Anuncios

Farnesio de Bernal, el querido actor mexicano que nunca olvidó su encuentro con María Callas

Farnesio de Bernal (Captura de video de YouTube)
Farnesio de Bernal (Captura de video de YouTube)

POR Alejandro Feregrino-. Trabajó con actores de la talla de Anthony Hopkins y Mario Moreno ‘Cantinflas’, fue querido y admirado por directores como Guillermo del Toro y durante su vida recibió importantes reconocimientos y homenajes, pero uno de los trabajos que Farnesio de Bernal -fallecido este viernes con 96 años- recordaba con más cariño fue aquella ocasión en la que compartió el escenario con la soprano María Callas.

Fue durante la adolescencia, en un concierto en Bellas Artes de la Ciudad de México. ‘Farne’ -como lo llamaban cariñosamente los que lo querían- rondaba los alrededores del recinto buscando la manera de ingresar para escuchar a la cantante de ópera más ilustre del siglo XX.

"Fue una noche en que iba a cantar la Callas, ¡María Callas!", recordaba emocionado de Bernal durante una entrevista con la revista Este País.

"¡Ay, Dios mío, qué hacemos, qué hacemos! Mi amigo y yo estábamos desesperados; caminamos alrededor del teatro y en una puerta lateral estaban contratando con urgencia para ‘comparsear’ -trabajar como extra- y fuimos, nos inscribimos y ‘comparseamos'".

"Imagínese, estaba yo en el escenario parado con una pose muy egipcia y la Callas junto a mí cantando. Así que puedo decir que trabajé con la Callas; fue maravilloso. Lo recuerdo con mucho gusto".

Un hombre queridísimo

En su cuenta de Twitter, el director Guillermo del Toro quiso dejar un recuerdo de su trabajo con ‘Farne’, a quien dirigió en Cronos y con quien coincidió durante la filmación de ‘Cabeza de vaca’, en la que el tapatío trabajó como diseñador de maquillaje.

En su breve mensaje, el director resaltó una gran cualidad que tenía de Bernal: “era queridísimo por todos”.

Nacido en Zamora, Michoacán, de Bernal era, sin lugar a dudas, un artista de peso completo. Tocaba el piano, fue actor y bailarín, algo que él consideraba lo mismo -"lo importante es la comunicación con el público"-, y también coreógrafo.

Debutó en 1949, bajo la dirección de Dagoberto de Cervantes con la obra ‘El hombre, la bestia y la virtud’, de Pirandello. A partir de ahí, nunca se detuvo.

Fue alumno de la bailarina Martha Graham y del actor André Moreau, a quien consideró siempre uno de sus grandes maestros; trabajó en teatro con Alejandro Jodorowsky, Juan José Gurrola y Ludwik Margules, entre muchos otros.

En cine lo dirigieron del Toro, Arturo Ripstein, Felipe Cazals, Alfonso Arau y Carlos Carrera.

También fue ampliamente reconocido. Recibió la Medalla Virginia Fábregas, con un homenaje del Taller Coreográfico de la UNAM y la Medalla Bellas Artes en 2011, elaborada en oro, algo que al actor le parecía muy positivo, pues decía que “cuando tenga un problema, la vendo”.

Pero para él, el mayor reconocimiento era seguir trabajando.

"Actuar es una maravilla, conectarse con la gente a través de un método, de la actuación, es algo que lo deja a uno muy, muy satisfecho".

Su último proyecto fue en 2020, con un monólogo titulado "Sobre el daño que hace el tabaco… y algo más", que transmitió vía Facebook la Compañía Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bella Artes y Literatura, a la que perteneció durante casi cinco décadas.

Hace apenas unos meses, en noviembre de 2022, la compañía le otorgó un reconocimiento especial por su desempeño magistral como actor.

"Estoy muy contento -dijo alguna vez- de haber podido trabajar, de haber podido bailar, de haber podido hacer todo lo que he hecho".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Así fue el último adiós de Andrés García; con música y el cariño de fans