El día que una amante del rey Juan Carlos acabó siendo lanzada por la borda

Esta anécdota, desvelada por Corriere della Sera, se ha convertido en la comidilla nacional de los círculos rosas en los últimos días. ¿Quién sería la desafortunada que acabó dándose un chapuzón no deseado para evitar encontrarse con la reina Sofía? ¿Cuándo ocurrieron los hechos? Nada más se sabe del asunto, pero el artículo que abre con esta anécdota tiene miga.

En Corriere della Sera han hecho un perfil de don Juan Carlos en el que dicen que repasan algunos de sus líos amorosos. (Foto: EFE/ JJGuillen)

El pasado 4 de enero, con motivo del 80 cumpleaños de Su Majestad, en el popular diario italiano decidieron trazar un perfil del monarca. Titulado Juan Carlos: 1500 mujeres, un golpe de estado bloqueado y riquezas legendarias, como hacía presagiar el encabezamiento, gran parte del texto se centraba en sus escarceos amorosos aderezándolo con un par de anécdotas jugosas.

La primera, que abre el perfil y que es la que más titulares está acaparando a este lado de los Alpes, es la de el día que, estando en un yate, y al grito de ‘¡Rápido, está llegando la Reina!’ los ‘diligentes’ escoltas del Rey decidieron ‘deshacerse’ de la amante.

No teniendo a mano el clásico armario en el que esconderla o la opción de meterla bajo la cama, decidieron cogerla por brazos y piernas, según se relata en el artículo firmado por Aldo Cazzullo, y la tiraron por la borda. Tal cual. La sacaron rápido del agua, cuando la situación estaba salvada y evitando que amante y esposa coincidiesen en el mismo tiempo y espacio.

En Corriere della Sera hablan de un total de 1500 mujeres que han pasado por la vida del monarca emérito, aunque solo se dan tres nombres: el de la decoradora catalana Marta Gayà, la vedette Bárbara Rey y, por supuesto, Corinna zu Sayn-Wittgenstein. A raíz de su mención es cuando surge esa otra curiosa anécdota que recoge el diario italiano.

A Corinna, Cazzullo la define como “una amante elevada casi al rango de segunda esposa”. Cuentan en su perfil sobre el padre del actual Rey que su relación saltó a los medios como consecuencia directa del incidente de caza en Botswana. Que fue en ese preciso instante cuando la prensa decidió romper el pacto de silencio que rodeaba a todo lo que tenía que ver con los Borbones. Según el periodista italiano, sus colegas españolas dijeron a sus directores. “El Rey estaba con la austríaca, esta vez tenemos que contarlo”. Y entonces la historia salió a la luz.

El incidente del elefante le costó pedir perdón y que se aireasen sus líos de faldas, pero poco más. Al menos según Corriere della Sera. Cazzullo está convencido de que la “mayoría de los españoles” le perdonó porque “Juan Carlos no es solo un rey de la crónica rosa, aunque haya propiocionado mucho material de crónica rosa. Es el fundador de la democracia española”.