Una enfermera, en el centro de la investigación por las muertes de al menos cinco bebés en Córdoba

·4  min de lectura
María Martín, con su beba nacida el 6 de junio en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba
María Martín, con su beba nacida el 6 de junio en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba - Créditos: @Sebastián Salguero

CÓRDOBA.– Una enfermera está en el centro de la hipótesis principal de la investigación judicial por al menos cinco muertes de bebés en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba. La mujer habría actuado con intencionalidad. No obstante, hasta el momento no hay imputaciones en el expediente, mientras desde la Justicia y el Ministerio de Salud provincial indicaron que no habrá más declaraciones hasta que se avance con las averiguaciones.

Todo indica que el universo de 13 muertes ocurridas entre marzo y junio analizado por el fiscal Raúl Garzón –de las cuales, en principio, cinco son sospechosas– se ampliaría a todas las de este año. A la vez, se espera que se sigan sumando denuncias de familias que ahora dudan de que sus hijos hayan fallecido por causas naturales.

https://www.lanacion.com.ar/buenos-aires/natali-suarez-pardo-la-mejor-parrillera-por-herencia-familiar-desde-san-luis-a-todo-el-pais-nid14082022/

La presencia de cantidades elevadas de potasio en dos cuerpos revelada por sendas autopsias es lo que hace pensar a los investigadores que no se trata de mala praxis. Además, los bebés tenían marcas de pinchazos.

Respecto de la enfermera que quedó en el centro de la principal hipótesis, informaron fuentes con acceso al expediente, habría ingresado a trabajar al hospital en 2020 y tendría “buenos antecedentes”.

El Hospital Neonatal de Córdoba, escenario de los hechos
El Hospital Neonatal de Córdoba, escenario de los hechos - Créditos: @Sebastián Salguero

Desde el Ministerio de Salud provincial indicaron, primero, que había 23 empleados separados, además de la directora, Liliana Asif, y la subdirectora. El viernes pasado definieron que eran nueve, todos con participación en los partos y posteriores controles de los bebés fallecidos. Un indicio parece ser que, después del apartamiento de los agentes, cesaron las muertes.

Tal como describió LA NACION fue la noche del 6 de junio la que marcó un punto de quiebre. Hasta entonces había tres muertes de bebés nacidos sanos, de embarazos normales y madres sanas. Su involución en 24 horas no era compatible con esos antecedentes.

Ese 6 de junio nació la beba de María Martín, la mujer que contó a este diario cómo desmejoró la criatura y cómo las enfermeras le preguntaron si se le había caído, ya que presentaba un hematoma en la espalda.

La beba se salvó después de 30 días de internación; el hematoma terminó en una necrosis que le dejará una marca de por vida. Los análisis mostraron que tenía “elevado nivel de potasio”, una coincidencia con las dos autopsias.

El fiscal Raúl Garzón investiga las muertes de bebés ocurridas en Hospital Neonatal de Córdoba
El fiscal Raúl Garzón investiga las muertes de bebés ocurridas en Hospital Neonatal de Córdoba - Créditos: @Sebastián Salguero

Martín presentó la denuncia el viernes pasado; una semana antes había consultado a los abogados.

Más testimonios

Este fin de semana se conoció el caso de Yoselín Rojas Gaspar. También el 6 de junio tuvo un parto normal en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba, pero a los 45 minutos le comunicaron que su recién nacida había fallecido por un “paro cardiorrespiratorio”. Al momento del alumbramiento, le habían dicho que era “sana”. La llevaron a control y le dijeron, después, que había muerto.

Para la denuncia judicial espera el resultado de la autopsia. “Mi hija de 17 años había comenzado con trabajo de parto el 5 de junio” y en la madrugada del 6 “me avisan que mi nieta había nacido en perfectas condiciones” con un poco más de 3 kilos y que la madre también se encontraba en buen estado de salud, dijo Romina Cejas, la abuela de una beba fallecida, a El Doce Tv.

En la madrugada del 7, le notificaron que la nena había muerto por una “descompensación” que le había ocasionó dos paros cardiorrespiratorios.

Vanesa Cáceres es otra madre que acudió a la Justicia. Su bebé murió 11 horas después de nacer “sano”. A ella le informaron que había tenido una arritmia.

La investigación sobre las muertes de los bebés en el Hospital Materno Neonatal, que funciona en el barrio Poeta Lugones, en el noroeste de esta capital provincial, conmociona a la sociedad cordobesa.

La causa, según relató en conferencia de prensa el fiscal Garzón, se inició por la denuncia de un “ciudadano que aporta esta preocupación”, puntapié que lo llevó a realizar los allanamientos. “No era familiar de los bebés”, precisó el funcionario, y agregó que en dos casos fue el propio centro de salud el que “judicializó”.