Anuncios

Eric del Castillo sigue trabajando en TV a sus casi 90 años, pero se va sintiendo solo

El actor siente tristeza por haber tenido que despedir a la mayoría de sus compañeros de generación

Cerca de cumplir 90 años, el actor Eric del Castillo sigue en activo pero se siente solo porque han fallecido casi todos los actores de su generación.   (Photo by Victor Chavez/WireImage)
Cerca de cumplir 90 años, el actor Eric del Castillo sigue en activo pero se siente solo porque han fallecido casi todos los actores de su generación. (Photo by Victor Chavez/WireImage)

Cerca de cumplir los 90 años, Eric del Castillo continúa en activo como parte del elenco de la telenovela Vivir de amor, nueva producción de Televisa-Univisión.

Su presencia destaca en las grabaciones porque es la única celebridad con más de 50 años de trayectoria en el reparto. Eso a él lo hace sentir extraño, ajeno al resto de sus compañeros. Pero no porque no los aprecie, sino porque ninguno forma parte de su generación.

Agradecido con la oportunidad de tener empleo a su edad siendo aceptado por nuevas generaciones, al actor le da gusto compartir escenas con nuevos y jóvenes talentos abriéndose camino, pues eso le recuerda sus inicios. También le agrada brindar consejos o sugerencias a quienes se lo solicitan. “Me da felicidad ver que hay tantos compañeros jovencitos que empiezan sus carreras. Y me da alegría por el entusiasmo que le ponen a sus personajes, a su carrera", comentó a TVyNovelas.

Pero no todo es tan optimista en su forma de apreciar las cosas respecto a la actualidad. En su interior guarda una pena particular por saberse uno de los últimos actores vivos de su época. Junto a Armando Silvestre (97 años), Sergio Corona (95 años) y Alfonso Arau (91 años), Eric del Castillo se mantiene como uno de los histriones que forjaron su nombre estelar desde la década de los 50. En su caso, al igual que Corona, todavía con presencia en pantalla. Silvestre está retirado desde 2016 y Arau se enfocó en la dirección de cine.

La congoja de Del Castillo ha venido de menos a más por los decesos registrados en este 2023. Los fallecimientos de Ignacio López Tarso, Andrés García y Fernando Almada le causaron dolor. Asimismo, esas pérdidas le han llevado a la profunda reflexión sobre la soledad en la actuación dentro del contexto de la tercera edad: “Me da tristeza porque no tengo ya compañeritos. Tendré uno o dos, se me han ido mis amigos, me estoy quedando solo”.

Puede decirse que Eric del Castillo ha enterrado a todos los actores de su generación. Compartió foros y escenarios en teatro, cine y televisión con un sinfín de celebridades que poco a poco se han ido, como Julio Alemán, Joaquín Cordero, David Reynoso y Mario Almada, luminarias con quienes entabló relaciones profesionales y amistosas duraderas que ahora son nostalgia.

La soledad que siente igualmente se extiende hacia sus compañeras. Primeras actrices como Silvia Pinal (92 años), María Victoria (96 años), Queta Lavat (94 años) y Elsa Aguirre (93 años) son estrellas de su era que aún viven pero no actúan. Ninguna de ellas se mantiene vigente a cuadro en el plano actoral.

A la tristeza que enfrenta se suma la degeneración macular, enfermedad que le afecta la vista para ver de cerca o enfocar sus objetivos. No corre riesgo de ceguera, pero está imposibilitado a llevar a cabo actividades que son primordiales para él, como la lectura, algo con lo que aprende a vivir: “No puedo leer, pero me aprendo las cosas oyéndolas. Además me apoyo de la maravilla del apuntador electrónico”.

La situación que atraviesa Eric del Castillo es particular, incluso excepcional. Quedan pocas celebridades de su época con vida. Ya son leyendas, historia pura, y como testimonio está el legado de sus películas o telenovelas que pueden revisarse hoy día gracias a las plataformas de streaming y tecnologías.

Para contrarrestar la melancolía, el primer actor se dedica de lleno a trabajar. Así lo hará hasta que el cuerpo se lo permita. Quiere continuar haciéndolo tal como lo hizo desde sus primeras obras de teatro en 1956, sus primeros protagónicos en cine y su incursión en la televisión. Atrás dejó a los galanes y villanos que interpretó para aceptar personajes no tan malos o bonachones que, de paso, visibilicen a los adultos mayores en las tramas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Ozzy Osbourne se niega a actuar en el escenario en silla de ruedas