El “Ventaneando” de Pati Chapoy en picada: un formato que parece estar en vías de extinción

·4  min de lectura

POR | Luis Moreno-. Pati Chapoy es toda una institución de la televisión mexicana. Su programa “Ventaneando” lleva casi 25 años al aire y fue de las primeras emisiones que lograron disputar la hegemonía de Televisa. Durante un largo tiempo fue un éxito en parte a sus exclusivas sobre la farándula y al haber creado un equipo que era dinamita ante la pantalla.

Pati Chapoy, titular de "Ventaneando" (Cuarto oscuro)
Pati Chapoy, titular de "Ventaneando" (Cuarto oscuro)

Por desgracia para ella, los tiempos cambian. Y si bien “Ventaneando” fue uno de los pocos proyectos de TV Azteca que lograron sobrevivir al declive de la televisión, en días recientes la situación ha alcanzado un punto crítico.

Si en sus tiempos de gloria “Ventaneando” aglomeraba a chicos y grandes, es las últimas semanas apenas y le ha alcanzado para llegar 2.4 puntos rating, algo así como 700 mil espectadores, muy lejos de las cifras millonarias que alguna vez tuvo. En 2004 el programa llegó a tener 11. 7 puntos de rating, cinco veces más que el actual, de acuerdo con la agencia Notimex.

Ni siquiera la gracia de Pedrito Sola, el abuelo carismático de las redes sociales, salva el desastre. Tampoco el polémico Daniel Bisogno que de algún modo siempre se las ingenió para estar en la boca de la gente.

¿Qué queda ante esta situación? ¿Es tiempo de cerrar una etapa fructífera pero ya en apariencia agotada en la historia de la televisión? No parece que sea así. Según reportes en medios, Ventaneando apelará a recursos un tanto desesperados, como el de añadir concursos al programa en los que se regalará dinero a la audiencia, según indica el comunicador Alex Kaffie.

La situación para los integrantes de “Ventaneando” debe ser francamente estresante. Por ello se han desatado rumores de peleas y rupturas internas, así como regaños de Pati Chapoy que incluso han hecho llorar a Bisogno, según reporta el medio Tribuna. Quizá todo sea eso, simples rumores infundados, pero es curioso que un programa como ese acabe consumido por un estilo de especulación que ahí mismo se formó.

Pati Chapoy tiene recursos para reponerse. A fin de cuentas no dejar de ser una periodista de formación con mucha experiencia y que ha tenido el tino de rodearse con personas talentosas. Ser visto por cientos de miles de personas cada día no está mal, simplemente sabe a poco en comparación a las cifras que tuvo en sus tiempos de gloria, en especial si se piensa en lo costoso que es mantener una producción de su tipo.

“Ventaneando” ha sido un semillero de muchos conductores ahora estelares. De ahí salieron Martha Figueroa, Pepillo Origel, Aurora Valle, Álvaro Cueva, Atala Sarmiento, Mónica Garza, además de los ya mencionados Pedrito Sola y Daniel Bisogno, entre otros.

Todos ellos han contribuido a la cultura popular mexicana, con información tan criticada como aclamada en las pláticas de sobremesa. Muchos se podrán burlar e incluso despreciar este tipo de proyectos dedicados a hablar sobre la vida personal de las celebridades, pero al mismo tiempo son pocos los que se han resistido a parar oreja ante los últimos chismes, aunque sea a escondidas.

Ahora hay versiones que apuntan hasta una posible salida de Pati Chapoy de la televisora del Ajusco, o al menos un abandono a su exclusividad para poder trabajar con otros medios. Esto implicaría el fin de una era. Si ya de por sí la televisión mexicana parecía desplazada por las nuevas tendencias, el fin de “Ventaneando” acabaría con uno de los últimos bastiones de los años noventa que aún se sostenían vivos.

La prensa rosa no tiene fin. El chismorreo es algo inherente a la condición humana y de ello no se libran ni siquiera los intelectuales. Siempre habrá gente deseosa de saber qué es lo que ocurre con el último noviazgo de la estrella de la telenovela o de las infidelidades de un cantante famoso.

Lo que está en disputa es el formato. Es probable que un programa extenso ya no funcione para nuevas generaciones más acostumbradas a la velocidad.

Pati Chapoy ha mostrado habilidad para adaptarse. Mantenerse más de veinte años en horario estelar es algo al alcance de muy pocos.

Ahora ella y “Ventaneando” enfrentan la más dura de sus pruebas. El programa es una tradición, un referente cuando hacemos chistes o aludimos a personas a las que les encanta la intriga y el chismorreo. Falta ver si esto es suficiente para sobrevivir en un escenario ya muy distinto a aquel en el que se fundó, uno más sencillo, con menos opciones y sí, también más bello a su manera.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Equipo de “Ventaneando” es tundido por reunión donde se les olvidó la sana distancia

Belinda y Christian Nodal: el riesgo de hundir una promisoria carrera por amor

Influencers de "Acapulco Shore" iban a hacer una campaña gratis de turismo en Yucatán y los expulsan

EN VIDEO: Este vídeo de Cristiano Ronaldo jugando con su hija es lo más tierno que verás hoy

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.