La dura historia de la estrella infantil Jennette McCurdy: de los abusos sufridos en iCarly a la violencia de su madre

·7  min de lectura
Jennette Mccurdy expuso la crueldad de la industria y también la violencia que ejerció su madre con ella
Jennette Mccurdy expuso la crueldad de la industria y también la violencia que ejerció su madre con ella - Créditos: @Instagram @jennettemccurdy

Miranda Cosgrove, estrella de iCarly, se mostró totalmente shockeada cuando salieron a la luz fragmentos de la flamante autobiografía de su compañera en la serie de Nickelodeon, Jennette McCurdy. “Cuando sos joven, estás demasiado metido en tu propio mundo y no te das cuenta que otras personas están pasando por cosas mucho más difíciles que vos. No te imaginás eso de la persona que hace reír a todo el set todos los días”, declaró Cosgrove en relación a tan solo algunas de las acusaciones de su colega, quien reveló en detalle cómo Nickelodeon intentó callarla con dinero para que no exponga casos de abuso y acoso vividos en el rodaje de dicha serie (emitida originalmente desde 2007 a 2012) y de la posterior Sam & Cat (2013-2014).

 Jennette Mccurdy promociona su duro libro
Jennette Mccurdy promociona su duro libro - Créditos: @Instagram @jennettemccurdy

En I’m Glad My Mom Died [Me alegra que mi madre haya muerto], el libro de McCurdy, la artista revisiona su pasado como estrella infantil con total crudeza, exponiendo episodios de su vida personal y profesional, como la violencia y el abuso sexual que ejercía su madre sobre ella y los mencionados hechos de abuso que padeció en el set de las populares ficciones con las que saltó a la fama gracias a su hilarante interpretación de Sam Puckett. Puertas para adentro, en cambio, la realidad estaba muy lejos de ser perfecta para la joven oriunda de California que solo quería triunfar en el mundo de la actuación, mundo al que ya no tiene deseos de regresar. McCurdy rechazó integrar el revival de iCarly y lo que cuenta en su libro brinda un contexto a esa decisión que había sido llamativa.

“El creador” y un abuso que intentó ser silenciado

 Jennette McCurdy sufrió episodios de acoso en el set de iCarly
Jennette McCurdy sufrió episodios de acoso en el set de iCarly - Créditos: @Instagram @jennettemccurdy

Años después de su experiencia con Nickelodeon, McCurdy sintió que era momento de pronunciarse sobre los traumas que todavía padece por haber trabajado con “El creador”. Así llama presuntamente la actriz en su libro a Dan Schneider, el showrunner de iCarly, Sam & Cat, y Zoey 101, todas series de las que Jennette formó parte. Cuando se reunió con un productor importante para relatarle cómo había sido abusada y acosada por “El creador”, la respuesta no fue la que la joven esperaba. “Te están ofreciendo 300 mil dólares”, le contó un ejecutivo de la cadena, quien agregó: “Pensalo como un regalo de agradecimiento. Te están dando 300 mil dólares y lo único que quieren que hagas es que nunca hables públicamente de tu experiencia en Nickelodeon, específicamente lo que esté relacionado con ‘El Creador’”.

Luego de que McCurdy rechazara la oferta por considerarla una maniobra extorsiva, los ejecutivos continuaron presionándola para que acepte ese “dinero gratis”. “No, no es dinero gratis lo que me están ofreciendo. Esto no es eso. Esto es dinero para callar”, les respondió la actriz, quien recordó en su libro lo vulnerada que se sintió en ese momento: ¿Qué? ¿Nickelodeon me ofrece 300 mil dólares para que no hable públicamente de mi experiencia en el programa? ¿Mi experiencia personal del abuso de ‘El Creador’? Esta es una cadena con programas hechos para chicos ¿No deberían tener algún tipo de brújula moral?”.

McCurdy se retiró de la actuación
McCurdy se retiró de la actuación - Créditos: @Axelle/Bauer-Griffin

McCurdy comenzó a actuar en iCarly a los 16 años y, desde el inicio, comenzó a experimentar situaciones que la incomodaban. En su libro, la actriz describe cómo le sacaban fotos mientras hacía una prueba de vestuario en bikini en su probador y cómo la forzaban a tomar alcohol por estricto pedido de “El creador”. Cuando le contó lo sucedido a su madre Debra, la mujer le dijo que ese era “el precio que tenía que pagar por ser famosa” y para ayudar a su familia, que dependía económicamente de sus trabajos. “Sentía que se estaban tomando decisiones por mí y que yo era la última en saberlas. Eso enoja mucho, sentí ira por mucho tiempo”, expresó en una entrevista con The New York Times.

