Anuncios

Estimular en exceso a tus hijos puede causar hiperactividad, según estudio

Cada día me sorprende la forma en cómo aprende mi hijo y obvio, me siento muy orgullosa; con tan sólo 3 años ya sabe contar, identifica su nombre, organiza juegos con adultos y mil cosas más.

Pero, algunos familiares que han estudiado psicología y pedagogía me hicieron una advertencia: “Cuidado con la sobreestimulación”.

Resulta que un estudio del Mind Moves Institute, de Sudáfrica, revela que estimular en exceso a los pequeñines causa una pérdida de capacidades y aumenta el riesgo de que desarrolle trastornos como la hiperactividad.

Pero, ¿cómo voy a saber que está sobreestimulado, si a mí me parece que es normal y sorprendente?

Especialistas del Mind Moves Institute, de Sudáfrica destacan algunos comportamientos para identificar si nuestros hijos lo están:

  • 1. Se muestra irritable gran parte del tiempo

  • 2. "Cierra" o se niega a participar en actividades y/o interactuar con otras personas o niños

  • 3. No quiere tocarse o ser tocado

  • 4. Se sobreexcita

  • 5. Se tapa los ojos alrededor de luces brillantes

  • 6. Hace un mal contacto visual

  • 7. Cubre sus orejas para cerrar sonidos o voces

  • 8. Se queja de ruidos que no afectan a otros

  • 9. Tiene dificultad para concentrarse en una actividad

  • 10. Salta constantemente de una actividad a otra (no completa las tareas)

  • 11. Es sobre-sensible al tacto, al movimiento, a las vistas y/o sonidos

  • 12. Experimenta tensión muscular

  • 13. Se enoja de repente y “explota”

  • 14. No puede dormir bien y se observa fatigado

¡Respeta su desarrollo!

​Incluso, puede aumentar el nivel de estrés en nuestros hijos o sentirse frustrado porque no logró el objetivo deseado, pone menor atención o no se puede concentrar.

Está bien guiar a nuestros hijos para que aprendan y desarrollen su pensamiento, pero JAMÁS, JAMÁS los OBLIGUEMOS o les EXIJAMOS aprender cosas que no van de acuerdo a su edad o su desarrollo, porque esto no los harían genios, al contrario, haría mucho daño a su autoestima.

Fuente: Mind Moves Institute