Un lucrativo negocio llamado Jenni Rivera

Singer Jenni Rivera performs at the 11th annual Latin Grammy Awards in Las Vegas, Nevada November 11, 2010.  REUTERS/Mario Anzuoni (UNITED STATES - Tags: ENTERTAINMENT) (LATIN GRAMMYS-SHOW)
Jenni Rivera. Foto: REUTERS/Mario Anzuoni

En diciembre de 2012, y con 43 años, un percance aéreo acabó con la vida de la cantante Jenni Rivera. Desde entonces, su familia ha hecho de todo por continuar el legado de la llamada ‘Diva de la banda’. Y vaya que les ha funcionado.

La más reciente apuesta de los Rivera es una película biográfica sobre la intérprete de ‘Y basta ya’. Aún no tiene actores ni director, pero sí guionista: Kate Lanier, quien trabajó para la cinta sobre la vida de Tina Turner, llamada ‘What’s Love Got To Do With It’.

“Me encantaba su fortaleza. No importaba lo que estuviera atravesando, siempre encontraba una lección. Recuerdo sus lágrimas, y quiero que todo lo que pasó en sus 43 años toque a alguien. Quiero que cada una de sus lágrimas haya valido la pena”, declaró Rosie Rivera, hermana de la cantante y albacea de su fortuna.

“La historia de Jenni es universal en cuanto a temas de amor, pérdida, éxito y cambio cultural”. Así lo aseguró el productor de la cinta, Donald De Line, dueño de De Line Pictures, quien trabajará en este proyecto junto a Mucho Más Media y Jenni Rivera Enterprises, la marca que maneja todo lo relacionado con la cantante.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Productos y más productos

La película sobre Jenni Rivera se une a una cada vez más amplia lista de productos oficiales relacionados con la cantante mexicoestadounidense. Entre otros, cuenta con una línea de ropa, otra de maquillaje, además de libros, perfumes, tazas, joyas y hasta calcomanías para auto, disponibles en su sitio web.

Y tras su muerte, la familia ha seguido capitalizando su legado. En 2016, por ejemplo, inauguraron el Museo Jenni Rivera, ubicado en Long Beach, California, y el cual exhibe las pertenencias de la cantante y la memorabilia de sus conciertos. El lugar cuenta con clases de música y hasta una guardería para madres solteras.

Ese mismo año, se convirtió en la primera cantante hispana en tener su propio holograma, el cual fue presentado en el cementerio Hollywood Forever de Los Ángeles, en el marco de la fiesta anual Día de Muertos.

Para 2018, la fallecida cantante ya contaba con su propio festival musical: ‘Jenni Vive’. El evento se realizó en la Plaza de Toros México y contó con grandes exponentes como Gerardo Ortiz, Ana Bárbara, Lucero y, por supuesto, Lupillo y Chiquis Rivera.

Actualmente, el productor Emilio Estefan prepara un documental sobre Jenni, desde los días previos a su muerte hasta su última aparición pública: aquel ya legendario concierto en Monterrey, antes de tomar el avión que lo cambiaría todo.

También te puede interesar: Emilio Estefan producirá documental sobre Jenni Rivera

Las ganancias

Por supuesto, la labor de construir el legado de una cantante como Jenni Rivera ha generado ingresos para sus familiares.

Al momento de su muerte, la fortuna de la cantante rondaba los 25 millones de dólares, resultado de las ventas de sus discos, presentaciones, su línea de ropa y cosméticos, y el reality show ‘I love Jenni’, que mostraba la vida de la cantante y su familia. Tras el deceso, la cifra se elevó a 300 millones de dólares.

El legado millonario continúa, en buena medida gracias a la visión de negocio que comenzó Pedro Rivera, padre de Jenni, quien desde muy joven llegó a Estados Unidos para iniciar una carrera como cantante y, más tarde, descubriendo y representando a figuras del regional mexicano como Graciela Beltrán, El Chapo de Sinaloa y, claro, sus propios hijos y nietos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

También te puede interesar: Hijo menor de Jenni Rivera debuta como cantante

Acostumbrados al ojo público, los Rivera han compartido ante las cámaras los altibajos en sus carreras y vidas personales. Y por supuesto, eso también ha generado dinero, con sus reality shows, bioseries e incluso libros.

En 2015 Chiquis Rivera, hija de la cantante, publicó ‘Perdón’, un relato sobre su versión sobre el distanciamiento que mantuvo con su madre durante la última etapa de su vida, tras los rumores de una relación que la joven mantenía con el ex beisbolista y esposo de Jenni, Esteban Loaiza.

Es un fenómeno interesante lo que la familia Rivera ha hecho con la imagen de Jenni. Se encargaron de construir un imperio que, tal como pasó con Selena, quizá solo hubiera sido posible tras el deceso de la intérprete. Y con esto, las cuentas del banco no hacen más que aumentar.

El empeño de la familia por continuar el legado de la cantante continúa. ¿Qué otra cosa se les ocurrirá para seguir obteniendo ganancias con la imagen de la cantante? ¿No será ya suficiente? Quizá la respuesta esté, irónicamente, en el título del último single que Jenni lanzó en vida: ‘Y basta ya’.

@braham_MV

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.