La esposa de Will Smith reconoce públicamente que tuvo una relación extramatrimonial

Teresa Aranguez
La esposa de Will Smith reconoce públicamente que tuvo una relación extramatrimonial

Más de 28 millones de personas les miraban. Era uno de los momentos más esperados. Se decía, se comentaba, que Jada Pinkett y Will Smith pasaron por una muy mala racha hace unos años y la sombra de la infidelidad acompañaba a la pareja. Sin embargo, nunca se confirmó nada.

Hasta esta semana. En un one to one a través de su perfil de Facebook, la actriz se sentó frente a frente con su esposo para hablar de esa etapa tan crítica de su vida y su relación. Sincera y mirándole a los ojos, le reconoció algo que él ya sabía y que ahora querían hacer público para cerrar el tema: sí, tuvo una relación extramarital hace cuatro años.

Jada puso nombre y cara a la persona, fue el cantante August Alsina. "Empezamos una amistad, nos convertimos en grandes amigos y todo empezó porque él necesitaba ayuda y yo estaba dispuesta a hacerlo", comienza su testimonio. "En ese momento tú y yo estábamos atravesando un momento muy difícil", prosigue.

En esta Red table talk, como se llama oficialmente este espacio, ambos reconocieron que estaban separados temporalmente y con pocas ganas de volver. "Estaba harto de ti. Decidimos separarnos por un tiempo y tú ibas a descubrir cómo ser feliz y yo iba a descubrir cómo ser feliz", dijo Will con una medio sonrisa.

Fue así que Jada comenzó un tórrido romance con August que no duraría demasiado pues se percató de que la felicidad no se trataba ni estaba en otra persona, sino en su interior. "En el proceso de esa relación me di cuenta definitivamente que uno no puede encontrar la felicidad fuera de uno mismo", siguió reflexiva.

Aquello que pudo haberles separado para siempre les unió mucho más hasta tal punto de reconciliarse y llegar a ser más felices que nunca. Después de 25 años de relación, ambos reconocen haber sabido encontrar el balance que hace que su matrimonio se mantenga vivo y fuerte.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

"Empezamos siendo muy jóvenes y estábamos rotos cada uno a su forma y ser capaces de cometer errores sin el miedo de perder a tu familia es tan crítico", añadió Will desde el corazón. "Una de las cosas que más me hace sentir orgullosa de nosotros es que hemos llegado a ese lugar nuevo de amor incondicional", le contestó Jada emocionada.

Aunque ahora todo parece ir viento en popa el protagonista de Independence day reconoció que pensaba que nunca más hablaría a su mujer. "El hecho de que te haya hablado de nuevo es un milagro", dijo provocando la carcajada de la madre de sus hijos.

Lo tenían muy difícil, no pensaban que harían las paces, pero lo consiguieron y ahora están más felices que nunca, con esa madurez y confianza que dan los años. ¡Enhorabuena pareja!