El abuso del alcohol mata a 3 millones de personas al año, la mayoría hombres

Por Kate Kelland
En la imagen de archivo, latas de cerveza en una tienda de Ciudad Juárez, México. REUTERS/Jose Luis Gonzalez/File Photo

Por Kate Kelland

(Reuters) - Más de 3 millones de personas murieron en 2016 debido a la ingesta excesiva de alcohol, lo que significa que una de cada 20 muertes a nivel mundial estuvo vinculada a beber demasiado, dijo el viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Más de tres cuartos de los fallecidos eran hombres, reveló la agencia de salud de la ONU. Y pese a las evidencias del riesgo que significa para la salud, el consumo global de alcohol aumentará en los próximos 10 años.

"Es momento de aumentar las acciones para impedir esta seria amenaza al desarrollo de sociedades saludables", dijo en un informe el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. "Demasiada gente, sus familias y comunidades sufren las consecuencias del uso dañino del alcohol".

En su "Informe sobre el estado global sobre el alcohol y la salud en 2018", la OMS afirmó que unos 237 millones de hombres y 46 millones de mujeres tienen problemas con la bebida o abusan del alcohol. La mayor prevalencia está en Europa y América y los desórdenes de uso del alcohol son más comunes en los países más ricos.

De todas las muertes atribuibles al alcohol, un 28 por ciento se debieron a lesiones, como accidentes de tráfico, daño autoinfligido y violencia interpersonal. Otro 21 por ciento se debió a problemas digestivos, mientras que un 19 por ciento obedeció a enfermedades cardiovasculares, como ataques cardíacos y derrames cerebrales.

Unos 2.300 millones de personas en el mundo beben alcohol, con un consumo diario promedio de 33 gramos de alcohol puro al día. Eso equivale más o menos a dos vasos de vino de 150 ml de vino, una botella grande de cerveza (750 ml) o dos chupitos de 40 ml de bebidas alcohólicas fuertes.

Europa tiene el mayor consumo de alcohol por persona del mundo, pese a que ha bajado en cerca de 10 por ciento desde 2010. Las tendencias actuales apuntan a un incremento per capita en el consumo en los próximo 10 años, afirmó el informe, particularmente en el Sudeste Asiático, el Pacífico Occidental y América.

"Todos los países pueden hacer mucho más para reducir la salud y costos sociales del uso dañino del alcohol", comentó Vladimir Poznyak, de la unidad de abusos de sustancias de la OMS. Agregó que medidas probadas y efectivas desde el punto de vista de los costes incluyen elevar el impuesto al alcohol, restringir la publicidad y limitar el acceso fácil a su adquisición.


(Información de Kate Kelland. Editado en español por Patricio Abusleme)