Anuncios

Fantasmas, depresión y problemas judiciales: personajes que casi le arruinan la vida a los actores que los interpretaron

Fantasmas, depresión y problemas judiciales: personajes que casi le arruinan la vida a los actores que los interpretaron
Fantasmas, depresión y problemas judiciales: personajes que casi le arruinan la vida a los actores que los interpretaron

Meterse en la piel de un personaje, lograr una identificación plena con su historia, sus sentimientos y emociones es, sin dudas, uno de los mayores desafíos para cualquier actor o actriz. Desafío que no solo pasa por el aspecto físico, sino por entender y experimentar casi en carne propia las experiencias, emociones y decisiones del personaje. Sin juzgarlos, sin sentir pena por ellos, sino haciéndolos carne.

Pero, ¿qué sucede cuándo se invierte ese juego de roles? ¿Qué ocurre cuando no es el intérprete el que se inmiscuye en la ficción, sino cuándo el rol o papel se apodera de su vida, cambiándola para siempre? Estos son casos de algunas estrellas de cine que han visto sus vidas trastocadas como consecuencia de un papel en una película . Artistas que vieron afectados sus matrimonios a raíz de un rol, que han deteriorado su salud mental, que han tenido problemas con la Justicia y hasta han puesto en riesgo su propia vida.

El papel que llevó a Nicole Kidman a la depresión

Nicole Kidman como Virginia Woolf, en Las horas
Nicole Kidman como Virginia Woolf, en Las horas

“Ponía piedras en mis bolsillos y me metía al río, una y otra vez. Nunca consideré realmente el peligro”, confesó Nicole Kidman en una entrevista a la BBC, luego de haber interpretado en Las horas a Virginia Woolf, la escritora que se suicidó en el río Ouse en 1941.

Pese a haber ganado un premio Oscar en 2003 por este papel, la australiana confesó que fue un trabajo que impactó negativamente en su salud mental. “ Estaba muy metida en ella, me encontraba en un lugar remoto y deprimido, no estaba en mi propio cuerpo ”, contó la actriz.

“ Virginia vino a través de mí, me convertí en un envase vacío. La depresión me golpeó ”, finalizó la actriz que por aquel entonces, además, acababa de separarse de Tom Cruise, luego de once años de relación y dos hijos en común.

Sharon Stone y una escena que le costó la custodia de su hijo

Sharon Stone junto a Michael Douglas en Bajos instintos
Sharon Stone junto a Michael Douglas en Bajos instintos

“Hoy todos andan caminando sin ropa por la televisión, pero unas décimas de segundos de mi posible desnudez me hicieron perder la custodia de mi hijo ”, declaró Sharon Stone en una reciente entrevista en el podcast Table for two with Bruce Bozzi. “El juez le preguntó a mi pequeño niño: ‘¿Sabés que tu madre hace películas pornográficas?’ –recordó furiosa la actriz -. Se consideró qué tipo de madre era porque hice esa película”.

La película a la que se refiere Stone es Bajos Instintos, film que marcó un antes y un después en su carrera y que la convirtió en un sex symbol de los 90. En ella, la actriz interpreta a Catherine Tramell, una bella asesina investigada por el detective Nick Curran (Michael Douglas). La icónica escena que le trajo problemas con la Justicia fue la de un interrogatorio, durante el cual se cruza de piernas, usando un diminuto vestido blanco y sin llevar ropa interior.

Stone, quien hoy tiene 65 años, recordó esos años como los peores de su vida: “ Dejé de comer, me desmoroné y ni siquiera me di cuenta. Me acosté y me di por vencida. Terminé en una clínica por mis latidos de más en el corazón. Me rompió el corazón, literalmente me rompió el corazón ”.

Sin embargo, la actriz nunca dejó de luchar por la custodia de su primer hijo. “Durante 13 años, jugué un juego de ajedrez de custodia muy largo y muy difícil en un esfuerzo por conseguirle a Roan todo lo que pudiera para su salud y bienestar”, agregó.

La gota que rebalsó el vaso

Marilyn Monroe junto a Joe DiMaggio, en junio de 1955
Marilyn Monroe junto a Joe DiMaggio, en junio de 1955 - Créditos: @AP

La relación entre Marilyn Monroe y el jugador de beisbol Joe DiMaggio fue turbulenta desde un primer momento. Ambos se conocieron en 1952, y ya eran reconocidas estrellas del cine y del deporte. El flechazo fue inmediato, pero los conflictos no tardaron en aparecer: DiMaggio era extremadamente celoso y quería que la rubia se convirtiera en ama de casa dedicada únicamente a cuidar de su familia.

