Elvis Presley y Priscilla, una gran historia de amor pero también de dolor

·3  min de lectura
(Original Caption) Las Vegas, Nev..Entertainer, Elvis Presley sits cheek to cheek wit his bride, the former Priscilla Ann Beaulieu, following their wedding May 1, 1967.
Elvis Presley y Priscilla el día de su boda (Las Vegas, Nev..Entertainer, Elvis Presley sits cheek to cheek wit his bride, the former Priscilla Ann Beaulieu, following their wedding May 1, 1967.)

El cantante Elvis Presley murió en su lavabo en 1977 pero sigue siendo recordado hoy como ‘el Rey del rock’ y, aunque hace más de cuatro décadas que falleció, continúa teniendo una inmensa legión de fans que todavía vibran con su música.

Elvis era un tipo con personalidad, una voz de escándalo y, a su vez, el producto perfecto para las masas. A su lado, la que fue uno de los grandes amores de su vida, Priscilla (a la cual siguen llamando Priscilla Presley aunque lleva ‘siglos’ divorciada).

Priscilla ha asegurado en alguna ocasión que su vida ha sido un constante ‘mainsplaining’ y es que la sombra del artista la engulló por completo apocando su personalidad y por todos era conocida como “novia de…”, posteriormente “esposa de…” y eternamente “exmujer de…”.

Elvis y Priscilla se conocieron cuando el cantante estaba sirviendo como soldado del ejército americano, él tenía ya 24 años pero ella, solo tenía 14. Evidentemente los padres de la niña quisieron impedir la relación pero, terca y enamorada, siguió adelante un noviazgo con Elvis a pesar de la negativa de su familia.

Ella todavía iba a la escuela pero decidió mudarse a Memphis, a casa de los padres de Elvis a los dieciséis, para seguir con sus clases allí y así lo hizo. Años después, en 1967, tocó la mudanza definitiva de la pareja, independizada, a Graceland.

La boda no era una prioridad para ellos pero, en aquella época la población tampoco veía con buenos ojos que se hubiesen ido a vivir juntos sin estar casados así que la pareja se casó en Las Vegas tras siete años como novios y, al poco después, nació Lisa Marie, su querida hija.

Elvis Presley and his wife, Priscilla, prepare to leave the hospital with their new daughter, Lisa Marie. Memphis, Tennessee, February 5, 1968.
Poco después de su boda, tuvieron a su hermosa hija Lisa Marie (Elvis Presley and his wife, Priscilla, prepare to leave the hospital with their new daughter, Lisa Marie. Memphis, Tennessee, February 5, 1968.)

La historia de amor apasionada y feliz que habían iniciado años atrás se tornó oscura cuando se casaron y es que era muy difícil ser feliz al lado de un hombre que siempre estaba ausente. Elvis Presley era una gran estrella y pasaba la vida viajando, Priscilla estaba cansada de estar sola en casa.

Cuando se encontraban, lejos de abrazarse y cuidarse el escaso tiempo juntos, lo pasaban discutiendo y él se habría vuelto violento, según recoge ‘Libertad digital’. Convivir con un artista y sus demonios era una misión casi imposible para Priscilla que, además, intentaba encontrar su propia identidad a la sombra del hombre al que una vez amó.

Aquello era un infierno para ambos y, para rematar, ella le había sido infiel con su profesor de karate y cuando Elvis se enteró bajó al mismísimo infierno lleno de ira. A raíz de un affaire suyo, a modo de venganza, con Linda Thompson, el matrimonio con su ‘Cilla’ (como él la llamaba cariñosamente), terminó en divorcio.

CANNES, FRANCE - MAY 26: Priscilla Presley attends the photocall for
Priscilla ha seguido siendo famosa y ahora brilla sin Elvis Presley (Photo by Lionel Hahn/Getty Images)

Tras terminar con la pareja, Priscilla declaró: "Ya nuestra luna de miel fue un infierno. Mi marido estaba continuamente rodeado de admiradoras. Le encantaba la fama y el dinero. Tenía que viajar continuamente por sus contratos. Yo me convertí para él en un objeto”.

Ella acabó harta de la fama y los viajes pero aseguran que él nunca la pudo olvidar. Según iban avanzando los años setenta, el declive del ‘rey del rock’ en lo personal se iba notando hasta que terminó siendo la sombra de lo que un día fue. Sus adicciones también ayudaron a un final trágico que terminó, para siempre y con solo 42 años, con el que en su día llevó una corona de rey en lo que amaba, la música.

Te puede interesar...