Anuncios

El exorcista: Believer lanzó su primer trailer, con el regreso de Ellen Burstyn como Chris MacNeil

El exorcista: creyentes lanzó su primer trailer, con el regreso de Ellen Burstyn como Chris MacNeil
El exorcista: creyentes lanzó su primer trailer, con el regreso de Ellen Burstyn como Chris MacNeil

A 50 años de su estreno, El Exorcista tendrá una nueva entrega, y el trailer oficial ya está disponible. Chris MacNeil (Ellen Burstyn) está de vuelta, una vez más, enfrentándose a un par de niños poseídos en un nuevo largometraje basado en la popular historia.

Al igual que la primera versión del clásico de terror estrenado en 1973, El exorcista: Believer contará con la actuación de la actriz que ya estuvo en la primera de las entregas para retomar su rol y, desde su experiencia como madre de Reagan (Linda Blair), darle consejo a los padres de dos niñas que se encuentran poseídas .

Esta nueva entrega es un proyecto de David Gordon Green, que realizó un movimiento similar con la franquicia Halloween al traer de vuelta a Jamie Lee Curtis para un trío de películas entre 2018 y 2022. Del mismo modo, El exorcista: Believer también es el comienzo de una nueva trilogía.

La nueva película sigue a las familias de dos niñas que parecen estar poseídas después de desaparecer durante tres días en un bosque. Cuando las imágenes muestran a las chicas completamente fuera de sí, hablando en lenguas extrañas y cubiertas de sangre, sus padres piden ayuda a MacNeil quien admite que tiene “más experiencia de lo que me gustaría” en posesiones.

La película está protagonizada también por Leslie Odom Jr., Lidya Jewett, Olivia Marcum, Ann Dowd, Jennifer Nettles y Norbert Leo Butz. La fecha de estreno en los Estados Unidos está prevista para el 13 de octubre . Universal también confirmó el martes que la segunda entrega de la nueva trilogía, El exorcista: Deceiver, llegará a los cines en abril de 2025.

Sinopsis

Desde la muerte de su mujer embarazada en un terremoto en Haití hace 12 años, Victor Fielding (Leslie Odom Jr.) ha criado solo a su hija, Angela (Lidya Jewett). Pero cuando Angela y su amiga Katherine (Olivia Marcum) desaparecen en el bosque, para regresar tres días después sin recordar lo que les ocurrió, se desencadena una cadena de acontecimientos que obligarán a Victor a enfrentarse al nadir del mal y, en su terror y desesperación, buscar a la única persona viva que ha presenciado algo parecido antes: Chris MacNeil.

El exorcista

En la película
En la película "El exorcista", la niña poseída por el demonio se suspende en el aire. - Créditos: @GETTY IMAGES

Al momento de su concepción, El exorcista era una película que parecía imposible de hacer por los efectos especiales –levitación, posesión, cabeza giratoria- ya que la técnica del momento era muy precaria para conseguir efectividad y sortear el ridículo.

Tras una exhaustiva búsqueda, se decidió que William Friedkin sea el director del largometraje. Luego de rechazar varios nombres importantes, finalmente se decidió por Jason Miller para el protagónico, un actor sólido aunque no demasiado famoso. Esa fue su estrategia en el reparto: Max von Sydow, Ellen Burstyn, Lee J. Cobb, todas figuras que le garantizaban un prestigio impensado para una película de terror, pero que nunca le arrebatarían el liderazgo como creador a él.

La elección de Linda Blair para el papel de Regan, la nena poseída, fue más difícil. Friedkin en persona entrevistó a numerosas aspirantes hasta que vislumbró en el carácter de Blair, de solo 12 años, la intensidad necesaria para manejar los aspectos más macabros del guion sin perder la apariencia de una preadolescente.

William Friedkin y Linda Blair, en el set de El exorcista
William Friedkin y Linda Blair, en el set de El exorcista - Créditos: @Photoshot

El rodaje de El exorcista comenzó el 14 de agosto de 1972 en la ciudad de Nueva York. El presupuesto inicial de cuatro millones de dólares se disparó a 12 millones y medio. Nadie gastaba esa cifra astronómica en una película de terror: refrigerar el set en la escena de la posesión para captar la brumosa respiración de los presentes supuso una fortuna en aire acondicionado; el final exigió el traslado de gran parte del equipo a Irak para filmar en locación; y la mezcla de sonido definitiva duró ocho semanas porque a Friedkin no lo convenció el trabajo de Lalo Schifrin y exigió reemplazarlo.

Cuando los ejecutivos del estudio vieron la copia terminada de El exorcista se quedaron pasmados. No sabían realmente lo que tenían entre manos y decidieron estrenarla el 21 de diciembre de 1973 sin preestreno alguno, por miedo a la reacción de la opinión pública. Finalmente se terminó convirtiendo en un gran éxito y superando las expectativas de todos.