El factor (con el que no habías contado) que empeora tu alergia

Durante el otoño los alérgicos viven la “temporada alta” de su enfermedad, y según revela un nuevo estudio, esto no les ayuda

Cada vez somos más sensibles a los ácaros del polvo doméstico, y aunque se cree que el otoño es la estación preferida por los ácaros, el asma y la rinitis (por ácaros) se manifiestan durante todo el año.(Foto: Getty)

Rinitis, conjuntivitis y asma son los principales síntomas que sufren las personas alérgicas a los ácaros, la causa más común de alergia en el mundo.

La alergia a ácaros (rinitis y asma) afecta a 90 millones de personas en Europa, Norte América y Japón, y más de 100 millones en China. Se estima que uno de cada diez adultos con rinitis alérgica tiene un pobre control de la enfermedad con las terapias convencionales. La enfermedad aparece en edad temprana, está presente durante todo el año, también en invierno, y aumenta el riesgo de desarrollar otras alergias respiratorias.

Es importante insistir en que no se trata de una enfermedad estacional, puesto que el asma y la rinitis por ácaros se manifiestan durante todo el año, aunque los síntomas -que afectan de forma significativa a la calidad de vida y provocan elevados costes derivados del tratamiento- se intensifican en las épocas en las cuales la temperatura y la humedad resultan más favorables al desarrollo de los ácaros: el otoño y la primavera.

La alergia respiratoria afecta a una cuarta parte de la población en los países desarrollados, y es una de las causas más frecuentes de consulta médica. Dentro de esta patología, los ácaros son el segundo alérgeno individual respiratorio más frecuente, después del pólen. (Foto: Getty)

Pero además de la temperatura, hay otra factor que podría desencadenar este problema respiratorio. De acuerdo con los últimos datos de Alergológica 2015, el estudio epidemiológico de referencia sobre las enfermedades alérgicas en España, el asma producida por alergia a los ácaros ha aumentado en prácticamente todas las zonas costeras de España.

Mira dónde vives y descubre cómo puede afectarte

Si, en términos globales, el 50 por ciento de los pacientes con asma y rinitis alérgicas son sensibles a los ácaros del polvo doméstico, el porcentaje se eleva de forma muy considerable en algunas de las CCAA con salida al mar. Además, también en casi todas las autonomías costeras ha aumentado en relación con el anterior estudio Alergológica, elaborado 10 años antes. El caso más llamativo es el de Baleares, con un 88 por ciento de los pacientes asmáticos por alergia respiratoria por ácaros. El porcentaje es de un 85 por ciento en Canarias. En Galicia, asciende a un 74 por ciento.

Entre las CCAA más afectadas también se encuentran Cataluña, la Comunidad Valenciana y País
Vasco. En el País Vasco el porcentaje de asmáticos por alergia respiratoria sensibles a las dos
especies más comunes de ácaros Dermatophagoides pteronyssinus y Dermatophagoides farinae
se mueve alrededor del 56 por ciento. Una situación parecida a la de la Comunidad Valenciana (56% de pacientes sensibles a la primera especie y 51 por ciento a la segunda) y Cataluña (55 por ciento de pacientes sensibles a cada una de las dos especies de ácaros del polvo doméstico). Otras CCAA costeras con provincias costeras como Andalucía también son especialmente vulnerables a esta patología alérgica.

Si te encuentras mal a menudo, te cuesta respirar y te cansas con facilidad deberías hacerte una prueba cutánea para detectar alergias. (Foto: Getty)

Por otro lado, los resultados del Estudio EPIDmite 2, presentado en el XXXI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, revelan que el 60 por ciento de los pacientes alérgicos a ácaros presentaban rinitis, sobre todo persistente, de moderada a severa, y el 40 por ciento de los pacientes presentaba de forma conjunta rinitis y asma. En ambos grupos, más del 60 por ciento presentaba conjuntivitis.

¡Ojo! Porque la alergia a los ácaros del polvo se manifiesta con síntomas similares a la gripe, como bloqueo de la nariz, moqueo, estornudos, dificultades para respirar, ojos irritados, cansancio, y enfermedades recurrentes como bronquitis o infección de la garganta. Así que si reconoces estos síntomas deberías acudir al especialista para realizarte un diagnóstico. 

Mientras tanto aquí tienes algunas medidas preventivas para ir tirando:

  • Además de una buena ventilación (diaria) es necesario aspirar y fregar las habitaciones con frecuencia. Lo ideal es utilizar un aspirador adecuado para alérgicos y después fregar los suelos, ayudando a reducir el número de alérgenos en casa.
  • Si tienes mascotas en casa, debes limpiar con asiduidad las tapicerías y muebles. También es conveniente pasarles una toalla húmeda por las patas cuando regresemos a casa después de pasear con ellos, así como evitar que suban a nuestra cama o sofá.
  • Evitar alfombras, moquetas, cortinas, cojines,muñecos de peluche, mantas, aire acondicionado, etc…
  • Usa ropa de cama anti-ácaros, filtros, productos de limpieza especiales, etc. Además, el soporte de la cama (canapé) debe estar recubierto con plástico.
  • Lava las sábanas y mantas semanalmente o al menos cada 10 días en agua caliente (a temperaturas elevadas (60ºC)).
  • Mantén una humedad relativa por debajo del 60 por ciento, y evita el uso de humidificadores ambientales.

¿Sabías en vivir en la cosa empeoraba esta alergia? ¿Cuál crees que es el lugar más saludable para vivir: playa, montaña o ciudad?

También puede interesarte:

¿Se puede tener alergia (también) en invierno?

La sustancia que provoca cáncer de la que es imposible escapar

El motivo ‘invisible’ por el que tu trabajo te enferma

¿No acabas de encontrarte bien pero no sabes qué te pasa? La respuesta podría estar en tu cama

Cómo tener un hogar saludable sin pasarte la vida limpiando

¿Te imaginas pasar una primavera sin sufrir por la alergia?

¡Que el asma no limite tu vida!

Cómo evitar la alergia a los ácaros de tu casa