Anuncios

Ellen Barkin, ex de Johnny Depp, cuenta una vez que el actor arrojó una botella de vino en una habitación

La actriz Ellen Barkin ha afirmado que el “celoso” Johnny Depp una vez arrojó una botella de vino en la habitación de un hotel cuando estaban saliendo a principios de la década de 1990.

Barkin dijo que se hizo amiga de Depp por primera vez en 1994 cuando protagonizaron Fear and Loathing in Las Vegas juntos antes de que su relación se volviera “sexual”, y se reunían varias veces a la semana.

Su testimonio, que se grabó en 2019, se presentó en la corte en Fairfax, Virginia, el jueves durante el juicio por difamación de alto perfil de Depp contra su exesposa Amber Heard.

Barkin testificó que estaba en una habitación de hotel en Las Vegas con Depp, el asistente de él y sus amigos un día durante el rodaje de Fear and Loathing in Las Vegas.

Ella dijo que había “una pelea en curso” y el actor tomó una botella de vino y la arrojó al otro lado de la habitación.

La pelea no fue con ella, dijo, sino entre Depp y “sus amigos en la habitación, el asistente, sinceramente, no me acuerdo”.

La botella no la golpeó a ella ni a nadie más en la habitación, testificó, pero fue arrojada en dirección a ella y al grupo de personas en la habitación.

“No sé por qué aventó la botella”, dijo.

El testimonio de Barkin sobre el incidente se escuchó anteriormente durante el caso de difamación de Depp en el Reino Unido contra The Sun por un artículo en el que el periódico lo etiquetó como “un golpeador de esposas”. El actor de Pirates perdió el caso.

En ese entonces, Depp negó que el incidente hubiera ocurrido.

El jueves, los miembros del jurado escucharon a Barkin testificar que su ex era “celoso” y “controlador” durante su breve tiempo juntos, y le preguntaba a dónde iba y qué estaba haciendo, y le decía “no hagas esto, no hagas eso”.

“Solo un hombre celoso, controlador”, describió a Depp.

“¿Adónde vas? ¿Con quién vas? ¿Qué hiciste ayer en la noche?”, recordó ella que él preguntaba.

Barkin testificó sobre un momento en particular en el que supuestamente Depp se “enojó mucho” y la acusó de tener relaciones sexuales con otra persona porque tenía un leve rasguño en la espalda.

“Se enojó mucho cuando insistió en que provenía de alguien con quien debí haber tenido relaciones sexuales que no había sido él”, testificó.

Dijo que Depp estaba “borracho la mayor parte del tiempo” y que también consumía alucinógenos, cocaína y marihuana.

“Siempre estuve al tanto” de que él bebía en exceso, dijo, y agregó que era un “bebedor de vino tinto” y “me llamó y me dijo que estaba drogado”.

Ella dijo que fue Depp quien terminó la relación después de varios meses juntos.

Heard y Depp se han acusado mutuamente de arrojarse botellas durante peleas violentas.

Heard y el ex mejor amigo de Depp, Bruce Witkin, también testificaron que Depp tiene una “racha de celos”.

Depp está demandando a su exesposa por difamación por un artículo de opinión de 2018 que ella escribió para The Washington Post, donde se describía a sí misma como “una figura pública que representa el abuso doméstico”.

El actor de Pirates of the Caribbean no es nombrado en el artículo, que se titula “I spoke up against sexual violence — and faced our culture’s wrath. That has to change” (Me pronuncié en contra de la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura. Eso tiene que cambiar).

Sin embargo, Depp afirma que implica falsamente que él es un abusador doméstico, algo que él niega rotundamente, y que lo ha dejado en apuros para conseguir papeles en Hollywood. Él está demandando por US$50 millones.

Heard está contrademandando por US$100 millones, y acusa a Depp de orquestar una “campaña de difamación” en su contra y describe la demanda de él como una continuación del “abuso y acoso”.