El éxito viral de 'Miércoles' podría tener efectos colaterales

Jenna Ortega como Miércoles Addams (Foto: Netflix)
Jenna Ortega como Miércoles Addams (Foto: Netflix)

Miércoles se ha convertido en la nueva sensación de Netflix. Según cifras de la plataforma, la serie de Tim Burton protagonizada por Jenna Ortega se erige como uno de los títulos más exitosos de todo el histórico del servicio de streaming. En sus doce primeros días desde su debut, el periodo que comprende desde el 23 de noviembre al 4 de diciembre, este spin-off de La familia Addams ha sido visto por más de 115 millones de hogares y acumula 752,52 millones de horas visualizadas.

Se trata de cifras estratosféricas que la posicionan como la tercera serie de habla inglesa más exitosa de la historia de Netflix, solo superada (de momento) por la cuarta temporada de Stranger Things y Dahmer, que registraron más de mil millones de horas en los 60 días posteriores a su lanzamiento. Además, si nos movemos al terreno global donde títulos como El juego del calamar o La casa de papel también se cuelan en el ranking, entraría dentro del top 5. Y es que no hay más que darse una vuelta por internet para ver que esta ficción adolescente de misterio, comedia y terror está marcando tendencia como pocas otras.

Una de las razones de su éxito se encuentra en su viralidad en redes como TikTok, donde escenas como el baile de Jenna Ortega en el cuarto episodio no tardaron en convertirse en tendencia entre los usuarios de la red social. No hay más que ver que Bloody Mary, la canción de Lady Gaga que los tiktokers han usado en lugar del tema Goo Goo Muck de The Cramps que suena en la secuencia, no para de ascender en las listas de éxitos. Y eso que hablamos de un tema de 2011 que parecía caído en el olvido.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Y es que esta serie de Netflix dirigida por Tim Burton ha dado con una de las claves del éxito de los productos juveniles actuales, ofrecer contenido tentador de compartir, editar y replicar en redes como TikTok que se traduzca en miles de publicaciones que tienten a catar y disfrutar del producto en cuestión. Desde luego, todo un logro que apunta a que muchas series y películas que buscan arrasar entre los jóvenes van a intentar replicar. Y esto podría suponer un problema de cara a las producciones audiovisuales que veremos en los próximos años, porque, en lugar de poner el foco en la calidad del producto los esfuerzos se centrarían en construir momentos. Y no hay más que ver avances de próximos estrenos.

Por ejemplo, sin ir muy lejos, el próximo mes llega a los cines Megan, cinta de terror de Blumhouse Pictures para el público adolescente que recupera las historias de muñecos asesinos. Sin embargo, como bien parece indicar su baja calificación para mayores de 13 años en Estados Unidos, su foco no parece estar puesto en lograr una experiencia terrorífica e intensa, sino más bien en que su personaje trascienda al terreno de lo viral, como bien apuntaba su tráiler.

En el avance, su muñeca protagonista no paraba de hacer movimientos y bailes extravagantes que eran carne de ser imitados y difundidos en TikTok. Y en efecto así ocurrió, creándose una tendencia viral con la que usuarios difundían ediciones o imitaciones de sus bailes. Es decir, que se trata de un producto previamente concebido para buscar este objetivo.

Aún no sabemos si la película será buena o mala, pero, a priori, parece que esto dará igual si la atención del público ya está puesta en ella y el target joven que usa TikTok y que se erige como su público potencial va a tener en mente acercarse a verla. De hecho, Blumhouse, productora detrás de títulos como Insidious o La purga, ya saboreó las mieles de lo viral con cintas como El sótano de Ma, donde los memes surgidos en base al personaje de Octavia Spencer no paraban de sucederse en redes como Twitter o Instagram aumentando el interés e iconicidad del título. Y Megan parece seguir el mismo camino.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pero, como digo, que a la larga esta tendencia de alcanzar lo viral se convierta en habitual va a generar problemas serios, porque va a ser difícil no percatarse de escenas que fuerzan esta tendencia, que se descuida el contenido narrativo y que la buena calidad pase a estar en un segundo plano. O al menos es lo que me da que pensar que lo más comentado de Miércoles esté siendo su icónico baile viral.

Más historias que te pueden interesar: