things (98%), pues aunque él creía que la serie sería un fracaso, terminó por convertirse en un éxito mundial que le dio muchas oportunidades laborales. Mientras el proyecto de Netflix lanzó a la fama al elenco juvenil, rescató en muchos sentidos la carrera de Winona Ryder y de Harbour, quien pronto fue asociado con su personaje y etiquetado como hombre rudo de Hollywood.

El intérprete debía aprovechar la oportunidad para tomar roles interesantes que elevaran su trabajo, y estar al frente de una franquicia multimillonaria sonaba muy prometedor. Cuando se confirmó el reboot de Hellboy (24%) los fans enloquecieron y aseguraron que el presupuesto debía ir a la tercera entrega de Guillermo del Toro. Estas quejas ya dejaban muy clara la postura del público que no aceptaría otra historia ni a otro elenco. Eventualmente se confirmó a David Harbour en el papel principal y los ataques no se hicieron esperar.

Entre comparaciones con Ron Perlman y burlas por su físico, Harbour se mantuvo firme para filmar la película a pesar de las circunstancias. Cuando se revelaron las primeras imágenes del actor en personaje, algo muy interesante sucedió con el público. El intérprete no se veía nada mal como Hellboy, pero la queja debía mantenerse para probar un punto. El primer tráiler no ayudó en lo absoluto al propósito de la productora y el estreno de la cinta fue tan desastroso que parecía justificar todas y cada una de las sospechas de los fans.

También te puede interesar: David Harbour asegura que su paso por el MCU y Violent Night compensan la decepción de Hellboy

Algunos creen que la película no es tan mala, mientras que otros aseguran que David Harbour era ideal para el papel, pero el guion no ayudó en nada. Sea como sea, al final del día, la franquicia se vino abajo mucho antes de comenzar y el actor pasó meses superando esta derrota que afectó seriamente su carrera. Luego de un par de años y mucho análisis, el protagonista de Noche sin Paz (78%) ya ha superado el desastre y no tiene problema en hablar públicamente al respecto, ni en burlarse de todo lo que sucedió.

Durante una aparición en Architectural Digest (vía ComicBook.com), el actor hizo un recorrido por su hogar y eventualmente llegaron a su closet, donde mantiene una foto enmarcada de Hellboy:

Justo cuando me siento particularmente bien conmigo mismo, me gusta recordar siempre de dónde vengo.

El actor mostró con gusto la foto mientras Lily Allen, su actual esposa, reía en el fondo. Es claro que Harbour toma con gracia todo lo que sucedió con Hellboy, en vez de cargar con resentimiento o enojo por el resultado de la película.

Hellboy (81%) y Hellboy II: El Ejército Dorado (86%) realmente no obtuvieron grandes números en taquilla, pero el público se encariñó con la visión de Guillermo del Toro y con la labor de Ron Perlman, por lo que su necedad fue muy fuerte y nunca se le dio oportunidad al reboot. Por otro lado, Neil Marshall tuvo serios problemas con los productores durante la filmación y la postproducción, lo que dificultó el proceso y terminó por afectar el corte de la película que por ahora es considerada una de las peores de los últimos años.

No te vayas sin leer: David Harbour dice que Hellboy le enseñó a no meterse con propiedades muy queridas y a sólo trabajar en proyectos originales