La Defensoría considera que Bolivia aún está "lejos" de ser un país inclusivo

·2  min de lectura

La Paz, 28 jun (EFE).- La Defensoría del Pueblo de Bolivia consideró este martes que el país aún está "lejos de ser un país inclusivo y respetuoso" de los derechos humanos de la población LGBTIQ.

La institución emitió un comunicado a propósito del Día Internacional del Orgullo LGBTIQ (Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales, Intersexuales y Queer) en el que señaló que aún persiste "la ausencia de medidas de protección y de garantías efectivas del Estado" para esta población.

"La Defensoría del Pueblo considera que aún estamos lejos de ser un país inclusivo, tolerante y respetuoso de los derechos humanos de todas, todos y todes", señala el boletín de esa institución.

Además, indica que entre 2021 y 2022 esa entidad registró 77 denuncias de personas con diversa orientación e identidad de género por la vulneración de sus derechos.

La mayor cantidad de denuncias se realizaron en los departamentos de La Paz y Santa Cruz, seguidos por la región central de Cochabamba.

El derecho a la garantía de un debido proceso, el acceso a la Justicia y el derecho a la igualdad y a la no discriminación son las situaciones más denunciadas, según información compartida por la Defensoría.

"Estas denuncias son el reflejo de la ausencia de medidas efectivas de protección y de garantías efectivas por parte del Estado para las personas LGBTIQ", manifiesta el comunicado.

La Defensoría del Pueblo hizo algunas observaciones sobre el respeto de los derechos de esta población, entre ellas, la falta de respuesta del Tribunal Constitucional sobre el reconocimiento de las uniones de parejas del mismo sexo, lo que se espera desde hace dos años.

De la misma forma, cuestionó las "limitantes para el ejercicio pleno del derecho a la identidad de género", ya que a pesar de que pueden cambiar los datos personales en sus documentos de identidad, "no lograron ejercer su identidad en todos los aspectos".

También señala que Bolivia "no tiene información estadística de la población LGBTIQ" y que la última normativa que favoreció a esta población se emitió en 2016, cuando entró en vigencia la Ley de Identidad de Género, que permite cambiar los datos como el nombre, la imagen e identidad sexual en los documentos oficiales.

Ante esta situación, la Defensoría convocó al Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y al Ministerio de Justicia para implementar "la primera encuesta virtual para personas con diversa orientación sexual, expresión e identidad de género" que permitirá "relevar" el ejercicio de sus derechos fundamentales.

El fin de semana se realizaron desfiles en ciudades como La Paz y Cochabamba llenos de música, brillos y vistosos trajes y se alistan otros actos para el próximo fin de semana.

En la ciudad de Sucre, la capital constitucional de Bolivia, el Concejo Municipal rechazó que esta población realice la iza de la bandera arcoíris.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.