Elon Musk visita Brasil para discutir sobre la Amazonia y el internet con Bolsonaro

·3  min de lectura

Elon Musk se reunió con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, para hablar sobre la protección de la selva amazónica y la conectividad rural a internet.

El director de SpaceX y Tesla publicó en Twitter este viernes por la mañana que estaba “super emocionado” por estar en el país sudamericano, y comentó que el monitoreo ambiental de la Amazonia estaba en la agenda, acompañando su mensaje con un emoji de árbol.

El multimillonario, que actualmente está en conversaciones para comprar Twitter por US$44 mil millones, agregó que también estaba allí para el lanzamiento de Starlink, el sistema basado en el espacio para llevar internet a zonas marginadas del mundo, que ayudara a conectar a miles de escuelas sin conexión en áreas rurales.

Mientras tanto, Musk también se defendió enérgicamente contra las acusaciones de que acosó sexualmente a una sobrecargo en un vuelo a bordo de un avión privado a Londres en 2016.

Fábio Faria, Ministro de Comunicaciones de Brasil, dio la bienvenida a Musk y confirmó los temas de discusión, pero dio pocos detalles y solo agregó: “¡¡Hagamos esto!!”.

No está claro qué implicarán las discusiones de Musk sobre el monitoreo ambiental de la Amazonia con el gobierno brasileño.

Bolsonaro y Musk también aparecieron en un vídeo en vivo transmitido en la cuenta de Facebook del presidente, en el que aparecieron uno al lado del otro en el escenario mientras respondían preguntas de parte del público.

“Se puede hacer mucho para mejorar la calidad de vida a través de la tecnología”, dijo Musk al público, según Associated Press.

La selva amazónica es una de las áreas más ricas en biodiversidad del planeta y también es la más grande del mundo. Los árboles son cruciales para frenar el cambio climático, ya que absorben dióxido de carbono, uno de los gases de efecto invernadero que causa la rápida tasa de calentamiento global.

La deforestación de la Amazonía se ha disparado durante el gobierno del presidente brasileño de derecha, quien asumió el cargo en 2019 y se comprometió a desarrollar la Amazonía, descartando la preocupación mundial sobre su destrucción. Desde entonces, el gobierno de Bolsonaro ha impulsado la minería, la ganadería y la tala en la selva tropical.

A fines del año pasado, la deforestación en la Amazonía alcanzó su punto más alto en 15 años después de haber aumentado un 22 por ciento en un año, según datos oficiales. Luego, en enero, nuevos datos satelitales revelaron que se talaron aproximadamente 166 millas cuadradas de bosque en un mes, más de cinco veces la cantidad de árboles talados que en el mismo período del año anterior.

El mes de deforestación récord ocurrió después de que más de 100 países, incluido Brasil, se comprometieran a detener la deforestación y comenzar a restaurar los bosques del mundo para fines de la década, en un acuerdo que abarca el 85 por ciento de los bosques del mundo.

Mientras tanto, Musk ha hablado abiertamente sobre la realidad del cambio climático y la necesidad de reducir drásticamente las emisiones para evitar los peores impactos del calentamiento global. Ha pedido un impuesto al carbono y ha dicho que el “prometedor futuro” de las criptomonedas no puede darse a expensas del medio ambiente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.