Del enojo de Laura Linney a la mala audición de Julia Garner: cinco cosas que no sabías de Ozark

·6  min de lectura
Laura Linney y Jason Bateman en Ozark
Netflix

Cuando en 2017 Netflix estrenó la primera temporada de Ozark, el thriller concebido por Bill Dubuque y Mark Williams fue inmediatamente comparado con nada menos que una de las mejores series de todos los tiempos: la gran Breaking Bad, de Vince Gilligan.

A fin de cuentas, teníamos a un “hombre común” de protagonista, Marty Byrde (Jason Bateman), un asesor financiero de vida apacible que despuntaba el vicio por lo criminal lavando dinero de un cartel de droga de México hasta que un error lo obligaba a mudarse con su esposa Wendy (Laura Linney) y sus hijos a la región montañosa de Ozark para enmendar el vínculo con su entonces lapidario empleador, Del (Esai Morales).

Sin embargo, la serie terminó demostrando que tenía mucho combustible para diferenciarse de la de Gilligan y que esas asociaciones primigenias eran, cuanto menos, apresuradas.

Este mes, Netflix estrenó la primera parte de la cuarta y última temporada del drama que le valió el Emmy a Jason Bateman como director, dos estatuillas a la extraordinaria Julia Garner, y que ratificó el enorme talento de Laura Linney como actriz, dándole forma a un personaje tan pluridimensional como el del resto del elenco. Y así, la serie que se estrenó como “pidiendo permiso” se terminó erigiendo en una de las más prestigiosas de la plataforma de streaming. A continuación, cinco “perlitas” sobre ella que muy probablemente desconocías:

1. Jason Bateman considera a Marty Byrde el mejor personaje de su carrera

Jason Bateman en Ozark
Jason Bateman en Ozark


Jason Bateman en Ozark

Para un actor habituado a la comedia gracias a la brillante Arrested Development y diversos largometrajes, el papel de Marty Byrde no solo implicó un gran desafío para Bateman sino también la exploración del hubris de ese hombre que es, lisa y llanamente, su arrogancia. En una entrevista con LA NACION, el actor, que también interpretó a un gran villano en The Gift, aseguró que Marty es el mejor personaje que llegó a sus manos.

“Me encantó abordar este papel porque, por un lado, estamos hablando de alguien que es muy fuerte en algunos momentos, pero que luego se quiebra y se muestra débil”, explicó el actor y añadió: “Tiene a su favor su gran inteligencia para justificar sus acciones. A todo lo que hace, a todo lo mal que se maneja, le encuentra siempre una razón con la que puede vivir. De esta manera, rompe leyes y lidia con lo criminal, pero está convencido de que es para mejorar su situación personal y la de su familia. Sin embargo, creo que eso mismo es un problema”, expresó Bateman entonces.

2. El enojo de Laura Linney que alteró la serie

Laura Linney, en la cuarta temporada también formará parte de la producción de la serie
Netflix


Laura Linney, en la cuarta temporada de la serie (Netflix/)

Cuando a la actriz nominada al Oscar le ofrecieron el rol de Wendy Byrde, sintió que se lo estaban proponiendo bajo la poca feliz nomenclatura de “la esposa de”. En ese momento se sintió molesta por lo que eso implicaba y directamente decidió declinar la oferta de los showrunners. El panorama se fue modificando cuando entró Bateman en escena -quien ya tenía el aval de dirigir episodios y de oficiar de productor ejecutivo-, con quien tuvo una charla sincera sobre lo que quería para el papel de Wendy, quien en los primeros guiones no tenía demasiado peso y, como la propia actriz explicó, efectivamente respondía a una caracterización obsoleta. De esta manera, se alteraron notablemente los rasgos del personaje y se le brindó a Linney la posibilidad de poner su voz en los guiones, un verdadero avance para la industria televisiva en la cual los roles femeninos no siempre encuentran su merecido lugar.

3. La negativa de matar a los personajes secundarios

Ozark
Netflix


Por su temática y tono, Ozark fue varias veces comparada con Breaking Bad (Netflix/)

Una serie como Ozark, ya desde su primer episodio, “Sugarwood”, nos prepara para que no les tomemos demasiado afecto a roles secundarios porque, dada la historia, es muy probable que sean sacrificados en su vertiginosa narrativa. En una entrevista con The Hollywood Reporter, Jason Bateman admitió que desde que se estrenó la producción en 2017 que le cuesta analizarla como protagonista, director y productor, y que su mirada es análoga a la del espectador. Por lo tanto, reveló que estaba completamente negado a que se mataran a ciertos personajes. “Es medio egoísta lo que siento pero la verdad es que no me gusta cuando un actor deja la serie y nosotros hemos tenido grandes actores. Es terrible despedirse de ellos, supongo que es el precio a pagar a la hora de hacer una serie de este género. Tenés que tener la capacidad de realizar grandes movimientos porque así es el escenario actual”, explicó Bateman en relación a los giros de guion y lo que eso significa para el cast y los personajes de reparto.

4. La “mala” audición de Julia Garner

La actriz Julia Garner con su segundo Emmy por Ozark
Viva Asia Magazine


La actriz Julia Garner con su segundo Emmy por Ozark ( Viva Asia Magazine/)

Uno de los grandes atractivos de Ozark es, sin dudas, el personaje de Ruth Langmore que interpreta Julia Garner. Su actuación es tan indeleble y tan diferente a lo que la actriz de 27 años venía haciendo -como fue el caso de su gran intervención en The Americans- que por momentos llegó a opacar a sus colegas. Por lo tanto, cuesta creer que la joven pudo haber fallado cuando audicionó para el papel, situación sobre la cual la actriz, quien ya tiene dos Emmy en su haber por su personificación de Ruth, se explayó con honestidad. “Quería tanto el rol que decidí hacer un acento de Missouri en la audición”, le contó a la publicación Fashion Magazine. “Pero cuando entré a la sala y empecé a escuchar al resto de los actores advertí que ninguno estaba usando el acento, pero igual me ceñí a esa decisión porque me había olvidado la letra”, explicó.

Jason Bateman en un imperdible mano a mano con Julia Garner
Gentileza Netflix


Jason Bateman en un imperdible mano a mano con Julia Garner (Gentileza Netflix/)

Garner también manifestó que, al salir del lugar, estaba convencida de que no la iban a llamar más por la manera en la que improvisó. Afortunadamente, estaba equivocada. Tanto Dubuque como Williams aseguraron que la energía que le imprimió la actriz al papel no solo los persuadió de ofrecerle dicho rol sino que también decidieron que Ruth sea más relevante en la historia de lo que habían concebido originalmente.

5. Bateman supo cómo iba a terminar la serie hace dos años

Ozark, en plena despedida
Ozark, en plena despedida


Ozark, en plena despedida

Al ser un hombre orquesta de la ficción, Bateman se encuentra inevitablemente inmerso en su proceso creativo, por lo cual fue imposible no revelarle el final de la serie incluso mucho antes del incidio del rodaje. “Las ideas son muy buenas, lo que sucede en el último capítulo de la serie lo sé, y creo que es genial”, le contó el actor a IndieWire en 2020, en plena rueda promocional de la tercera temporada de Ozark, cuando el guion de la cuarta entrega ya estaba terminado. De todos modos, no añadió ningún detalle que pudiera despertar especulaciones de los fanáticos que aguardan el estreno de la segunda tanda de episodios con los que la producción se despedirá de la pantalla este año.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.