Se casaron el 14 de enero de 1954. Sus amplias sonrisas ocultaban una realidad oculta: Marilyn sufría depresión, era adicta a los fármacos y nunca había abandonado sus aventuras con otros hombres. A él lo dominaban los celos y, según cuentan varios testigos de la época, era muy violento.

El final de la pareja se precipitó cuando la rubia debió interpretar la escena más icónica de su carrera. Era 1954 y estaba filmando La comezón del séptimo año, dirigida por Willy Wilder. El rodaje transcurría en la avenida Lexington y la 42, en la ciudad de Nueva York. Marilyn debía pararse sobre una boca de subterráneo y dejar que una bocanada de aire levantara su pollera blanca. Joe observaba el rodaje, entre una multitud de curiosos que silbaban y gritaban groserías.

Tras dejar el set de filmación furioso, la esperó en el cuarto de hotel donde discutieron a los gritos. Unos días después, Monroe anunció su divorcio . DiMaggio, quien pese a no ser más su marido acompañó y ayudó a la actriz hasta sus últimos días, siempre culpó a Hollywood por el triste final de su historia de amor.

Heath Ledger y las especulaciones sobre su muerte

Heath Ledger en Batman: el caballero de la noche
Heath Ledger en Batman: el caballero de la noche

La muerte de Heath Ledger conmovió al mundo. Era joven y una de las grandes promesas de Hollywood. Se había destacado con su trabajo en Secreto en la montaña, pero con su papel de Joker en Batman: el caballero de la noche demostró ser uno de los mejores actores de los últimos tiempos.

Sin embargo, antes de poder ver la película en los cines y escuchar las repercusiones y buenas críticas que despertó su actuación, fue encontrado muerto en su departamento de Manhattan. La autopsia reveló que la causa de su muerte fue una sobredosis accidental de medicamentos usados para tratar la ansiedad, la depresión y el insomnio.

“Él sufría de insomnio porque tenía ansiedad con episodios depresivos, lo que generaba que tomara medicamentos”, declaró su exmujer, la también actriz Michelle Williams y con quien tuvo a su única hija, Matilda.

Heath Ledger murió a los 28 años, el 22 de enero de 2008
Heath Ledger murió a los 28 años, el 22 de enero de 2008

Si bien no hay pruebas o datos certeros que puedan afirmarlo, muchos medios especularon con que el papel del Joker contribuyó a acentuar la crisis emocional y la depresión de actor. Las conjeturas se basaron en que Ledger llevó al extremo su identificación con el personaje. Para prepararlo, se encerró durante seis semanas en una habitación de un hotel en Londres, sin comunicación alguna. Durante ese tiempo, escribió un diario íntimo donde volcaba pensamientos del Joker, su pasado, el origen de sus cicatrices e imágenes de personajes en los que se inspiró, como Alex de Large, de La Naranja Mecánica. Las imágenes de este diario, que finaliza con la frase “Bye Bye” (”adiós”), pudieron verse por primera vez en el documental Too Young To Die (”Demasiado joven para morir”).

Además, durante el rodaje de Batman, Ledger le pidió a su compañero Christian Bale que en las escenas de acción lo golpeara de verdad. Cuando éste se negó, Ledger comenzó a pegarse a sí mismo contra las paredes. Esta obsesión con el personaje, además, lo llevó a profundizar su ansiedad y a resentir, aún más, su capacidad de sueño y descanso.

Vera Farmiga, intimidada por un espíritu

Vera Farmiga en El conjuro
Vera Farmiga en El conjuro - Créditos: @Warner

Cuando Vera Farmiga decidió ponerse en la piel de Lorraine Warren, la médium protagonista de El Conjuro, nunca imaginó que comenzaría a ser testigo de eventos paranormales en su vida. La película, basada en hechos reales, cuenta la historia de una pareja de investigadores psíquicos que buscan ayudar a personas poseídas por espíritus maléficos.

Durante la preproducción, la actriz se reunió con el director James Wan para hablar sobre la película y el proyecto. Al volver de este encuentro y, luego de confirmar que aceptaría el papel, Farmiga abrió su laptop y encontró un rasguño en la pantalla, como si fuera la marca de tres garras. Este hecho se repitió varias veces durante la filmación.

Sin embargo, la cosa empeoró el día que terminó el rodaje. La actriz había vuelto a su casa, se acostó a dormir. Cuando despertó notó que tenía esa misma marca sobre uno de sus muslos. “También pasó con mi papel higiénico. Cada vez que saco una hoja, estas cinco pequeñas marcas de garras caen al suelo. ¡Lo digo en serio!”, contó Farmiga, quien en varias ocasiones mostró fotos o videos de sus experiencias paranormales.