“Durante toda mi juventud me sentí muy explotada. Todavía reacciono de manera nerviosa cuando lo digo. Hubo casos en los que las personas tenían buenas intenciones y otros en los que sabían exactamente lo que estaban haciendo conmigo”, manifestó, sobre el abuso que denunció por parte de “El creador”. Sin embargo, Jennette no solo se refiere a lo que acontecía en Nickelodeon sino en su hogar, en el que su madre abusaba sexualmente de ella y ejercía actos de violencia que la actriz puso en (desgarradoras) palabras.

Las pesadillas a las que fue sometida por su madre

 Jennette McCurdy alzó la voz sobre los abusos que sufrió
Jennette McCurdy alzó la voz sobre los abusos que sufrió - Créditos: @Instagram @jennettemccurdy

Cuando Brenda vio en su hija talento para el canto y la actuación, comenzó a llevarla a diversos castings. Jennette tenía tan solo seis años. “Quería vivir a través de mi persona su sueño frustrado de ser estrella”, explicó McCurdy, quien, al conseguir roles en series como Medium, Over There, Strong Medicine y The Inside, fue utilizada por su mamá para mantenerla a ella, a su padre (quien no era su papá biológico, como se enteró cuando tenía 20 años) y a sus hermanos. Cuando cumplió 11 años, su madre empezó a contar sus calorías, a teñir compulsivamente su cabello y a blanquear su dentadura. La obsesión de Brenda con la alimentación de su hija hizo que la joven fuera diagnosticada con anorexia. Tenía tan solo 12 años. Al finalizar la consulta con el médico, Brenda hizo caso omiso a las recomendaciones y se obsesionó aún más con la apariencia de su hija.

En la actualidad, Jennette escribe y tiene un podcast
En la actualidad, Jennette escribe y tiene un podcast - Créditos: @Tony Barson

De acuerdo al testimonio de Jennette, fue forzada a ingerir medicamentos que retrasaron su desarrollo hormonal. La mujer quería que su hija luciera más joven de lo que era para que pudiera obtener papeles en series infantiles de manera constante. “Además de la anorexia, palabra cuyo significado desconocía, después padecí bulimia”, contó McCurdy en su libro, en el que expone el abuso sexual que sufrió por parte de Debra. La mujer le practicaba controles vaginales y mamarios sin su consentimiento y no permitía que se bañe sin estar ella observándola. Los abusos siguieron hasta que Jennette cumplió 17 años.

En 2013, Debra murió de cáncer y eso liberó a la joven, como el título de su autobiografía lo indica. “La relación con mi madre se convirtió en el pulso de mi vida”, declaró McCurdy, quien también reveló que accedió a trabajar con “El creador” en Sam & Cat porque Debra la forzó a hacerlo. “Tanto mis hermanos como yo crecimos moviéndonos en un campo minado, nunca sabíamos si mamá iba a estar bien o actuar como una loca, era muy volátil”, añadió la actriz.

Volver a empezar

Con la publicación de su libro, McCurdy asegura que fue invadida por una sensación de paz. “Ahora tengo gente alrededor que me apoya, que me cuida, que me quiere, eso me hace llorar de la emoción, me siento segura, tengo confianza en los demás y puedo abrirme sobre mis cosas”. Un paso importante fue su tour cómico, el punto de partida de lo que sería su primer libro. De hecho, la escritura fue sanadora para McCurdy, quien hace unos años empezó a trabajar para publicaciones como The Wall Street Journal y The Washington Post. Actualmente, también tiene un podcast, Empty Inside, con figuras invitadas, y en el que siempre aclara que no tiene deseos de retomar la actuación.

Si bien escribir la autobiografía fue terapéutico para Jennette, afectó también a su familia, como a su abuela, quien se mostró muy dolida por el título. Aunque luego la joven explicó que la comedia negra es su manera de lidiar con las cosas trágicas que le sucedieron en la vida. Por lo tanto, a pesar de las reticencias del entorno familiar, se rehusó a retitular su texto. “Quiero de ahora en más estar en control de lo que hago, empezar un nuevo proceso”, subrayó.