El momento que cambió la vida de Eugenio Derbez cuando estaba decidido a jubilarse

Durante años, Eugenio Derbez se había hecho de una zona de confort en Televisa, con exitosos programas y una trayectoria que era sinónimo de audiencia segura. Con todo a su favor, pensaba jubilarse joven, pero hubo algo que lo cambió todo.

Foto: REUTERS/Mario Anzuoni

En una reciente entrevista, el actor confesó que su plan era retirarse a los 45 años (ahora tiene 58). Y llegado el momento, justo cuando pensó que nada más pasaría, llegó el giro que transformó todo.

“Estaba pensando retirarme máximo a los 50, y de repente me cambió la vida. Hice ‘No se aceptan devoluciones’. Te lo juro que yo estaba planeando mi retiro a los 45 y mira, de repente la vida me pone en otro lugar y estoy empezando una carrera de cero en otro país y en otro idioma y me siento con la misma hambre que tenía a los 17, te lo juro”, declaró.

La zona de confort

Sin duda, en Televisa, Eugenio contaba con una empresa que parecía que le apoyaba en lo que pidiera. Como muestra, tenemos el último capítulo de ‘Derbez en cuando’, en 1999, en el cual la televisora le permitió contar con figuras en ese momento emblemáticas para la firma, como Jacobo Zabludovsky, Adal Ramones y hasta el mismísimo Andrés Bustamante (quien trabajaba en la competencia), en su papel de ‘Ponchito’.

O qué tal con el cierre de ‘XHDERBEZ’, en 2004, cuando contó con un sketch con la entonces Primera Dama de México, Marta Sahagún.

Sí, parecía que Eugenio lo tenía todo. Sin embargo, quería ir por más… y lo hizo. ‘No se aceptan devoluciones’ catapultó su carrera y la llevó a otro nivel. Sus esfuerzos dieron frutos y lo trasladaron a Hollywood, desde donde no ha parado de trabajar con un proyecto tras otro, tanto como actor, como director y productor.

Como director, quiero tener una voz muy única. Quiero hablar de cosas que toquen a la gente y que puedan cambiar al mundo, porque siento la necesidad y las ganas de hablar de cosas que hagan una diferencia en la sociedad”, explicó.

También te puede interesar: Eugenio Derbez: “El doblaje es de lo más difícil de la actuación”

La disciplina

Por supuesto, el camino no ha sido fácil. Y así lo dice él mismo: “Cuando me fui a Estados Unidos tenía muy claro que no quería abandonar lo que ya había logrado”.

Y ante un reto tan grande, implementó una disciplina que incluso a la fecha mantiene. “Me levanto todos los días a aprender inglés, a ir a las oficinas, a pedir trabajo. Estoy pasando por el mismo proceso de cuando tenía 18 años y eso me da mucha energía, me da mucha hambre, tengo que ir al gimnasio y tengo una niña chiquita y sí me siento como chavito”, añadió.

También te puede interesar: Eugenio Derbez apuesta por filmes que generen cambios

Pero por encima de todo, detrás de ese hombre que pensaba retirarse joven luego de permanecer en una zona de confort, está lo que quizá se ha convertido en una de sus grandes lecciones. “La verdad, a mí me da compasión la gente que de repente está en un trabajo que no le gusta. Yo digo que por más bien que te paguen, cámbiate de trabajo”.

Sin duda, la disciplina es lo que le ha servido a Eugenio Derbez para continuar con una carrera constante fuera de su país. ¿Qué seguirá en su carrera?

@braham_MV