Anuncios

Erik Rubín, el famoso vilipendiado que no se deja envenenar ni en su peor momento

Erik Rubín es una celebridad que ha sabido abordar la insistencia de la prensa y no pierde la compostura.  (Photo by Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images)
Erik Rubín es una celebridad que ha sabido abordar la insistencia de la prensa y no pierde la compostura. (Photo by Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images)

Una de las celebridades más buscadas y solicitadas por la prensa es Erik Rubín. Es abordado constantemente para preguntarle sobre controversias y polémicas que en ocasiones no tienen que ver con él. A pesar de la insistencia por obtener sus declaraciones y ser incomodado de manera reiterada con algunos temas, el cantautor atiende con amabilidad a los reporteros.

La compostura que guarda para no perder los estribos y no ser grosero es digna de resaltar. En primera porque no se trata de una figura del ambiente artístico que recurra a la práctica de exigir reflectores para llamar la atención con exabruptos o conductas impropias. En segunda porque pocas veces le cuestionan acerca de su trabajo y su carrera profesional. Al menos así ha sido la tónica de los últimos meses.

Al haber sido pareja de Andrea Legarreta se expuso a ser más observado, seguido y criticado, pues los dos son parte del mundo del espectáculo. Eso se potenció cuando anunciaron su separación. Desde que dieron a conocer que decidieron vivir juntos pero separados, las críticas aumentaron. Y no solamente eso. Se transformó en un personaje al que se le construyeron rumores sobre infidelidades, presunta homosexualidad y romances.

Recientemente desmintió la noticia de un nuevo noviazgo que le especularon por comer junto a una mujer. A mediados de febrero se pronunció al respecto: “... Apio, Mónica Noguera. ¿Dónde está Mónica Noguera? Ahora con esta chica. Lo más interesante es que sacan fotos donde estamos sentados y donde supuestamente nos estamos agarrando de la mano. (...) Esto es totalmente una mentira”.

Cuando no es por supuestos affaires, le preguntan sobre las polémicas en que se ha visto envuelta Andrea Legarreta, o su opinión sobre el noviazgo de su hija Mía con Tarik Othon. Luego de los señalamientos que hizo Anette Cuburu acerca de su excompañera en Hoy como causante de su divorcio, Rubín recurrió a grabar un video y publicarlo, anticipándose así a ser interrogado por los medios de comunicación. Se posicionó a favor de la madre de sus hijas pidiendo a Cuburu presentar pruebas de sus dichos.

Pero no siempre puede esquivar a la prensa. Tal como sucede con muchas celebridades, el cantautor también ha sido recibido por reporteros que hacen guardia en los accesos de llegadas nacionales e internacionales del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. En febrero de 2023 fue cuestionado acerca de su separación con Andrea Legarreta y de sus vínculos con Apio Quijano.

Amable y accesible, Rubín conminó a los representantes de los medios para que le preguntaran lo que quisieran. Les hizo saber que estaba abierto y dispuesto a responder todas las dudas. Con humor e inteligencia, el músico supo conducir en calma los cuestionamientos orientados al polémico beso entre Apio y él: “Esto es ejemplar, abordar las cosas y enfrentarlas. Nosotros estamos en un momento donde necesitamos darnos cuenta dónde estamos parados y para tomar esta decisión (darnos un beso) nos llevó mucho tiempo. Es increíble que todo se vuelva en un romance con Apio”.

En alfombras rojas no es la excepción. Sea en conciertos, obras de teatro o funciones de prensa, Rubín es interrogado. En caso de no haber nuevas controversias, se le solicita hablar sobre lo mismo que ha expresado en ocasiones anteriores. Aún así responde, e incluso con sentido del humor para bromear. No es alguien agresivo y mantiene estabilidad emocional a pesar de lo que se le demanda contestar.

A veces atiende a reporteros con el corazón destrozado y la mente afectada. En enero de 2024 falleció su tía Amparo Rubín, compositora y productora musical que él desde chico catalogó como una mentora. Fue pieza clave en su carrera artística para aprender composición. A nivel personal, tal como lo refirió, fue su segunda mamá.

Un mes después del deceso de su tía falleció su abuela, Ofelia Tagle, otra mujer fundamental en su vida para abrazar la música como compañera y estilo de vida. En 2020, por ejemplo, compartió con gusto en redes sociales la foto de la señora Ofelia siendo joven y tocando el piano en un recital como concertista. Estaba orgulloso de ella. Presumía con agrado que en sus venas corre sangre artistica; la música le fue instruida por las mujeres en su familia.

Con lutos encima, con críticas a su exesposa y madre de sus hijas, con percepciones negativas hacia su hija por renunciar a los apellidos para construir una carrera en solitario, con especulaciones de romances que no existen, con lo que sea, pase lo que pase, Erik Rubín mantiene la cordura, la ecuanimidad y el respeto para atender a la prensa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La pasarela de moda que destapó una triste realidad de México