A 20 años del asesinato de Paco Stanley, el crimen que impactó a una generación

José Rivero
Contributor
Paco Stanley. Foto: Mezcalent

Uno de los momentos más impactantes que se transmitieron en la televisión mexicana fue la cobertura en vivo de los momentos posteriores al asesinato del presentador conocido como Paco Stanley, en las calles de la Ciudad de México, al filo del medio día del 7 de junio de 1999, hace 20 años.

El presentador Francisco Stanley Albaitero había salido de conducir su programa matutino 'Una tras otra' en la cadena TV Azteca. Fue a desayunar al restaurante El Charco de las ranas sobre Periférico sur, y al salir, ya a bordo de su camioneta que se encontraba estacionada temporalmente en la banqueta, fue asesinado a tiros por, al menos, tres hombres.

El hijo de Paco, Paul Stanley, se enteró de la noticia a través de la televisión en la dirección de su escuela secundaria, pero esperaba que fuera un error. Sin embargo, cuando marcó a la oficina de su padre, la secretaria se lo confirmó.

De acuerdo con el procurador general de Justicia del Distrito Federal de ese entonces, Samuel del Villar, el asesinato de Stanley fue un ajuste de cuentas por deudas con el narcotráfico. El autor material fue identificado como Erasmo Pérez Garnica, alias 'El Cholo'.

Te puede interesar: Mario Bezares y su refugio en el entretenimiento local

Su colaborador más cercano, Mario Bezares, fue señalado como presunto cómplice del crimen. Actualmente, 'Mayito', como le decía Paco de cariño, se dedica a la televisión local y como actor de teatro. Califica las acusaciones en su contra como "una telenovela maravillosa escrita por la Procuraduría, la historia que se aventaron es de Hollywood y es una absurda y vulgar mentira".

Paco era muy querido por el público...

Es uno de los crímenes relacionados al mundo del entretenimiento que más impactaron a México, porque Paco Stanley era uno de los presentadores de televisión más populares y queridos por la audiencia.

Desde un año antes de su muerte se había integrado a las filas de la cadena TV Azteca para conducir el programa 'Una tras otra' con su peculiar estilo cómico.

Pero su fama fue gracias a una trayectoria de años en la cadena Televisa. 'Pacatelas' fue uno de sus programas más exitosos en los años 90, donde contaba chistes, animaba y entrevistaba a invitados musicales como una joven Shakira.

Antes fue conductor de '¡Ándale!' y 'Llévatelo', aunque también fue actor con el personaje principal de la obra 'Don Juan Tenorio', con una temporada de más de 10 años.

En los años 80 fue anfitrión en el clásico programa 'La carabina de Ambrosio', uno de los programas de humorismo más importantes de la televisión mexicana desde los años 70, con sketches y musicales en vivo.

Su personalidad cómica le abrió las puertas en otros programas de Televisa como 'Alegrías del medio día', 'Divertidísimo', 'Sonrisas sorpresas' y 'El Club del Hogar'.

Por su voz tan peculiar, incluso grabó tres discos, pero en lugar de cantar, recitaba sus poemas favoritos.

Todavía nadie ha ocupado su lugar

Después de la muerte de Paco Stanley otros presentadores masculinos tuvieron relevancia como Adal Ramones, Jorge Muñoz, Marco Antonio Regil o Yordi Rosado. Cada uno ha brillado por su carisma, sonrisa o sentido del humor. Incluso, como el fallecido presentador, han abarcado el terreno de la actuación y la grabación de discos, pero quizá aún les falta más tiempo en los medios para consagrarse como Stanley.

A lo mejor, también influye que eran otros los tiempos en los que Paco desarrolló su carrera profesional, sin tanta competencia ni con la evolución que ha vivido la televisión ante las nuevas propuestas de contenido de las plataformas de streaming.

Incluso su hijo Paul lo ha intentado. Actualmente trabaja en el matutino 'Hoy', pero en 2017 le dieron una fallida oportunidad con el programa 'Buenas vibras' que resultó en una mutación de talk shows escandalosos al estilo de Laura Bozzo y que fue cancelado al poco tiempo.

Paul recuerda a su padre como "un gran ejemplo, un ídolo, un ícono de la tele”, y le alegra que la gente no deja de quererlo. “Hoy por hoy, yo voy por la calle y siempre hay un buen comentario para mi papá, y bueno, que yo lo pudiera lograr, sería muy satisfactorio para mí”, dijo a Televisa.

A dos décadas de su fallecimiento, así lo recuerdan en Twitter: