Anuncios

Demanda millonaria: fans de Ana de Armas ponen en jaque a los estudios de cine por un trailer engañoso

Fans de Ana de Armas ponen en jaque a los estudios de cine por un tráiler engañoso
Fans de Ana de Armas ponen en jaque a los estudios de cine por un tráiler engañoso - Créditos: @instagram.com/ana_d_armas

En 2019, fanáticos de la actriz cubana Ana De Armas vieron el trailer de una película en la ella aparecía y decidieron pagar a la plataforma en la que se encontraba disponible para verla. Con estupor, descubrieron que los minutos pasaban y la actriz cubana nunca aparecía en la pantalla. Claramente, el asunto podría haber quedado en la nada, pero se sintieron estafados y decidieron llevar el tema a la justicia .

La película en cuestión es Yesterday, un film de Danny Boyle con ribetes fantásticos que plantea un universo en el que la gente nunca llegó a conocer a los Beatles. Originalmente, De Armas interpretaba al interés amoroso para el protagonista de la película, interpretado por Himesh Patel; sin embargo, su aparición fue borrada del corte final.

Los demandantes, Conor Woulfe de Maryland y Peter Michael Rosza del condado de San Diego, California, pagaron cada uno 3,99 dólares para alquilar Yesterday en Amazon Prime y buscan un resarcimiento de 5 millones como representantes de un conglomerado de clientes.

La demanda fue presentada en enero y este martes, el juez federal de distrito Stephen Wilson emitió su fallo, que establece que los estudios de cine pueden ser demandados en virtud de las leyes de publicidad falsa si publican avances de películas engañosos .

Por supuesto que Universal, el estudio responsable, intentó desestimar la demanda. Según su argumento, los avances de películas tienen derecho a una amplia protección en virtud de la Primera Enmienda. “Se trata de un trabajo artístico y expresivo que cuenta una historia de tres minutos” y que simplemente da a conocer la trama. Para ellos, ese adelanto debe considerarse un discurso “no comercial”.

Sin embargo, el juez rechazó ese argumento y consideró que un trailer sí forma parte de un discurso comercial y por eso está sujeto a la Ley de Publicidad Falsa de California y la Ley de Competencia Desleal de aquel estado. “Universal tiene razón en que los avances implican cierta creatividad y discreción editorial, pero esta creatividad no supera la naturaleza comercial de un avance”, dictaminó Wilson. “En esencia, un trailer es un anuncio diseñado para vender una película al brindarles a los consumidores una vista previa de la película” , agregó.

Para Universal, el hecho de clasificar los adelantos como “discurso comercial” podría abrir la puerta a un alud de demandas por parte de espectadores insatisfechos, que podrían argumentar que el resultado final no está a la altura de las expectativas que genera el avance. “Según el razonamiento de los demandantes, un trailer sería despojado de la protección total de la Primera Enmienda y sujeto a un litigio oneroso cada vez que un espectador dijera estar decepcionado con la cantidad de personas o escenas que vio en el trailer en la película final; o podría argumentar que el film no encaja en el género que esperaban encontrar; en definitiva, da pie a un número ilimitado de decepciones que un espectador podría reclamar”, argumentaron los abogados.

Wilson los escuchó y tuvo en cuenta el planteo, pero consideró que la ley de publicidad falsa se aplica solo cuando una “parte significativa” de los “consumidores razonables” podría ser engañada.

“La decisión de la Corte se limita a representaciones sobre si una actriz o escena está en la película, y nada más”, escribió el juez, sosteniendo que, según el trailer de Yesterday, era plausible que los espectadores esperaran que De Armas tuviera un papel significativo en el film.

Según trascendió, el personaje de Patel debía conocer al de la actriz cubana el estudio del programa de entrevistas de James Corden. Richard Curtis, el guionista de la película, explicó que finalmente el papel de Armas fue eliminado luego de los espectadores que participaron de una proyección de prueba indicaran su descontento con que el protagonista se desviara de su principal interés amoroso, Ellie, interpretado por la inglesa Lily James.