Anuncios

El diseñador René Barrera: "hay que rescatar la cultura autóctona de El Salvador"

Madrid, 27 de mayo (EFE).- El diseñador René Barrera, reconocido como uno de los principales referentes de la moda de El Salvador, considera que es necesario rescatar la cultura autóctona y descubrir "el ADN" propio que pudiera diferenciar al país centroamericano de otros de su entorno.

Para ello, Barrera apuesta por la moda y esta semana llevó a la Casa de América de Madrid, la pasarela "Suchitlán, Artisan Collection», un proyecto compuesto por ropa y accesorios elaborados por 19 pequeños artesanos.

El objetivo, la inclusión de las mujeres artesanas diseñadoras salvadoreñas y fomentar su vinculación con el mundo de la moda mediante la promoción de sus prendas, fortaleciendo así la imagen del país con productos de alta calidad internacional, según indicaron los organizadores.

El desfile, inspirado con el nombre del lago de Suchitlán, en la ciudad colonial de Suchitoto, fue elaborado con el apoyo de la diseñadora salvadoreña Andrea Ayala.

La pasarela estuvo repleta de adornos dorados con formas de naturaleza, tejidos indigenistas que trasladan a otra época y vestidos con los colores blanquicelestes de la bandera de El Salvador.

MARCAR LA DIFERENCIA

"Quise hacer la diferencia con otros países de Centroamérica, quería descubrir ese ADN nuestro que nos pudiera diferenciar y ese el añil", señaló en una entrevista a EFE Barrera.

El añil es un pigmento natural obtenido de la planta indigofera, muy común en El Salvador, que se utiliza para teñir tejidos, específicamente como colorante para dar un color azul intenso a los textiles.

El diseñador explicó que este producto tiene años de existencia y que, de hecho, El Salvador fue el principal exportador de este material a nivel mundial durante mucho tiempo hasta que se creó el "azul sintético" que lo desplazó.

Hoy, Barrera lo rescata junto a otros productos locales para crear unas prendas autóctonas que muestren la "cultura salvadoreña" al mundo, eso que los hace diferentes del resto de los países de su entorno.

"El Salvador perdió mucho su identidad, no somos como Guatemala o México, que hemos tenido mucho orgullo patrio, sino que, a raíz de la guerra civil que tuvimos, todo lo que era indígena fue quedando fuera", lamenta.

LA IMPORTANCIA DE LA MODA

El diseñador resalta el valor de la moda por encima incluso de otras formas culturales ya que fue la "primera forma de expresión artística" de la historia, influyendo en cosas como la categoría social de las personas.

"En los pueblos prehispánicos, tener un penacho o un taparrabos te daba cierto estatus y te diferenciaba del resto", explica.

Además, agrega que siempre que se exportan noticias de El Salvador están relacionadas con la violencia de las pandillas o, últimamente, con temas políticos sobre el presidente del país, Nayib Bukele.

"El problema es que siempre se habla de lo negativo o lo sensacionalista, no se realzan este tipo de iniciativas culturales", denuncia Barrera.

Por eso, resalta la importancia de eventos como el realizado esta semana en Madrid o en el que participó durante la pandemia en el recinto ferial de IFEMA de la capital española, donde rescató el llamado "telar de cintura", una herramienta tradicional utilizada para tejer textiles en culturas como la salvadoreña.

Barrera reconoce que la moda es una de las industrias "más contaminantes del mundo", por eso está tratando de utilizar productos de artesanos en sus diseños y fomentar prendas más sostenibles sin que estás pierdan la esencia de su tierra natal.

Lucía Alegrete

(c) Agencia EFE