Tras el divorcio: Courteney Cox y David Arquette hablaron de cómo fue volver a trabajar juntos en la nueva Scream

·2  min de lectura
Courteney Cox y David Arquette en la primera Scream, película donde comenzó su historia de amor.
Courteney Cox y David Arquette en la primera Scream, película donde comenzó su historia de amor.

El próximo jueves 13 se estrena en cines una nueva entrega de Scream. La popular saga de terror que nació en los noventa de la mano de Wes Craven, lanza su quinto capítulo, que contará con buena parte del elenco original. De esa manera, Neve Campbell en la piel de Sidney Prescott, deberá enfrentar nuevamente al peligroso asesino conocido como Ghostface. Y junto a ella, coinciden otra vez David Arquette y Courteney Cox, quienes se conocieron en el set de la primera película (en 1996), se casaron tres años después y se divorciaron en 2013.

En una reciente entrevista, ambos reflexionaron sobre una realidad que a cualquiera le puede resultar un tanto incómoda: volver a trabajar junto a un ex.

Muy movilizado con respecto a la importancia del proyecto, el actor confesó: “Ya pasaron 25 años de nuestras vidas, desde la primera película. Hemos crecido juntos, tenemos una hija. Y el poder volver a actuar junto a Courteney, es una experiencia catártica”. Cuando el divorcio se hizo efectivo en 2013, los padres de Coco Arquette (que hoy de 17 años y cuya madrina es Jennifer Aniston) declararon mantener un profundo cariño por el otro, y que la separación se daba en los mejores términos.

Con el correr de los años, ambos rehicieron sus vidas románticas, pero manteniendo siempre una relación de profundo respeto. Por ese motivo, reencontrarse en un set, y encima de la saga donde todo comenzó, fue algo que los conmovió. Y así lo comentó la propia Courteney Cox: “David se emocionó mucho mientras filmábamos nuestra primera escena juntos”. Por su parte, Arquette concluyó: “Puedo asegurar que muchas personas no se sentirían cómodas con ese nivel de emoción”.

La historia de amor entre Cox y Arquette tuvo, en efecto, a la saga Scream como marco. Se conocieron, como dijimos, cuando filmaron la primera entrega de la saga, durante 1996. Al año siguiente, con la llegada de su secuela, comenzaron a salir y cuando Scream 3 llegó a los cines en el 2000, ya estaban casados. En 2004 tuvieron a su hija. Pero todo llegó a su fin en el año 2011, cuando la pareja anunció que se separaba, pero que seguirían trabajando juntos a través de la productora que fundaron, llamada Coquette Productions. En el 2013 finalmente terminaron el juicio de divorcio, y cada uno estableció nuevas parejas.